Birth Control

 

Birth Control formaron parte de la escena Krautrock, y desde sus comienzos fueron tildados como un grupo de irreverentes y provocadores. Ahora son un clásico inconfundible dentro del género. Sobre esta banda vamos a aportar nuestro granito de arena intentando desglosar su historia y discografía hasta 1975, antes de empezar el declive musical del grupo.

A mediados de los sesenta, Birth Control eran una formación exclusivamente de versiones que tocaban en clubs de la vieja Berlín por pura diversión. Sus miembros procedían de varias bandas beat como The Earls o The Gents, entre otras. Lo que era por diversión y atrevimiento (su nombre lo cogieron de un comentario del Papa sobre el control de natalidad), acabó siendo un proyecto serio. Birth Control fue una banda que tuvo un constante movimiento de miembros. Pero en 1970, sacaron su primer disco con una primeriza formación estable: Bernd Koschmidder al bajo, Bernd Noske a la batería y voces, Bruno Frenzel a la guitarra y Reinhold Sobotta a los teclados. Fichados por la discográfica Metronome, se estrenaron en 1969 con un single incluyendo los temas "October" y "Freedom" (estos temas se incluyeron en la reedición en CD de su primer disco en Repertoire Récords). Desde el comienzo, apostaron por la provocación visual para las ilustraciones de sus portadas. Y como estreno, presentaron una caja de anticonceptivos con una foto de ellos en el centro, como portada de su homónimo primer disco. El nombre y el gusto por la ironía o el humor negro, les hizo llamar la atención en un mundo discográfico bastante saturado. Pero también tuvieron detrás sus detractores, como las asociaciones anti-aborto y otras de procedencia ultra católica, etc... Se hacían querer estos Birth Control.

 

En su debut, nos encontramos un estilo cercano todavía a los años sesenta con exceso de guitarra ácida y mucho órgano hammond. Se notaba que eran fieles seguidores de los Deep Purple época Rod Evans y de la formación The Nice, donde militaba el recientemente fallecido Keith Emerson. En temas instrumentales como "Recollection" encontramos ese regustillo por los desvaríos "rock + música clásica", en una imitación de los experimentos de las citadas bandas inglesas, o por lo menos esa parece la intención. Está claro, que fue un intento de rock progresivo primerizo. Destacando por encima de todo, la característica voz de Bernd Noske, algo que les dio entidad y un signo especial para toda la vida. Por aquella época, fueron la banda de acompañamiento de un tal Peter Orloff. Un cantante melódico al estilo de Camilo Sesto; incluso llegaron a grabar con él en el estudio, pero nunca aparecieron en los créditos. También en 1969, sacaron su tercer single: "Hope", con el que llegaron a tener un pequeño éxito, suficiente para apartarse de ser el acompañamiento de nadie y encauzar la carrera solo como Birth Control. Incluso tuvieron apariciones como actores en películas de serie B, y aportando temas para bandas sonoras. Está claro que estos tíos tenían el beneplácito del mundillo del espectaculo.

 


 

En 1971, para su segundo disco llamado Operation, cambiaron de discográfica, y esta vez fue OHR Records la elegida. Compañía independiente con Guru Guru, Tangerine Dream o Ash Ra Tempel entre sus fichajes. Y como no podía ser menos, la portada fue toda una provocación para beatas con cruz en mano. Mostraba un enorme insecto comiendo bebes recién salidos del vientre de su madre, de fondo el papa santificando... Iban a saco estos malditos degenerados. Algunos tenderos se negaron a vender este artefacto, por parecerles su portada demasiado ofensiva. Con provocación incluida, el disco fue muy bien recibido por los oyentes. Votado incluso en revistas musicales como una de las mejores publicaciones del año, y teniendo la banda apariciones en televisión. Y no es para menos, el estilo musical de Birth Control está bastante más asentado. Había más tablas, y se nota que sabían lo que hacían, o por lo menos lo que querían. Aquí nos encontramos con uno de sus discos mas hard-rockeros, Frenzel es quien tiene el dominio de todas las composiciones del disco (de hecho, siempre fue uno de los principales compositores del grupo). Algo que se nota, al tener bastante más presencia la guitarra, aunque sin dejar de lado el órgano. Es un disco bastante más agresivo que su anterior. Convirtiéndose en uno de esos primeros exponentes de heavy rock, al estilo de Uriah Heep o Lucifer Friend's. Tampoco sin dejar atrás el aspecto melódico, como la larga "Let Us Do It Now" al final del disco y aportando ese granito progresivo-experimental. Pero en temas como "Stop Little Lady", "Pandemonium" o "Flesh and Blood" nos encontramos pura energía canalizada. Un fantástico segundo disco y todavía no habían sacado lo mejor de sí, tenían carrete para rato.

 

1972 fue el gran año para Birth Control, aunque primeramente tuvieron una baja en su formación. Pues, Sobotta deja el grupo por razones de salud. Para sustituirlo ficharon a Wolfgang Neuser, organista procedente de una banda llamada The Mushrooms. Y más anteriormente, en los años sesenta, en una oscura banda llamada Eternal Light. También cambiaron de discográfica, firmando contrato con Columbia y entrando en el estudio para gestar un nuevo disco. El resultado fue uno de los grandes clásicos del rock alemán de los años setenta: Hoodoo Man. La prensa alemana los ensalzó como una de las mejores bandas nacionales. Con este disco llegaron a lo más alto, aunque en Inglaterra se les tachaba de plagiadores. No es para menos, Hoodoo Man tiene ecos de Emerson, Lake and Palmer en temas como "Suicide", de Quatermass en "Hoodoo Man" o de Atomic Rooster en "Get Down To Your Fate"... Aunque tampoco hay que quitarles mérito, es un fantástico álbum donde el órgano tiene más peso que cualquier otro instrumento, e impregnaron su música de cierto aire festivo y tribal. Raro en verdad, porque la música en el krautrock era sobria, triste y oscura. En ese aspecto, tienen muchas conexiones con la cultura ínglesa. Las percusiones están muy presentes en temas como "Gamma Ray", que fue single y llegó al número uno de las listas de éxitos. OHR Records aprovechó el tirón de la banda y los derechos, para editar ese mismo año un recopilatorio titulado Believe In The Pill con temas de su primer disco, Operation y algún single no incluido en ningún álbum.

 


 

Al año siguiente, Neuser, tras el cansancio de las interminables giras y las disconformidades musicales con el resto de los compañeros del grupo, decide dejar Birth Control. Uno abandonaba el barco, pero se sumaron dos: Dirk Steffens a la segunda guitarra y Zeus B. Held como organista y saxofonista en contadas ocasiones. Steffens era un músico de conservatorio que militó en bandas locales como Beathovens o Pennywonder. Held era un productor y músico de sesión, que decidió entrar en la carrera musical con los Birth Control. Antes de entrar en el estudio, hicieron un tour por Alemania y a finales de 1973 comenzaron a grabar su siguiente disco. Este se titularía Rebirth, el renacimiento musical... Un título algo rimbombante para uno de sus discos más desconocidos, pero no precisamente el peor. Las influencias del rock progresivo inglés en este álbum se quedaron de lado, y decidieron intentar algo más sencillo y menos ambicioso. Más que un renacimiento, era un reencuentro con el hard rock de su segundo disco. Los nuevos miembros se sumaron a la composición junto a Frenzel, aportando energía y ganas. Se amplió la gama de matices con los vientos de Zeus, la doble guitarra de Frenzel/Steffens y el uso de varios teclados de diferente tipo. En definitiva, era un estupendo disco de hard rock progresivo que pasó muy desapercibido, y es que no fue editado ningún single para promocionarlo. La discográfica lo ignoró por completo. Por lo que hoy en día, muchos aficionados todavía lo desconocen. También en 1973 se produjo uno de los festivales en Alemania, que aglutinaría a una veintena de grupos kraut durante dos días. El festival se llamaba German Rock Festival y Birth Control fueron el máximo cabeza de cartel junto con grupos como Triumvirat, Guru Guru o Embryo... Este festival tendría también edición un año después, repitiendo Birth Control como cabeza de cartel. Hubo más festivales de este calibre con grupos exclusivamente alemanes, la escena era tan extensa que prácticamente se retro alimentaba a sí misma.

 

En 1974, Steffens abandonó el grupo para comenzar su carrera en solitario y llegó a grabar un par de discos. Ahora como cuarteto, decidieron aprovechar las grabaciones de la gira de principios de ese año, para editar un doble disco en vivo, llamado Live. Grabaciones de 20 minutos de "The Work Is Done", "Gamma Ray" o "Back From Hell". Una demostración de lo que estos fieras eran capaces en directo con jams interminables, convirtiendo sus actuaciones en toda una fiesta musical. La portada les representaba como una banda de gangters que tiroteaban un cochecito de bebé. Al año siguiente salen de gira fuera de Alemania, y aquí tenemos uno de esos hitos hispanos de los años setenta, Birth Control hicieron una gira con treinta conciertos, por España. Una gesta que nunca llegaría a tener ningún reconocimiento ni recuerdo, gracias a la todavía (aunque en aquella época ya débil) dictadura franquista. También en el Reino Unido, acompañaron a bandas del calibre de Blue Oyster Cult. Este encuentro titánico se produjo en el 75, en el Hammersmith Odeon de Londres.

 


 

Ese mismo año y ya de vuelta a su país, se metieron de nuevo en el estudio para grabar su siguiente disco: Plastic People. El rock sinfónico estaba en su gran momento con bandas como Yes o Génesis en lo más alto. Y ellos se sumaron al carro suavizando su música e intentando experimentar a otro nivel, en el mismo camino que grupos como Eloy. Banda con la que estos tienen varios puntos en común. Ya que también tienen un gran trayecto discográfico, y también pasaron del hard rock progresivo hacia el rock sinfónico más refinado. El disco es bastante bueno si gustas de estructuras complejas, atmósferas con sintetizadores y de rock sinfónico bastante clásico. Para los amantes de los sonidos duros, pues pierden bastante en este disco de la energía que desprendían en el pasado. Aquí se apuntan a un sonido bastante más teatral, donde es el sintetizador el centro del disco. La guitarra eléctrica prácticamente es inexistente. En los créditos del disco se nombran varias colaboraciones: Friedemann Leinert a la flauta, Jochen Grumbkow al cello y Cristoph Noppeney a la viola, todos miembros de la banda Holderlin.

 

En su siguiente disco, llamado Backdoor Possibilities, remarcaron este estilo más sinfónico. Intentando hacerlo más accesible para el gran público, e imitando descaradamente a las bandas inglesas. Otro intento desesperado de despuntar en las ventas de discos en el extranjero. Y dejar de ser una de esas bandas secundarias eternas, fuera de las fronteras de su tierra natal. Hubo cambios de formación, entrando dos miembros de la banda de rock progresivo Message. Dejaron Columbia y ficharon por Brain, a partir de aquí el listón musical de Birth Control fue hacia abajo en picado. Aunque tuvieron un periodo bastante estable sin cambios de formación hasta principios de los años 80. Y es verdad que siguieron teniendo éxito y ventas de discos a nivel nacional. Pero el giro musical hacia una música más blanda y con menos componente rock, hizo que muchos fans de los Birth Control de la primera época perdieran interés en el grupo. Musicalmente fueron adaptándose a los nuevos tiempos como podían. El giro musical fue hacia el funky pop, sin dejar nunca de lado el rock sinfónico.Aunque en discos como Increase, intentaron de nuevo volver a los orígenes girando hacia el hard rock, ya sin ningún reconocimiento musical.

 

En 1978, Columbia editó en España varios discos de Birth Control. Uno de ellos fue Hoodoo Man... Siendo a estas alturas toda una rareza para coleccionistas, ya que le cambiaron la portada a esa edición. Vamos, que fue totalmente censurada. A partir 1976, la banda perdió muchísimo fuelle, pero han sabido mantenerse ahí a pesar del paso de los años como un grupo veterano en su propio país. A principios de los años ochenta, Frenzel falleció debido a una larga enfermedad. Y la banda perdió una de sus grandes bazas, además del principal compositor de la banda desde sus inicios. El barco estaba tocado duramente, pero no hundido. Supieron mantenerse como una banda de dinosaurios desfasados durante varias décadas hasta la actualidad. En 2014, falleció su mítico batería Bernd Noske, dejando incompleto la grabación de un nuevo disco. Estos temas vieron la luz a principios de este año como homenaje y reconocimiento a toda una carrera. También en los años noventa se manufacturó un extenso documental sobre la banda, incluyendo grabaciones procedentes de la televisión que hasta la fecha habían estado en el olvido. Este documental se reeditó en DVD en el 2006, incluyendo un extenso libreto con discografía y grabaciones en directo de varias épocas. Solo se ha editado en Alemania, sin tener cabida en el mercado exterior.

 


 

Discografía completa años 70:

 

Birth Control (1970, Metronome)

Operation (1971, OHR)

Hoodoo man (1972, Columbia)

Rebirth (1973,Columbia)

Live (1974,Columbia)

Plastic People (1975, Columbia)

Backdoor Possibilities (1976, Brain)

Increase (1977, Brain)

Titanic (1978, Brain)

Live'79 (1979, Brain)

Count On Dracula (1979, Ariola)

 

Artículo de Germán Ramírez

____________________________________________________

 

Algunos o casi todos los datos biograficos, obtenidos en su página oficial:

http://www.birth-control.de/index.htm