Deaf Whale + Látigo Mantra


El pasado 17 de diciembre se celebraba una edición más del ciclo Madrid Cultura Rock proyecto organizado por la promotora On Fire que intentan potenciar la cultura musical local y emergente dentro del rock madrileño; todos los conciertos se han celebrado en el cuadro perfecto que ofrece la Sala Phantom, antigua La Boca del Lobo, principalmente por su buen sonido y su buena disposición.

 

Esta noche tocaba el turno de DEAF WHALE (stoner rock) y LÁTIGO MANTRA (rock alternativo), dos bandas dispares entre sí pero que hicieron que la noche fuese muy entretenida.

 

Comenzaban DEAF WHALE con media hora de retraso a la hora prevista, concepto que viene siendo habitual en los conciertos ya que el público no es puntual. La banda de estilo inclasificable comenzaba su set con “Twisted Little Scum” segundo corte de su primer disco From Wood and Stone, buena elección para animar a los asistentes, seguida de “HiddenThoughts”, con ese ritmo tan marcado que hace las delicias de los temas bien ejecutados gracias al combo que forman el bajo de Rodrigo marcando con las guitarras de Dani y Jose.

 

Sin mediar palabra ni hacer presentaciones de ningún tipo, arrancan con un tema nuevo del que será su segundo disco, aún en proceso de grabación, y que deja a los asistentes boquiabiertos. Un tema con una fuerza especial que cabalga entre el punk más visceral y el doom más oscuro, mezcla totalmente sublime con una dureza a la que no nos tienen acostumbrados.

 

Prosiguen con “Of Men and Madness” , tema que abre su primer disco y que hace que viajemos hacia los QUEEN OF THE STONE AGE más primitivos. Siguen con “Drifting into the Dark”, que como su propio título indica, supone una introspección hacia lo perdido, recordando los temas de ese estilo de los argentinos POSEIDÓTICA.

 

Vuelven a la carga con otro tema nuevo, y por segunda vez nos sorprenden con una canción con muchísima fuerza y dureza; da la impresión de que el nuevo disco de DEAF WHALE va a ser un joyita. De nuevo nos brindan con la solemne “A Wandering Tale” con Jose al piano y Gabriel, batería pero esta vez a las voces, rompiendo esa sensación de desaliento con la crudeza de guitarras que tiene esta canción. Terminan su show con “Burning Head” y “Bow Down to Wood and Stone” canción de menos a más con un final que lleva lo progresivo al límite y con un estruendoso final a cargo de la batería de Gabriel. Final perfecto a pesar de los problemas técnicos que fueron surgiendo, nada puede con esta banda cuando se sube a un escenario.

 

 

Después del pertinente cambio de backline, suben al escenario LÁTIGO MANTRA, banda que cabalga entre el punk yel rock de los 90; con algunos de sus músicos renovados y en esta ocasión con Loren de MIRLO BLANCO a la guitarra comienzan su set con una Intro muy animada seguida de “Dejaré una Nota” con ese ritmo vivaz tan característico de la banda. La voz de Armando se estaba viendo resentida por algúnproblema de sonido, pero en seguía pareció resolverse.

 

Atacaron con canciones nuevas, canciones que compondrán su nuevo disco, el cual será grabado y producido en Delia Records, aunque aún no hay una fecha de lanzamiento definitiva. Se fueron sucediendo “Escalofrío” y “Nada de Nada” temas con esa caracterización tan particular que tiene el sonido de LATIGO MANTRA, y que empieza a ser conocido como tal. La actitud de la banda se ve muy favorecida visualmente por su gran frotman Armando y por la colaboración de Loren que no paraba de animar el cotarro con sus bailes.

 

El siguiente corte “Alergias Varias”, quinto tema de su primer disco homónimo, de tono evocador, recordando en algunas partes a PEARL JAM, pero con esa rotura de voz combinada conla entrada de guitarras que acaba en un desierto de desolación que se endurece de 1 a 100.

 

Continúan con otro tema nuevo “Autodestrucción” con un calor desmesurado y unas guitarras muy agresivas, para enlazarla con “In-Fausto”, canción de protesta que tiene toda la pinta de convertirse en single por la buenísima pegada que tiene. Entre discurso y discurso aparece “Casualidad”, que también es nueva y finalizan el set con “El Suelo Quema”, canción de exhala tristeza pura de sus guitarras hasta hacer estallar en una “casi” jam de ruidismo dejando bien alto el pabellón.

 

Una muy buena noche de música, gran iniciativa esta de darnos la oportunidad de conocer bandas nuevas con mucho talento. Esperamos ansiosos el nuevo material de ambos grupos, nos dejaron con una muy buena idea de la creatividad que son capaces de ofrecernos. Si te los cruzas, no te los pierdas.

 

 

Crónica del concierto por El Molómetro


Más información sobre Deaf Whale en su bandcamp

Más información sobre Látigo Mantra en su bandcamp