Ken Hensley



La época dorada del rock dio muchas figuras importantes que a día de hoy se le siguen rindiendo tributo...Hendrix, Clapton, Page, Morrison, Joplin y un largo etcétera, claramente ahí tenemos el panteón de los dioses. El rock está de capa caída en la actualidad, pero indudablemente esas figuras siempre van a ser recordadas por lo que son y lo que hicieron. Otras muchas mentes inquietas y creativas del rock no van a ser recordadas de igual manera en el futuro. Ken Hensley es una de ellas, incansable músico y compositor que estuvo metido en muchos proyectos a lo largo de los años sesenta/setenta. Y si por algo va a ser recordado, aunque sea de forma minoritaria y dentro de un claro marco de fanatismo, es por haber estado presente en la época dorada de la clásica banda Uriah Heep. En esta ocasión, contaremos los inicios y los proyectos paralelos de este genio inquieto, incluso porque no, adentrándonos en la biografía musical de la mítica banda Uriah Heep.

Los orígenes de este músico datan de mediados de los sesenta en la ciudad inglesa de Stevenage, localidad situada en los alrededores de Londres. Y como suele ser habitual, sus principios musicales se centraron en la música beat y el rythm and blues, tocando en grupos locales de la zona. En 1965 dio un giro musical hacia nuevas tendencias, formó parte de The Gods. Contando con una formación bastante peculiar: Hensley a las voces, guitarra y órgano, John Glasscock al bajo, Mick Taylor a la guitarra y Brian Glasscock a la batería. Esta etapa fue corta, Taylor abandonó la banda al poco tiempo después para unirse a la formación de John Mayall... El resto es historia. Ken Hensley no cejó en su empeño, así que una nueva formación de The Gods fue creada con Paul Newton al bajo, John Konas a la guitarra y Lee Kerslake a la batería. Newton abandonó poco después la banda, uniéndose después un joven y prometedor Greg Lake. Esta formación estuvo muy cerca de lograr un disco en estudio. Se mudaron a Londres, consiguieron un estupendo contrato con EMI y cuando estaban empezando a grabar su primer álbum, Lake abandona la formación para unirse a otra prometedora y joven banda llamada King Crimson... El resto también es historia. Como reemplazo para acabar el disco, se unió de nuevo Glasscock, convirtiéndose esta en la formación de The Gods que logró grabar un disco en estudio. Ese disco fue titulado Genesis y se grabó en Abbey Road, con una mesa de cuatro pistas... La misma con que se grabó el disco Sargeant Pepper. Musicalmente se centraron en el pop típico de los sesenta ("Farthing Man", "Candles Getting Shorter"), psicodelia bastante asimilable ("Misleading Colours", "Towards The Sky") y el freakbeat que también imperaba en la época ("Time and Eternity", "You're My Life"). La influencia de The Beatles está ahí ("Radio Show"), y el uso de la voz melódica tan característica de Hensley está también ahí ("I Never Know", "Plastic Horizon" , "Looking Glass"). Algo que explotaría mucho más en los setenta junto con Uriah Heep. Compositivamente está claro que Hensley es el que lleva la batuta, de forma inexperta todavía, pero las ideas ya circulaban por sus neuronas de forma muy clara. El diseño de portada corrió a cargo de Hipgnosis, uno de los primeros trabajos de este estudio de diseño tan mítico en los años setenta. Aprovechando que estaban grabando el disco, también grabaron un single de adelanto con los temas: "Baby's Rich" y "Somewhere In The Street", temas con una mezcla de sonido a lo Traffic Vs Deep Purple. Por aquella época, estuvieron acompañando a The Who como teloneros en una gira de varios conciertos.

 

  Después de grabar otro single con una versión de The Beatles y una composición propia: "Hey Bulldog" y "Real Love Guaranteed". A finales de 1969, entraron de nuevo en el estudio para grabar su siguiente disco, y de nuevo fue en Abbey Road. En comparación con su anterior disco donde las ideas estaban verdes. En su segundo largo titulado To Samuel A Son, nos encontramos un disco más consistente y maduro que su antecesor. Las composiciones están mejor repartidas, por lo que todos los miembros de la banda participan con ideas. Musicalmente es un disco que entra en la misma línea de Genesis: pop con toques de psicodelia, estribillos pegadizos, mucha presencia de órgano, poca guitarra eléctrica... Prácticamente inexistente, pero las ideas son mejores y las composiciones también. En la producción repite David Paramor, y en el diseño gráfico también repiten Hipgnosis. The Gods nunca llegaron a tener éxito a pesar de estar en una compañía como EMI, así que la separación del grupo era inminente. Paralelamente a estos acontecimientos, en Londres otro grupo intentaba sus primeros pasos en esto de la música: Spice. Esta formación sería el otro germen para la creación en un futuro inmediato de Uriah Heep. En 1969, la formación consistía en Mick Box a la guitarra, Paul Newton al bajo (anteriormente en The Gods), David Byron a las voces y Alex Napier a la batería. Spice nunca llegarían a editar ningún disco oficial, solo un single... Pero dejaron varias fantásticas demos que se publicarían décadas después bajo el título The Lansdowne Tapes. Y no dejaron de dar conciertos por clubs de toda Inglaterra, compartiendo cartel con Andromeda o Spooky Tooth entre muchos otros.

 

Volviendo a Hensley, antes de la desaparición de The Gods, el productor David Paramor les instó a que colaboraran como músicos de sesión en un proyecto. Ellos aceptaron como un trabajo más, llegaron, grabaron, les pagaron y se fueron. Este proyecto titulado Head Machine, que solo tuvo un disco en el mercado llamado Orgasm. Fue uno de esos hitos extraños en los años sesenta/setenta, carne para coleccionistas de joyas raras. Esta grabación de principios de 1970 ha tenido hasta el día de hoy decenas de reediciones no oficiales. La formación que colaboró en este disco fueron The Gods al completo, exceptuando Konas. Está claro que esto fue un capricho de Paramor para ejercer de vocalista en el disco (aunque Hensley también lo hizo en algunos temas), pero sin quererlo dejo un magnífico y potente disco underground... Disco que supuso el giro musical definitivo para Hensley. Existe el rumor de que las composiciones que se utilizaron para este disco, fueron las que en teoría iban a conformar el tercer disco de The Gods... Teoría sin confirmar, lo que está claro es que el giro musical hacia el hard-rock está ahí, la guitarra eléctrica esta mas presente y se oyen ya los ecos de lo que Ken Hensley iba a demostrar en un futuro cercano. Todos los músicos implicados en este disco se desentendieron de él, por lo que se utilizaron seudónimos en los créditos, el de Hensley fue Ken Leslie. Se editó tanto en Inglaterra, como en Francia y Venezuela un año después bajo la discográfica Major Minor.

 

1970 fue un año de constante trabajo musical, tanto para Hensley como los otros miembros de The Gods. Solo ese año, estuvieron implicados en tres discos. Después de grabar en el proyecto de Paramor, tanto Hensley como Kerslake y Konas decidieron unirse a la banda de un tal Cliff Bennett. Un proyecto de recién formación, que se llamaba Toe Fat. Bennett era un cantante de rythm and blues y música beat que tuvo un cierto éxito con su grupo The Rebel Rousers. Tras dejar esta formación, decidió endurecer su sonido hacia el hard rock creando esta nueva banda llamada Toe Fat. Entre un proyecto y otro formó la Cliff Bennett Band, pero nunca llegó a tener ninguna oportunidad con esta formación. Toe Fat fue fichada por la discográfica Rare Earth junto con EMI, para editar su primer disco a mediados de 1970 tanto en Inglaterra como en USA. Hensley y Bennett eran viejos conocidos de la zona de Londres donde vivían, así que decidió integrarse en la banda justo antes de que entraran en el estudio a grabar. En esta ocasión Hensley toca la guitarra principalmente, aportando voces y alguna composición, aunque nunca llegó a salir en los créditos de forma oficial. El disco es bastante bueno, muy en la línea de lo que grabaron con Paramor (de hecho se repite un tema: "You Tried To Take It All"), hard rock con guitarra ácida ("I Can't Believe", "That's My Love For You") y algún toque melódico con vistas a las listas de éxitos ("The Wherefors And The Whys", "Bad Side Of The Moon"), algún vestigio del rock progresivo también tiene ("Nobody"), pero en vistas generales tenemos un disco de hard rock guitarrero bastante vacilón ("But I'm Wrong", "Just Like Me", "Just Like All The Rest"). De nuevo el diseño gráfico corrió a cargo de los míticos Hipgnosis. Al poco de editar el disco, se fueron de gira acompañando a Derek And The Dominos por Estados Unidos. A la vuelta tanto Hensley como Kerslake dejaron el grupo. Kerslake se unió a la National Head Band, grupo de rock progresivo que grabó un solo disco titulado Albert 1. En Toe Fat como reemplazo entraron los hermanos Glasscok y un tal Alan Kendall en sustitución de Hensley. Llegaron a grabar un estupendo segundo artefacto titulado Toe Fat Two, bastante más maduro y experimental que su primer disco.

 

Por otra parte, a Hensley le hicieron una oferta que no pudo rechazar. Tanto Paul Newton, antiguo compañero en The Gods como Gerry Bron (futuro dueño de la discográfica Bronze Récords, productor y mánager), les ofrecieron integrarse en una prometedora nueva banda que en breve iba a entrar en el estudio para grabar su primer disco, esa banda era Spice. En los primeros días en el estudio decidieron cambiarse el nombre a Uriah Heep (nombre de un personaje de la novela “David Copperfield”, escrita por Charles Dickens). Y así comenzó la leyenda de este clásico grupo de heavy rock de los años setenta. Very 'Eavy ...Very 'Umble se editó en Junio de 1970, bajo el sello Vértigo. Y la formación que integraban los créditos de este disco era David Byron a las voces, Ken Hensley a las voces, guitarra y órgano, Paul Newton al bajo, Mick Box a la guitarra y Ollie Olsson a la batería (aunque este último toco solo en dos temas, ya que el resto corrió a cargo de Alex Napier antes de dejar el grupo). Las críticas en la prensa musical inglesa y americana no fueron buenas precisamente, se les tildaba de repetitivos, ruidosos, oportunistas y ordinarios… ¿Increíble, verdad? Da risa incluso intentando meterse uno dentro del contexto histórico, uno de los mejores discos de la historia, origen claro y parte de la piedra filosofal del heavy metal, herencia de bandas como Queen o Judas Priest un ejemplo de ordinariez repetitiva... Cosas de la época. Hensley aportó poco compositivamente a este disco, ya que fue el último en llegar. Pero no se quedó precisamente en la retaguardia, los solos infernales de órgano en la espectacular "Gipsy" y el slide guitar de la apoteósica "Real Turned On" corren de su cuenta. Las ventas del disco no fueron especialmente buenas a nivel general, aunque en Italia consiguieron llegar al puesto número 8 y en Australia llegaron al puesto 15. En Estados Unidos, este disco se editó con diferente portada y omitiendo el tema "Lucy Blues" por "Bird Of Prey", tema que se regrabaría para su siguiente disco.

 

Hay constancia de que posteriormente a editar Very 'Eavy Very 'Umble, se fueron de gira acompañando de teloneros a la Edgar Broughton Band. En Alemania participaron en un par de festivales: el Internationales Festival en Bremen, donde también participaban grupos como Free, Spooky Tooth, Brainbox, Kevin Ayers o Frumpy, y el Big Gig Festival en Hamburgo, apoteósico festival donde junto a Uriah Heep participaban Black Sabbath, Rare Bird, Colosseum y Humble Pie entre otros. ¿No es alucinante? Os prometo que estoy escribiendo esto y se me está haciendo la boca agua de solo pensarlo, como se lo montaban estos alemanes. Ollie Olson, al poco después abandonaría la formación para tocar en la banda de Elton John. Keith Baker fue el elegido para la siguiente etapa de Uriah Heep. Baker ya había tocado anteriormente en bandas como Bakerloo o en los inicios de Supertramp. A finales de 1970 entraron en el estudio para gestar su siguiente disco. Salió en Febrero de 1971, y se tituló Salisbury. Fantástico titulo para un fantástico álbum... Aunque todavía estaban buscando sonido y explorando nuevas vías de expresión. Aquí ya Hensley empezaba a tomar las riendas de la composición, aunque Newton, Box o Byron también participaron.

 

Esas nuevas vías de expresión se centraron en el rock progresivo, destacando el tema que da título al disco: “Salisbury”, pieza de dieciséis minutos con varios tramos donde utilizaron una orquesta de 22 miembros. También empezó a destacar el uso del falsetto, característica propia del sonido de los Heep. Que se mantuvo durante toda la trayectoria mientras que Byron y Hensley fueron miembros de la banda. También Box a la guitarra empezó a desarrollar su característico sonido, la guitarra ácida se fusionaba con el imperante sonido heavy rock de la época, aquello se convirtió en marca de la casa. En Estados Unidos de nuevo hubo censura, Mercury Récords decidió que el tanque que se mostraba en la portada de la edición inglesa era demasiado violento, así que se utilizó una portada alternativa bastante más anodina y sin fuerza. En sustitución de “Bird of Prey”, que ya se incluyó en la edición americana del disco anterior, esta vez se utilizó la cara B del single "Lady In Black": "Simon The Bullet Freak". El disco tuvo mejores ventas que su antecesor, el single "Lady In Black" fue todo un éxito en Alemania, en Finlandia llegaron al número 1, en Italia al puesto 6... Incluso en Estados Unidos subieron en ventas, por lo que les llegó el turno de hacer su primera gira por USA, donde compartieron cartel con Three Dog Night o Ten Years After.

 

 Entre gira y gira, Hensley decidió embarcarse en un nuevo proyecto paralelamente a su banda principal, esta vez con miembros de dos bandas alemanas como acompañantes: Virus y The Rattles. Virus eran una banda de krautrock y rock progresivo que sacaron dos fantásticos discos que son joyas para coleccionistas hoy en día. The Rattles eran una banda beat de Hamburgo que tuvo una gran trayectoria discográfica hasta finales de los años setenta.

 

El proyecto se tituló Weed y solo llegaron a sacar un solo disco en el mercado editado por Philips. Los datos biográficos de este disco son muy escasos, de hecho Hensley se desmarca de cualquier comentario hacia este proyecto paralelo y lo tacha de divertimento de la época. El caso es que sí, es un disco divertido, pero también es un poderoso disco de hard rock progresivo ("Sweet Morning Light", "Weed") mezclado con momentos folk ("Lonely Ship") y algún blues ("Slowin Down"), con un sonido a veces cercano a Deep Purple, con guitarras sónicas a lo Ritchie Blackmore y órgano hammond sonando como si no hubiera un mañana. La formación consistía en Hensley a las voces, guitarra y órgano, Reinhold Spiegelfeld al bajo, Peet Becker a la batería, Rainer Schnelle al órgano, Werner Monka a la guitarra y Bernd Hohmann a la flauta, aunque este último era más una colaboración puntual. El caso es que en vistas generales no se desmarca de lo que estaba haciendo con Uriah Heep o lo que hizo anteriormente con Toe Fat, temas como "Before I Die" o "My Dream" podrían haber estado en cualquier disco de Uriah Heep de aquella época. Y es increíble la gran cantidad de temas que había compuesto Hensley, enmarcados todos en el mismo estilo y sin caer en la excesiva repetición, sin duda un genio creativo. Pero es que si sumamos la cantidad de proyectos y grabaciones en los que estuvo metido entre 1970 y 1971, ¡¡¡Obtenemos la friolera de seis discos en dos años!!!

 


 

Tranquilos que sí salen las cuentas, porque después de editar Salisbury y aun con las constantes giras, les dio tiempo a Uriah Heep de entrar en el estudio y grabar un nuevo disco para ese mismo año. Look At Yourself salió en Septiembre de 1971. No sin antes cambiar de nuevo de batería, a Keith Baker no le gustó la premisa de tener que embarcarse en interminables giras así que desapareció del mapa. En su lugar entro Ian Clark, procedente de Cressida... Grupo que grabó dos estupendos discos enmarcados en ese primerizo rock progresivo, menos cerebral y más cercano al pop o incluso la psicodelia en la onda de grupos como Affinity o Skin Alley. Pero entremos en materia: con Look At Yourself, Uriah Heep empezaron a llegar a su cima creativa total y sentaron definitivamente las bases de su propio sonido, dejando la experimentación de lado y convirtiéndose ya en un grupo más maduro y realizado. Creativamente, Hensley dominó la batuta de forma total a partir de ese disco, aunque Byron o  Box colaborarían en algún tema esporádicamente. Esta vez el disco se editó bajo la recién formada discográfica de Gerry Bron: Bronze Récords. Visto de forma general tenemos un disco redondo, comenzando por la potente "Look At Yourself", pasando por el himno que es "I Wanna Be Free", los diez minutos de la melódica "July Morning"... Un clásico de la banda. Hensley poniendo su toque slide guitar con la rockera "Tears In My Eyes", la progresiva "Shadows Of Grief", el clásico toque balada de Uriah Heep titulado "What Should Be Done" y terminando con la apoteosis rockera de "Love Machine". Clark se ajustó perfectamente al sonido del disco. Prácticamente todos los miembros están en estado de gracia, pero destaca el registro de voz de Byron. Nivel espectacular que mantuvo varios discos después, hasta que el abuso del alcohol fue minándole poco a poco la voz. Look At Yourself tuvo colaboraciones de la banda de percusión Osibisa en el tema "Look At Yourself" y Manfred Mann tocando el Moog en "July Morning". Como era de esperar y ante tal nivel de calidad, las ventas del disco subieron de forma general. Así que las interminables giras vinieron una detrás de otra, destacando la de Enero del 72 por Estados Unidos con Deep Purple y Buddy Miles.

 

 

A finales de 1971, Newton es baja por un colapso nervioso y en sustitución entra Mark Clarke para continuar con la gira. Clarke era un músico inglés conocido también por ser miembro de Colosseum entre 1970 y 1971 (más información en el artículo sobre Colosseum en esta misma web). Clark también dejaría la banda poco después, y en sustitución entraría un viejo conocido de Hensley: Lee Kerslake. Esta formación entró en el estudio para grabar un nuevo disco a principios de 1972, el disco salió en Mayo de ese mismo año... ¡¡¡Estos tíos sufrían de hiperactividad porque tal nivel creativo es irracional!!! El nuevo disco se llamó Demons And Wizards y en términos generales podríamos catalogarlo de obra maestra absoluta. El disco más especial y el más recordado de su discografía. Demonios y Magos se titulaba, demonios no se pero magos sí que eran en aquella época al grabar un disco de tal magnitud. Por supuesto, público y crítica cayeron rendidos a sus pies. Y es que estamos ante un disco con una atmósfera especial, las voces de Byron y Hensley tocan lo celestial por momentos con este disco, temas como "The Wizard", "Poet's Justice", "All My Life", "Treveller In Time", "Easy Livin" (que fue un éxito rotundo como single)... Te atrapan para no soltarte jamás. Hay que tener en cuenta que a diferencia de bandas rivales de la época como Black Sabbath o Deep Purple, Uriah Heep mantuvieron un cierto carácter luminoso en comparación con la oscuridad de las bandas citadas. Y con este disco supieron reflejar esa luminosidad musical, eran seudo-hippies haciendo hard-rock o heavy-rock prematuro. El arte gráfico que utilizaron refleja perfectamente el aura mística del disco, fue elaborado por Roger Dean. Antes de que saliera el disco, Clarke ya había dejado el grupo y en sustitución entro Gary Thain. Thain era un músico neozelandés que ya tenía una larga trayectoria musical habiendo sido miembro de la Keef Hartley Band desde finales de los años sesenta.

 

 

Y con la incorporación de Gary Thain tenemos la formación más longeva de Uriah Heep hasta mediados de los setenta. Las giras y los conciertos siguieron sin descanso durante el resto de 1972, destacando algunos como el que dieron en Febrero, en el Sportatorium de Hollywood junto a Damnation of Adam Bleesing, Bang y Cactus. En Abril formaron parte de un festival alemán llamado British Rock Meeting, junto a The Doors, Pink Floyd, Humble Pie, Savoy Brown, Rory Gallagher, Atomic Rooster, Nazareth... Una auténtica locura. En Junio también participaron en el Buxton Pop Festival junto a Steppenwolf, Family y Wishbone Ash. En Septiembre de ese año, ya estaban otra vez en el estudio para grabar un nuevo disco, salió un par de meses después. Su titulo era The Magician's Birthday, una clara continuación de su anterior disco. Y donde al igual que Rubber Soul y Revolver, podrían entremezclarse sin ningún problema. Aunque en un principio fue un intento de álbum conceptual que no llego a ser, sí que hay una correlación en la temática de algunos temas. Destacando su tema final que da título al disco, de más de diez minutos con varias partes y con un bestial solo de guitarra por parte de Box. Temas como "Sunrise", la balada "Rain", "Tales", Blind Eye"... Escuchar esto es escuchar a una banda en su gran momento, magia musical para tus oídos. De nuevo eligieron a Roger Dean para la parte gráfica del disco, elaborando una portada al estilo de Frank Frazetta pero con un aura cósmica que compaginaba perfectamente con la música.

 

En 1973,  Hensley no tenía suficiente con la frenética grabación de discos que era estar en Uriah Heep y decidió embarcarse en la grabación de un disco en solitario. Se llamó Proud Words On A Dusty Shelf y eran grabaciones esporádicas que se habían hecho entre 1971 y 1972. En estas grabaciones, a Hensley le acompañó su amigo Lee Kerslake a la batería, junto con Dave Paul como Gary Thain al bajo. Hensley se ocupó del resto de los instrumentos y las voces. No es un mal disco, son grabaciones muy sencillas cercanas al pop, al folk, con algún momento más rock. Todo con el sello personal de Hensley incluyendo una versión alternativa de “Rain”, bastante menos espectacular que la que se incluyó en el cumpleaños del mago. El disco en general es bastante menos espectacular que el material que estaba produciendo con Uriah Heep, hasta ese momento. Ese mismo año, la banda madre publicó un doble vinilo en directo titulado Uriah Heep Live que incluía éxitos de la banda como "Easy Livin", "July Morning", casi catorce minutos de "Gipsy", un popurrí de versiones de clásicos del rock and roll como "Roll Over Beethoven" o "Hound Dog", "Sunrise", "Circle Of Hands"... Fue un disco muy celebrado por el público, de hecho a día de hoy sigue siendo uno de esos directos míticos del rock, a la altura del Strangers In The Night de UFO o el Live And Dangerous de Thin Lizzy.

 

 

En discos posteriores, Uriah Heep fueron perdiendo ese componente místico y de literatura fantástica. Aun siendo estos, discos fabulosos y con un giro más hacia el rock melódico y menos componentes progresivos: Sweet Freedom, Return To Fantasy, Wonderworld, High And Mighty, etc. En 1975, falleció Gary Thain por una sobredosis, de esa manera la formación más clásica de Uriah Heep desapareció para siempre. John Wetton entró en sustitución. Byron dejó el grupo en 1976, intentando iniciar una carrera en solitario. John Lawton, vocalista de Lucifer's Friends fue su sustituto hasta 1979. Hensley mantuvo el tipo en el grupo hasta principios de los 80, sacando algún disco más en solitario entre 1975 y 1980. Después de Uriah Heep, buscó un giro musical uniéndose al grupo de rock sureño Blackfoot. Con ellos sacó dos discos al mercado al principio de los años ochenta. Posteriormente se retiró casi de forma permanente, eligiendo a España como país de residencia.

 

Y no me extraña que se retirara, cualquiera que hubiera tenido la misma trayectoria frenética de proyectos hubiera decidido retirarse igual para vivir de los restos…

 

Discografia comentada:

 

The Gods – Genesis (1968)

The Gods - To Samuel A Son (1969)

Head Machine – Osgasm (1970)

Toe Fat - Toe Fat (1970)

Uriah Heep - Very Eavy Very Umble (1970)

Uriah Heep – Salisbury (1971)

Weed – Weed !(1971)

Uriah Heep - Look At Yourself (1971)

Uriah Heep - Demons And Wizards (1972)

Uriah Heep - The Magician's Birthday (1972)

Ken Hensley - Proud Words On A Dusty Shelf (1973)

Uriah Heep – Live (1973)

 

Paginas Oficiales:

 

http://www.ken-hensley.com/

http://www.uriah-heep.com/newa/index.php

 

Artículo de Germán Ramírez