Crónica del Sin City Fest 2016

 

Desde Mentes de ácido hemos tenido el placer de apoyar modestamente este festival, con un cartel formado por cuatro grupos muy variados, pero igualados en la ilusión de hacer llegar su música a la gente. Felicitamos a los organizadores por los buenos resultados y les animamos a seguir con esta propuesta por mucho tiempo. Os dejamos con una completa crónica de lo que tuvo lugar en el Sin City Fest 2016.

 

Tercera edición de SIN CITY FEST en Tomelloso (Ciudad Real) en la Sala Memphis, festival organizado por la misma sala y la banda THE MANFLOWS, de ahí que por tercer año la banda madrileña haya estado en el cartel. UTOPIC COLORS (Murcia – rock alternativo) , SUE VICHA (Madrid – stoner) y BOURBON (Cadiz – hard rock) completaban el cartel en una nochecon poco acierto en la elección de la fecha, pues el pasado sábado 2 de abril se disputaba el “clásico” futbolero, un Barça-Madrid que hizo mella en la asistencia de público a los conciertos por coincidir en hora, el llenazo de años anteriores se vio afectado.

 

El festival comenzó un cuarto de hora más tarde de la hora prevista y con el cambio a última hora de que la primera banda fuese THE MANFLOWS en lugar de UTOPIC COLORS ya que los murcianos, que abrían el festival, tenían a esa hora un miembro menos por cuestiones laborales. A las 19:45 hrs los madrileños comenzaron su show siendo el primer concierto que dan a espera de que su segundo disco salga a la calle. Comienzan con temas nuevos, “Red sunrise”, sonido southern y con mucha intensidad seguida de “Overrated” en la misma línea, canciones con un punto más oscuro que su primer disco homónimo. “Black rates enough” donde Kay el batería se lució con una combinación en los párrafos centrales muy original. El sonido no estaba siendo muy bueno a diferencia de años anteriores y con ello los temas acaban por no brillar como merecen. De hechose nota en estos primeros temas que tienen una afinación más grave que el resto y que en los cambios de guitarra mejora bastante, se afirma cuando la banda anfitriona arranca con “Waiting for the dead”, tema conocido entre los asistentes y con un groove que inyecta al público de buen rollo palpable.

 

Después vuelven a aparecer temas nuevos y abren la mitad del set con “Hank & Sam” oscura, pesada y muy groove, ese sonido que se está convirtiendo ensonido THE MANFLOWS y que se ha consolidado con el bajo de Mariñe mediante una parte central que será protagonista de los pogos más intensos; nuevo tema, “Quaaludes”, donde despliegan toda su parafernalia de psicodelia con buen resultado y un muy buen solo por parte de Javi. Siguen “Cold war” un híbrido entre MOTORHEAD Y HELLACOPTERS que invita al baile desmelenado. Sin respiro Miguel, el cantante, nos anuncia que viene “Cajuna” donde saca la armónica dándole un toque de pantano de Luisiana a este tema que recordaba mucho a los CLUTCH más rocanroleros.

 

Terminaron su set con el single de su primer disco, la canción “Read my life” que puso broche a una actuación muy grata.

 

 

Cambio de back line muy rápido, como sucedió en todo momento y turno de UTOPIC COLORS banda de rock alternativo de Murcia que comenzaron su set de manera un poco fría por problemas con los micros pero según sonó “Humanimals”, canción que será single de su próximo álbum, sirvió de primera impresión para poner de cero a cien en solo un tema su show. Siguieron con “Mystic Love” y aprovechando la timidez del público para ocupar las primeras filas, Mariano el cantante de UTOPIC COLORS bajó del escenario para meterse de lleno en sus temas con una performance bailonga de lo más 90´s y soportada por el resto de la banda con mucho magnetismo. Sonando “Westion” anunciando que en breve saldrá al mercado su nuevo disco que se llamará Yellowdays y siguió el ritual con “New age” y “We are so proud”. Turno de “Venus town”, canción que me pareció muy buena, Alejandro a la guitarra demostró técnica pura en este tema que fue de menos a más. Esta joya precedió a “Freedom”, todo de seguido, la banda no perdía el tiempo sobre el escenario con charlas o silencios incómodos, estos chicos traía muy bien preparado el directo. Se despidieron con “Monkey's shame” donde la gente ya estaba rendida a ellos y ese feedback banda-público propició un final apoteósico en el momento en el que Arty se sacó dos baquetas para hacer percusión en las cuerdas de su bajo llevándose los vítores de todos los asistentes. Muy buena banda y muy buenos muchachos, les deseo lo mejor y sobre todo espero volver a encontrármelos en directo.

 

 

De nuevo cambiábamos de tercio y se presentaban uno de los platos fuertes de la noche SUE VICHA,stonercompuesto por un frontal femenino de guitarra – cantante – bajista con toneladas de sex-appeal y Oscar a la batería al que cabe destacar su técnica pesada a la par que concisa que hace un tándem perfecto con Silvia al bajo llevando las canciones al esplendor en ejecución. Comenzaron su set con ”Mirrow and sand” y ”Empty people”, adentrándonos en su ritual de stonersexy y polvoriento, solo despertando en temas más potentes como ”Banging”, tema resolutivo pero muy lineal y ”Pass away”, una perfecta banda sonora para surcar las carreteras de cualquier desierto norteamericano, buena simetría de voz al estribillo. El sonido no acompañaba mucho pues no era tan perfecto como enanteriores ediciones, como ya he comentado, pero ese ruido ronco no le venía nada mal a la banda, especialmente a la guitarra de Alba, que encaja convirtiendo en barro las canciones. Después de ”Wrong age”, canción que Susana explicó que habla de encontrarte a una persona años después y descubrir que está más averiada físicamente que tu (el sueño de cualquiera, ¡que demonios!), la organización decidió que se iban de tiempo y les dejaron un tema más, por lo que anunciaron ”I don´t care”, canción que para mí es la más KYUSS de todas, donde Silvia y Oscar volvieron a hacer alarde de esa base rítmica impecable que caracteriza a esta banda con la guinda de la guitarra dominando el terreno. Sin hacer caso de que fuera la última canción, y el público que lo agradecimos, pues no podíamos parar de disfrutar de la banda, acabaron con ”Hurricane” donde considero que mejor se luce Susana a la voz. Final perfecto para una actuación que nos dejó con ganas de más.

Teníamos que recobrar el aliento rápidamente pues era la hora de los cabeza de cartel BOURBON, rock de esa parte de Andalucía donde se están cociendo bandas increíbles, de las que te vuelan la cabeza con un talento excelente y eso pasó, que llegaron los de Sanlúcar de Barrameda y nos hicieron tocar el cielo. Primero de todo, problemas técnicos con el bajo de Juanma que supieron resolver velózmente. Una pena por la parte acústica pero eso no influyó en el directo que nos regaló BOURBON. Se lanzaron con ”Quien eres tú? ” tema que abre su segundo disco Devastación seguida de ”Contra el cristal”, dos canciones que ya son monolíticas por derecho propio, con ellas se ganaron al 100% de la sala, el impacto de su directo te mete sí o sí en su show y la sensación de que se para el tiempo es indiscutible. Siguen el orden estricto del disco y nos atacan con ”Escrito en la pared”, con paradas de las que ensordecen y un estribillo a medio tiempo tan bien puestos que llevaron a la locura, canción en la que recuerdo a la gente acercándose con mueca de alucinación para hacerme saber que estaban flipando con BOURBON y agradecían a los dioses estar en el festival (literal). Yo que ya les había visto en otras ocasiones no podía más que aprobar el estado de locura de los asistentes pues ya sabía cómo se las gastan los gaditanos. Ya ensintonía, y Raúl agradeciendo el calor recibido, se introduce más en nuestro ser para contarnos la historia de ”Te esperaré” corte a medio tiempo con mucha alma de blues y un solo de Raúlperfectamente catalogable de mítico. Siguen con ”Sol”, canción cañera cuya estela abrió paso a una jam en la que sonó tímidamente una estrofa del "Gardenia" de KYUSS mientras Álvaro a la batería y Juanma al bajo ponía una magnifica cama a los dibujos de guitarra de Raul hasta que, para sorpresa de todos, nos vuelan la cabeza con el ”Inside looking out” de GRAND FUNK y la Sala Memphis se vino abajo coreando esta versión y la fiereza de la interpretación. En perfecto estado de comunión público y banda, nos dan un respiro con ”Una cuestión personal” seguida de ”Hipnus” tema rocanrolero con aire chulesco y muy ochentero, que me hizo echar mucho de menos ”Johnny ha vuelto” del primer disco. Para terminar nada mejor que el último corte de igual nombre que su álbum Devastación que comienza desde abajo poco a poco y por medio de un solo de Raúl con mucha clase, aparece una parte central que va subiendo de intensidad con un juego muy simple de batería pero que termina haciéndote levitar. Psicodelia al grano, concisa y soberana.

 

A BOURBON se les nota los kilómetros de la gira que llevan a sus espaldas y no defraudaron. Gracias al buen ambiente, bandas y público disfrutamos de un festival muy bien montado y con gran calidad musical.

 

 Crónica de El Molómetro

(Texto compartido con la web subterraneoheavy.com)

 


VIDEOS:

 



Para más información sobre las bandas aquÍ:

 

The Manflows

Utopic Colors

Sue Vicha

Bourbon