Steppenwolf


Hablar de Steppenwolf, es hablar de unos de los grupos más  míticos de los años setenta. Hoy en día serán más o menos recordados (relegados desgraciadamente como carne de cutre-recopilatorio)... pero en Estados Unidos fueron toda una institución en su día, al igual que lo han sido otras bandas como Allman Brothers Band o Creedence Clearwater Revival. En esta ocasión vamos a desglosar la historia de esta banda y de su líder, el enigmático John Kay, gran estereotipo de lo que es ser un roquero con carisma, reivindicativo y de aspecto rebelde.

Para iniciar esta historia nos tenemos que ir a Europa, más concretamente a Alemania. Después de la Guerra Mundial y con la división del territorio alemán por parte de Rusia y Estados Unidos, muchas familias emigraron de Alemania al extranjero en busca de una vida más digna ante la represión de las fuerzas ocupadoras. Así llego John Kay a Canadá junto a su familia, huyendo en mitad de la noche de la Alemania comunista. Cuando llegaron al país su nombre era Joachim Krauledat, en territorio canadiense consideró que llamarse John Kay seria más acertado, ya que también padecía un problema ocular que le hacía tener gafas de sol permanentemente… ¡¡suficientes puntos para ser el bicho raro de la clase!! Aunque ya había escuchado a artistas como Chuck Berry o Jerry Lee Lewis en las radio piratas alemanas, fue en Canadá donde tomó conciencia total del rock and roll como tal. Él quería formar parte de eso aprendiendo a tocar la armónica o participando en radios amateurs como locutor. Canadá no fue exactamente su residencia permanente, emigro de Toronto a Buffalo, pasando por New York y llegando a California. En algunas de estas ciudades tomó contacto con la música folk y el blues. También conoció a Jerry Edmonton, miembro de la banda Jack London and the Sparrows, que tenía cierta popularidad en territorio canadiense, iniciando una amistad que duro durante muchos años.

 

Jack London and The Sparrows llegaron a sacar varios singles, EPs y un LP. Enmarcados en la música beat y en la British Invasion que sufrió Canadá a principios de los sesenta, el disco titulado Presenting Jack London And The Sparrows se editó en Abril de 1965, y para la grabación del LP la formación era Nick St. Nicholas al bajo, Jerry Edmonton a la batería, Art Ayre al piano y órgano, Dennis Edmonton a la guitarra y Jack London a las voces y guitarra. El sonido del disco es bastante elemental, una imitación de los primeros Beatles y The Animals. Aunque si eres fan de este tipo de sonido primitivo puede que lo disfrutes, ya que hay algunos temas bastantes interesantes... la melódica "Sparrows and Daisies", la roquera "Take It Slow", la marchosa "Dreamer And Dreamer", "It's Been One Of Those Days" donde hay ecos del pop psicodélico que se avecinaba, el fantástico hit "If You Don't Want My Love"... pero lo dicho, es un disco muy elemental donde los músicos están muy verdes y faltos de energía. Este artefacto no se llegó a reeditar hasta 2006, bajo la discográfica pirata Radioactive Records en formato CD. Poco después, Jack London abandonó el grupo sumándose John Kay a la formación, llamándose éstos durante algún tiempo John Kay And The Sparrow, y posteriormente The Sparrow a secas. Con John Kay en el grupo, el sonido empezó a girar hacia el blues y el rock and roll más endurecido virando también hacia nuevos sonidos en auge. En busca del éxito emigraron a New York y de allí a California, donde se establecieron en esta como base de operaciones permanente. Empezaron a tocar en locales de la zona como teloneros de The Doors, Steve Miller Blues Band, Country Joe And The Fish, Grass Roots o Moby Grape, así fueron integrándose en la escena musical californiana. Columbia Records se fijo en ellos para un posible contrato, pero esto nunca se llegó a materializar físicamente en disco en la época, aunque éste llegara a estar grabado, así que la desmoralización llegó a los miembros del grupo por lo que decidieron romper en 1967... De todas formas como The Sparrow llegaron a sacar varios singles con temas como "Tomorrow's Ship" o "Green Bottle Lover".

 

Pero un tal Gabriel Mekler confiaba en ellos, les instó a que no dejaran el mundo de la música y les ayudaría a encontrar contrato musical en la discográfica ABC/Dunhill Records, y así fue. El grupo cambió el nombre de The Sparrow  por Steppenwolf, reiventandose como una nueva formación y entraron en el estudio para grabar un adelanto en forma de single con los temas "The Ostrich" y "A Girl I Knew". Mekler fue un productor y escritor de canciones, conocido por auspiciar al estrellato a bandas como los mismos Steppenwolf, Three Dog Night o la carrera en solitario de Janis Joplin. En los años setenta fundaría su propia discográfica llamada Lizards Records, sacando material de bandas como los míticos Jamul o The Frantics. Pero sigamos con los lobos. No se hicieron esperar y a finales de 1967 ya estaban en el estudio grabando su primer disco homónimo, Steppenwolf, salió en enero de 1968 y se grabó en cuatro días. Qué decir de este disco... pues que es una de las obras más básicas en el mundo del rock. Si estas empezando a profundizar en la música tienes que haber pasado por este artefacto sonoro. Toda una autentica joya de disco, nunca volvieron a sacar un álbum tan redondo y completo como este. La formación por esta época consistía en John Kay a las voces y guitarra, Rushton Moreve al bajo, Jerry Edmonton a la batería, Goldy McJohn al órgano/piano y Michael Monarch a la guitarra. El primer disco de los Steppenwolf tiene un aura mágica y especial que lo convirtió en éxito seguro desde el mismo instante en que salió, un pelotazo de disco. Supieron encuadrar en un mismo álbum tanto el rock and roll ("Berry Rides Again", "Everybody Next's One"), como el blues("Hoochie Coochie Man"), el pop barroco ("A Girl I Knew"), el hard rock ("Born To Be Wild", "The Ostrich"), la psicodelia más oscura y guitarrera ("The Pusher", "Your Wall's Too High"), la clásica balada de los años sesenta ("Desperation")... hay que decir que no iban sobrados de técnica pero las dotes que tenían supieron administrarlas en este disco dando de sí toda y cada una de ellas. Sí, os lo estaréis imaginando, es uno de mis favoritos y sin duda no deberíais dejarlo pasar si lo vuestro es el rock, desde el mismo instante en que comienza la vacilona "Sookie Sookie",  vais a notar una energía especial en este disco... algo que marca de por vida.

 

Llegaron al puesto numero 6 de las listas y con el single "Born To Be Wild" llegaron al puesto número 2, un autentico éxito.  Hay que decir que este clásico estaba compuesto por el hermano de Jerry: Danny Edmonton, miembro de The Sparrows y que al verse relegado a secundario en el grupo ante la llegada de John kay, decidió probar fortuna con su carrera en solitario bajo el seudónimo Mars Bonfire. Con este nombre tan peculiar llegó a grabar dos discos, siendo uno de ellos bastante recomendable, titulado Faster Than the Speed of Life y con un fantástico sonido años sesenta donde se encontraban el pop, la psicodelia y el rock cogidos de la mano. Este LP llego a reeditarse hace pocos años bajo un par de discográficas: Fallout Records y Cherry Red. Aquí encontramos temas, entre otros, que Steppenwolf utilizo en varios de sus discos: "Born To Be Wild", "Faster Than The Speed Of Life", "Ride With Me,Baby", "Tenderness" o "Night's Time For You" pasaron a ser material clásico de los Lobos Esteparios... y es interesante escuchar estas grabaciones originales y de calidad (aunque fueran más precarias que las que hicieron los lobos) por parte del hermano de Edmonton, una fantástica rareza a descubrir.

 

Ante el éxito del álbum, las giras no se hicieron esperar. Acompañando a Santana, The Doors, Country Joe And The Fish, It's A Beautiful Day, Johnny Winter y un sinfín de bandas más. En 1969, Peter Fonda y Dennis Hopper rodaron uno de esos hitos de los sesenta, el film llamado Easy Rider. En la banda sonora incluyeron temas de Jimi Hendrix, The Byrds, The Electric Prunes... y un par de temas de Steppenwolf: "The Pusher" y "Born To Be Wild", eso marcó definitivamente la leyenda de Steppenwolf haciendo de "Born To Be Wild" un clásico entre los clásicos, tema que va a ser recordado por siempre como un himno de la carretera. El film fue todo un éxito de la época, ganando premios en el festival de Cannes y llegando a estar entre las películas más vistas del año en Estados Unidos. También, ante el incipiente éxito de Steppenwolf, otros vieron la forma de hacer dinero a costa del grupo. Columbia finalmente se decidió a sacar el material no publicado de John Kay And The Sparrow grabado en 1967 y rechazado por la discográfica en el último momento, buitres hay en todos los lados, y más en la industria de la música. El material de este disco era bastante más purista que lo grabado posteriormente, abundaba el blues, la armónica y el slide guitar, con versiones de "Good Morning Little Schoolgirl", "Baby, Please Don't Go" y "Bright Lights, Big City", junto con temas propios de John Kay, Jerry Edmonton o su hermano Dennis. Es un disco con un sonido más cercano a John Mayall o las primeras grabaciones de Johnny Winter. No es esencial pero sí bastante disfrutable, una rareza que hace ver la rápida evolución de la banda en cuestión de pocos años, así eran las cosas en los años sesenta... o evolucionabas o morías, aunque John Kay no dejó nunca del todo ese lado blusero tanto en los Steppenwolf como en sus discos en solitario. Este disco fue reeditado por Repertoire Records a principios del 2000 incluyendo algunos singles como temas extras.

 

¡¡Pero mecachis!! Ya nos estamos adelantando a los acontecimientos. A mediados de 1968 Steppenwolf entraron de nuevo en el estudio para manufacturar su segundo disco. Salió en Octubre de ese mismo y se titulo The Second. Si, en aquella época se grababan los discos a pares por año... ¿cómo te quedas? Con The Second remarcaron mas su éxito si cabe llegando al puesto número tres en las listas. Para este disco se apoyaron más en la psicodelia y el pop, tan de moda por aquellos años. Fue producido de nuevo por Gabriel Mekler, aportando también en la composición de algún tema, aunque de forma general todos los temas estuvieran compuestos por John Kay. También incluyeron otro tema de Mars Bonfire, "Faster Than the Speed of Life" que utilizaron para el inicio del disco. De forma general, este álbum iba muy de la mano de su primer artefacto aun centrándose más en el pop psicodelico, pero en temas como "Tighten Up Your Wig" cabía el blues y el rythm and blues, en "None Of Your Doing" encontramos ese aspecto vacilón traducido en rock que siempre les caracterizó en los años sesenta/setenta, "Spiritual Fantasy" es un fantástico folk-blues donde utilizaron instrumentos de cuerda, "Don't Step On The Grass, Sam" es un tema a medio tiempo donde destaca el uso del órgano hammond y la distorsión en la guitarra, "28" es un tema con carácter de himno y aires al "Under My Thumb" de los Rolling Stones, "Magic Carpet Ride" es un clásico de la psicodelia de los años sesenta, otro himno que está a la altura de "White Rabbit" de Jefferson Airplane como eterno en el tiempo. Fué otro exitazo para la banda sacar este tema como single, algo que los mantuvo en lo más alto. "Disappointment Number" es un típico blues tejano compuesto por John Kay, pues siempre tuvieron presente sus inicios. Con este blues inician el medley con el que terminan el disco, encadenando todos los últimos temas uno detrás de otro. "Lost And Found By Trial And Error", el instrumental "Hodge, Podge, Strained Through A Leslie", "Resurrection" y "Reflections" iban de la mano haciendo del final de este disco una apoteosis total y emocionante donde mezclaban el pop, la psicodelia y el rock con ese carácter tan vacilón y rebelde que fue marca de la casa en el sonido de Steppenwolf.

 

Cuando salió a la calle su segundo disco, ya había cambios en la formación, pues Rushton Moreve deja la banda siendo reemplazado por el Ex-Sparrow, Nick St. Nicholas. Nicholas, tras dejar The Sparrow en 1967, entró a formar parte de otra banda de California llamada The Hardtimes. Al poco tiempo cambiaron el nombre a T.I.M.E. (Trust In Men Everywhere) con el que llegaron a grabar un par de discos a finales de los años sesenta: TIME en 1968 y Smooth Ball en 1969. Aunque en el segundo no llegó a estar St. Nicholas al entrar en Steppenwolf, siendo reemplazado por Richard Tepp. El sonido De T.I.M.E. es puro rock psicodélico de los años sesenta, sin medias tintas. Dos fantásticos discos que forman parte del underground de aquella maravillosa época, incluso llegando a endurecer el sonido en su segundo álbum Smooth Ball, conformándose a ser uno de esos discos encuadrados en la hard-psicodelia, muy recomendables para aficionados a los sonidos duros y desconocidos.

 

Nicholas entro en la banda justo para comenzar el tour que presento la salida de su segundo disco al mercado, recorriendo todo Estados Unidos y con fechas en Europa. En esta gira fueron acompañados por grupos como MC5, Brian Auger, Traffic o Frijid Pink. También hicieron una parada para grabar una actuación en el famoso programa de televisión Ed Sullivan Show. Los temas que tocaron fueron "Born To Be Wild", "Magic Carpet Ride" y "It’s Never Too Late". Otras actuaciones sonadas que tuvieron en el 69 fueron en el Holiday Rock Festival donde eran cabeza de cartel junto a Canned Heat y acompañados de Blue Cheer, Santana o Spencer Davis Group, en el Newport Festival junto a Jimi Hendrix, Byrds, Love, Poco o Jethro Tull y el Toronto Pop Festival con Velvet Underground, Al Kooper, Chuck Berry o Procol Harum entre otros. Entre concierto y concierto iban grabando su siguiente disco, que editaron en marzo de 1969 y se tituló At Your Birthday Party. Este es otro de sus míticos discos en cuanto a éxito, llegando al puesto numero siete de las listas de ventas. Personalmente me parece un disco bastante irregular, con subidas y bajadas muy pronunciadas. La verdad es que es un disco muy variado donde abusaron un poco de relleno con algunos temas flojos como "Lovely Meter", "Cat Killer", "Mango Juice", "Sleeping Dreaming", pudiendo incluso calificarse algunos temas de chorrada descomunal. Aunque también tenia otros temas que eran fantásticos: "Don't Cry", "Chicken Wolf", "Round And Round", "God Fearing Man", incluyendo algunos que podrían ser de los mejores de su discografía como "Jupiter Child" o "Rock Me", este último tema incluso se incluyó en la banda sonora del film Candy, una parodia sobre el erotismo y la ciencia ficción con actuaciones de Ringo Starr, Marlo Brando, Walter Matthau o James Coburn.

 

Ese mismo año se editó una rareza que intentaba aprovechar el tirón que tenia esta banda entre el público. Se tituló Early Steppenwolf, y consistía en grabaciones en directo del año 1967 cuando todavía se llamaban The Sparrow. Estos cortes en directo fueron grabados en el mítico Club Matrix, durante un concierto a principios de mayo por parte del dueño del mismo club. Aunque se editó bajo el sello ABC/Dunhill es una grabación que ha proliferado poco durante el paso del tiempo, de hecho es uno de sus discos más desconocidos, y es que la calidad de sonido, aun siendo un disco oficial, deja un poco que desear. El contenido en si, por supuesto, es muy interesante, con primerizas versiones de "Power Play" o "Tighten up Your Wig" , versiones de John Lee Hooker o Willie Dixon, destacando al final del disco un "The Pusher" de nada menos que veinte minutos, todo un apocalipsis psicodelico-experimental.

 

Y mientras que la discográfica aprovechaba cualquier atisbo en forma de disco para sacar tajada del grupo, ellos a finales de 1969 ya tenían preparado su siguiente álbum que se editó en noviembre de ese año. Este disco se tituló Monster y marcó una separación con respecto a sus discos anteriores. La psicodelia ya no funcionaba, así que decidieron explorar solo la faceta roquera con un sonido mas maduro y oscuro. Aumentaron el contenido político y social en sus letras, aunque en verdad fue algo que siempre estuvo presente, destacándose Steppenwolf desde el principio como un grupo anti-droga, crítico hacia la guerra de Vietnam y hacia el gobierno de Estados Unidos. Las reseñas no fueron precisamente buenas, la prensa vio ese contenido político como absurdo y algo pasado de moda, y aunque en el grupo empezó una época de rencillas internas que les afectaría en un futuro cercano, con este disco las ventas fueron buenas. A nivel de aficionado y a pesar de las críticas en la prensa musical, este disco tuvo muy buena acogida siendo recordado hoy en día como un mítico de la época. Y no es para menos, creativamente John Kay y compañía están en uno de sus momentos álgidos. La tripleta inicial que da nombre al disco, la consistente "Draft Resister", el clásico "Power Play" compuesto por John Kay, "Move Over", "Fag"... es inexplicable e injusto como un disco de tal calidad musical fuera repudiado por esos puñeteros jueces de la música solo por el contenido político en sus letras. El disco rebosa calidad e imaginación por todos lados. Michael Monarch abandonó el grupo antes de entrar la banda en el estudio para grabar este disco, y Nicholas recomendó el que fuera guitarra en T.I.M.E., el fantástico Larry Byrom. Por esta época, Gabriel Mekler empezaba a involucrarse cada vez menos en el grupo y sería este uno de los últimos discos como productor (exceptuando el directo Live), dejando los mandos al que fuera el ingeniero de sonido desde los inicios de la banda: Richard Podolor.

 

Steppenwolf comenzaron la gira de Monster por todo Estados Unidos, llegando a Santa Mónica donde decidieron grabar el concierto que dieron en el Centro Cívico de la ciudad. Esta grabación se utilizó para el siguiente lanzamiento, aunque en los créditos pusieran que el disco estuvo grabado en varias localizaciones. Steppenwolf Live fue el primer directo claramente oficial e intencionado de la banda, un disco doble donde repasan sus temas más míticos en directo junto con temas de su último disco Monster y donde también incluyeron varios temas en estudio que grabaron posteriormente, haciendo de este disco un, hasta cierto punto, falso directo ya que a estos temas de estudio les incluyeron sonido de público. Esos temas fueron: "Corina, Corina", "Twisted" y "Hey Lawdy Mama". La verdad es que Gabriel Mekler, siendo esta su ultima colaboración con la banda en las labores de producción, no se lució demasiado y es que deja que desear la calidad del audio en algunos momentos de este disco, con claras subidas y bajadas de sonido que hacen perder el disfrute del dichoso artefacto, algo que es más cercano a una grabación pirata que una oficial. De todas formas tiene algunos buenos momentos como los seis minutos de "Don't Step The Grass, Sam", "Draft Resister", "Magic Carpet Ride" o los temas en estudio que incluyeron. También ésta fue la última grabación con Nick St. Nicholas, siendo sustituido por George Biondo para el siguiente lanzamiento del grupo. Biondo procedía, al igual que Larry Byrom, de la formación T.I.M.E., donde sustituyó también a Nicholas cuando se fue a Steppenwolf. Por otra parte, después de abandonar Steppenwolf, Nicholas sustituyó a mediados de los setenta a Dickie Peterson en Blue Cheer durante un corto periodo de tiempo.

 

Con la nueva formación, fue a mediados de 1970 cuando Steppenwolf entraron en el estudio para un siguiente disco. Publicado en noviembre el disco se tituló 7. Con una portada bastante pintoresca y claramente una influencia visual para bandas de metal en el futuro, esta estética también fue reivindicada por bandas del género stoner en la actualidad. Este fue el primer disco producido por Richard Podolor, y musicalmente mantenía el estilo de su anterior disco Monster, letras con contenido político y social mezclado con hard rock setentero y cierto aire de hippy desfasado. Las composiciones estaban repartidas entre John Kay y Byrom. No fue uno de sus mejores discos pero tiene algunos temas fantásticos, la cañera "Ball Crusher", la blusera "Forty Days And Forty Nights", el temazo que es la roquera "Fat Jack", la maravillosa y expansiva "Renegade", donde Kay cuenta en sus letras la huida desde Alemania hacia Canadá de pequeño, toda una declaración de intenciones trivializada por la prensa; la marchosa "Foggy Mental Breakdown", el tema antidroga "Snowblind Friend", un clásico baladón "marca de la casa" donde utilizaron instrumentos indios... era un disco muy digno teniendo en cuenta las rencillas que había ya entre los miembros del grupo. Empezaba a ser una banda a la que se le estaba pasando el momento. De todas formas este disco llegó al puesto número 19 en las listas, aun siendo un grupo que ya no tenía el beneplácito de los críticos musicales. Ese mismo año formaron parte del elenco de artistas que participaron en el New York Pop Festival, donde compartieron cartel con Jimi Hendrix, Grand Funk, Jethro Tull, Mountain o Ten Years After.

 


 

En 1971, Byrom decidió dejar Steppenwolf y crear su propia formación llamada Ratchell, con este nombre grabo dos discos, que hoy en día son muy desconocidos, en la discográfica Decca. Su sustituto se llamaba Kent Henry, guitarrista que tenía ya una larga trayectoria en grupos de diferente pelaje. Sus comienzos datan de finales de los sesenta en grupos americanos de psicodelia como Genesis o Charity. En 1970 ingreso en la banda Blues Image, con los que grabó el disco Red White & Blues Image producido por Richard Podolor, disco que para un servidor es bastante desafortunado, y más teniendo en cuenta el nivel que le insufló el guitarrista anterior a esta formación, que no fue otro que el estratosférico Mike Pinera. Henry, con Steppenwolf, inició una gira por el extranjero que le llevó a actuar en el programa de televisión The Old Grey Whistle Test. De vuelta a Estados Unidos, el grupo entró en el estudio para grabar un nuevo y último disco de esta etapa de la banda. El resultado se llamó For Ladys Only, un fantástico disco que tenía algunas tremendas grabaciones originales, como el tibio acercamiento al rock progresivo que es el tema que da nombre al disco, una apología al feminismo y que los críticos vieron todo lo contrario debido a la foto interior de la carpeta que presentaba un coche con cierta forma fálica. También temas como "I'm Asking", "Sparkles Eyes" o "Jaded Strumpet" tenían una grandísima calidad... pero la falta de tiempo para componer canciones debido a las interminables giras les hizo quemar todos los cartuchos que tenían el nombre de Mars Bonfire. Rellenaron con temas como "Ride With Me", "The Night Time's For You" o "Tenderness", todos procedentes del disco Faster Than the Speed of Life. El disco no tuvo buenas ventas y las rencillas internas en el grupo estaban cada vez más pronunciadas, así que ese mismo año Steppenwolf terminaron una etapa y se separaron.

 

 Henry y George Biondo colaboraron en el disco en solitario que saco John Kay en 1972 y que se titulaba Forgotten Songs and Unsung Heroes, donde exploraba el country y el blues de una manera bastante personal. Al año siguiente volvió a sacar otro disco en solitario titulado My Sportin' Life, donde continuaba el camino comenzado en su primer disco en solitario. Fue también en 1973 cuando el lobo se reunió de nuevo iniciando una nueva y más desconocida etapa con discos muy interesantes, pero eso puede que lo contemos otro día....

 

Discografia Comentada:

 

Jack London And The Sparrows - Presenting Jack London And The Sparrows (1965)

Steppenwolf - Steppenwolf (1968)

Steppenwolf - The Second (1968)

Mars Bonfire - Faster Than the Speed of Life (1969)

John Kay And The Sparrow - John Kay And The Sparrow (1967/1969)

Steppenwolf - At Your Birthday Party (1969)

Steppenwolf - Early Steppenwolf (1969)

Steppenwolf - Monster (1969)

Steppenwolf - Steppenwolf Live (1970)

Steppenwolf - Steppenwolf 7 (1970)

Steppenwolf - For Ladies Only (1971)

 

Nota del Autor: El catálogo clásico de Steppenwolf fue adquirido por MCA Records al comprar un conglomerado de discográficas, entre ellas Dunhill. Por lo que estos discos han sido reeditados durante los años 80 tanto en vinilo como en CD, siendo estas ediciones maltratadas y denostadas como Serie Media durante años hasta la actualidad. Ante el auge del vinilo, algunos de estos discos están recibiendo reediciones dignas a partir de las master tapes originales, por parte de discográficas especializadas como Analogue Productions.

 

Pagina oficial: www.steppenwolf.com

 

Artículo de Germán Ramírez


Publicado el 6 de septiembre de 2016