Ace Of Cups

Ace Of Cups

High Moon Récords (2018)

 

-------------------------------------------------------------

 

Interesante reseña la que se me avecina aquí. Ace Of Cups fue un grupo de rock psicodélico de los años sesenta que no tuvo ninguna representación discográfica. De hecho, lo pedían a gritos pero nunca les fue dada la oportunidad de demostrarlo a pesar de tener una alta calidad musical. En pleno 2018, se reúnen y graban este disco bajo la discográfica High Moon Récords. Material súper interesante que en Mentes De Ácido queremos abordar poco a poco. Saboreando la hazaña que estas señoras han realizado con un retraso de cincuenta años, y os puedo asegurar que por momentos,  es sorprendente.

 

Como pasa siempre, el dominio masculino en la sociedad lo mancha todo. Incluso algo tan atractivo para todo género como haz el amor y no la guerra de los hippies en los años sesenta. Culturalmente y exceptuando algunos casos, el boom en el rock psicodélico de los años sesenta estuvo dominado principalmente por la figura masculina en toda sus perspectivas. La figura de la mujer seguía viéndose como un arquetipo típicamente sumiso hacia el hombre, representado bajo una endeble cascara rebelde como era la figura social de la groupie. Todo eso se vio en como los músicos femeninos en aquellos años, no pasaban de la cantante vocal con ínfulas sensibles como Joan Baez o Joni Mitchell. Muy pocas tuvieron un rol fuerte dentro de su grupo, Janis Joplin, Grace Slick o Maggie Bell, pero poco más… La figura femenina dentro del rock no ha tenido escena ninguna, o estaría bajo el yugo del hombre de negocios de las discográficas. Por eso, no extraña que uno de los pocos grupos femeninos en su totalidad de los años sesenta, no llegara nunca a alcanzar una meta discográfica. Aun siendo este uno de los grupos más activos en Haight-Astbury. Ace Of Cups nacieron en todo el núcleo de la psicodelia californiana a finales de los años sesenta. Y se codearon con gente de la talla de Jerry García, Paul Kantner o Dick Peterson. Abrieron conciertos de muchísima gente por aquel entonces, The Band, Quicksilver Messenger Service, Jefferson Airplane o It’s A Beautiful Day, entre muchos otros grupos de la época. Llegando a tener presencia en algún momento histórico como fue el debut de The Band en Estados Unidos. Tocaron numerosas veces en el Avalon, en el Winterland, en Family Dog o en el Fillmore West, dándoles Bill Graham un interesante hueco en su agenda. Por eso sorprende que nunca llegaran a entrar en el estudio de forma oficial para grabar su propio material. En las discográficas la representación era masculina en su totalidad, y se puede prever que no se llegaría nunca a intuir el valor de la propuesta de Ace Of Cups. Creando así uno de los ninguneos más erráticos de la historia de la música rock.

 

Muchas décadas después y convertidas en respetables señoras con descendencia, deciden poner fin a esta carencia musical reuniéndose de nuevo como Ace Of Cups. Aunque desgraciadamente hubiera alguna ausencia en la formación, entran en el estudio Laughing Tiger de California y graban temas para editar un doble CD. Hay que puntualizar que en 2003, Big Beat Récords editó un recopilatorio de Ace Of Cups, llamado It’s Bad For You But Buy It!. Este contenía alguna grabación anterior a la formación de Ace Of Cups, bajo el nombre Denise And Company. Pero el resto del material era exclusivamente del grupo con demos y temas en directo con una muy buena calidad de sonido. Lo único editado hasta el día de hoy de Ace Of Cups de forma oficial, hasta el lanzamiento de este disco que tratamos hoy. Sorprendente… También existen algunas actuaciones en video procedentes de los años sesenta, que serían recopiladas en un dvd titulado Go Ride The Music And West Pole. En este, tendrían también protagonismo formaciones importantes como Jefferson Airplane, Steve Miller Band, Sons Of Champlin o Quicksilver Messenger Service. De Ace Of Cups fueron incluidos tres temas en directo: “Gospel Song”, “Simplicity” o “Music”. Ace Of Cups se separaron a principios de los años setenta, concretamente en el año 1972. A pesar del apoyo que tenían de forma local y de que compañeros de su generación las apoyaran, el hartazgo por el ostracismo con el que las discográficas trataban a esta formación, acabo por su desintegración total. Que años después se hayan reunido de nuevo, es una gran noticia por lo sorprendente de  la calidad de estas grabaciones. Un disco doble de mucha importancia que debería ser abrazado como se merece.

 

La formación de Ace Of Cups en el año 2018, está formada por Denise Kaufman a las voces/bajo, Diane Vitalich a la batería, Mary Simpson a las voces/guitarras y Mary Gannon a las percusión/palmas. También nos encontramos con la participación en todo el disco de Dan Shea a los teclados. Las colaboraciones del disco son amplias, Jack Casady colabora con su bajo eléctrico, Jorma Kaukonen a la guitarra, Taj Mahal a las voces, Bob Weir a las voces/guitarras, Charlie Musselwhite a la armónica, Barry Melton a la guitarra… Como podéis ver, tenemos aquí una consagración de la música rock californiana en todo su esplendor. La verdad es que sorprende bastante la calidad de este material, teniendo en cuenta que hayan pasado tantos años. Tras una introducción del grupo, como si de una actuación en directo se tratara. Comienza el meollo con “Fell Good”, un tema a ritmo de garage rock con una espectacular pegada a la batería por parte de Vitalich. Es un insuflo absoluto de vitamina musical lo que nos ofrecen estas señoras aquí, y es que como comienzo es genial. Simpson a la guitarra eléctrica no es precisamente manca, vaya derroche guitarrero!!. “Pretty Boy” nos habla sobre el affaire de Mary Simpson con Dick Peterson haya por mediados de los años sesenta. Temazo con un ritmo ultra pegadizo, con homenaje a uno de los músicos más icónicos de aquella época. En “Fantasy 1 And 4” mantienen los florecientes ritmos de pop rock sesentero con este medio tiempo fantástico. Volvemos al garage rock con “Circles”, con colaboración por parte de Barry Melton. Nos encontramos aquí con una de las aportaciones más contundentes del disco con salvaje dúo de armónica y guitarra. Estas señoras de edad saben todavía lo que es el buen rock guitarrero, y algún que otro joven aprendería algunas lecciones de esto desde luego. “We Can’t Go Back Again” entra en una fase más reposada. Emotiva balada pop compuesta por Kauffman y con la colaboración de Jack Casady. Entramos en terrenos más tradicionales con “The Well”, country folk con el protagonismo a las voces por parte de Bob Weir. Seguimos con los ritmos más calmados con “Taste Of One”. Emotiva balada preciosista que habla sobre la primera experiencia psicodélica por parte de Kauffman. Volviendo de nuevo al country rock con “Mama’s Love”, teniendo aquí la colaboración tanto de Jorma Kaukonen como de Charlie Musselwhite. “Simplicity” es un gran ejemplo de sonido west coast por parte de Ace Of Cups. Maravilloso corte que va poniendo fin a la primera parte de este extenso disco. Terminando con “Feel In The Air”, una balada singular y muy pegadiza. 

 

Tras una introducción a modo de frecuencia radiofónica, comienza la segunda parte con un pegadizo tema de rock llamado “Stones”. Una oda a The Rolling Stones que hace referencia al concierto de Altamont, y donde Kaufman acabó con una fractura craneal por un botellazo. A pesar del roquero comienzo, este segundo disco es algo más pausado que en el comienzo. “Life In Your Hands” contiene a Taj Mahal colaborando a las voces. Un blues vocal principalmente, con coros de tipo góspel. En “Macushla/Thelina” se meten en terrenos folclóricos adaptando un clásico de la música tradicional irlandesa. En cambio, la segunda parte de este medley, es un tema de Kaufman que trata sobre el nacimiento de su hija Thelina. Volvemos al country tradicional en “As The Rain”, con la colaboración a las voces de Peter Coyote. Tras un pequeño interludio llamado “Daydreamin’”, por parte de Taj Mahal. Seguimos con “On The Road”, country pop de mucha calidad con un tema emotivo y de sonido sincero. Buffy Sainte-Marie colabora también en un tema de sonido outlaw country llamado “Pepper In The Pot”. Kaufman aporta una balada preciosista llamada “Indian Summer”, y en “Grandma’s Hands” hacen alusión a su labor como abuelas, dejándonos un simpático tema de blues. “Medley” contiene una serie de temas consecutivos que van desde el pop a la psicodelia, pasando por el rock con guitarras. Sin duda uno de los mejores momentos de este disco. Terminamos finalmente con “Music”, tema vocal como despedida para este sincero trabajo por parte de Ace Of Cups.    

 

Reseña de Germán Ramírez   

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre esta edición, aquí.