ACE

Five-A-Side/Time For Another/No Strings

BGO Récords (2018)

 

--------------------------------------------------------------

 

Cuando comenzó la década de los años setenta, y el rock en Inglaterra se fue asentando en diversos géneros como el sinfonismo, el heavy metal o el glam rock. Hubo una serie de músicos que decidieron resistirse a todo eso, generando una nueva corriente de rock que luchó por mantener los orígenes del sonido clásico del pasado. Estamos hablando del pub rock y sus inicios desde mediados de los setenta, o incluso antes. Verdaderamente ya estaba todo muy manido, y aunque fue una gran idea el intentar luchar por los orígenes de todo aquello. Estas formaciones nunca llegaron a tener un sonido crudo como antaño, aunque dispusieran de veteranía y calidad de sobra. ACE emergieron como una de estas bandas, teniendo su origen en diversas formaciones de rock progresivo o incluso la psicodelia.

 

Los inicios de esta formación inglesa están sobre el año 1972, provenientes sus miembros de diferentes orígenes en el pasado. Por un lado, tenemos a Warm Dust. Una banda de rock progresivo y jazz donde militaron dos futuros miembros de ACE llamados Paul Carrack y Terry Comer. Este grupo editó un total de tres discos durante su duración entre 1970  y 1972. Mezclando el progresivo con la psicodelia o el jazz rock experimental, tuvieron algún éxito ocasional en sus inicios con una fantástica versión de Ritchie Havens, llamada “Indian Rope Man”. Tema también conocido por la versión que grabó en 1969, Brian Auger And The Trinity con Julie Driscoll. El primer disco de Warm Dust fue su momento de mayor genialidad. Un disco editado doble llamado And It Cames To Pass, y que destacaba por la gran mezcla de géneros musicales en su repertorio. En los siguientes discos llamados Peace For Our Time o Warm Dust, se dejaron llevar por momentos demasiados experimentales donde mezclaron el jazz rock con algo de spoken Word, pero mantuvieron algún momento muy aprovechable, sobre todo al final de su etapa. Estos han sido reeditados de forma no oficial numerosas veces durante todos estos años.

 

Por otro lado, viramos más atrás hacia el año 1965. Alan King formó parte de los inicios de The Boys, quienes posteriormente cambiarían el nombre a The Action. Incidiendo durante su existencia entre el rythm and blues, el pop y la psicodelia. Nunca llegarían formalmente a grabar ningún disco durante su trayectoria. Lo que si dejaron es un buen puñado de sencillos, que formarían parte de diversos recopilatorios de la banda en el futuro. Siendo el último, editado por Guerssen en el año 2018 con una lujosa edición en vinilo y titulado Rolled Gold. El grupo mutó hacia la psicodelia pop y los inicios del rock progresivo cuando cambiaron el nombre a Mighty Baby, grabando un mítico disco en el año 1969 que es una pequeña obra maestra del género. Posteriormente cambiaron los registros hacia el country rock y la música exótica con su fantástico segundo disco, titulado A Jug Of Love. En esta página, ya contamos algo de esta historia, con una reseña de este último disco editado por Mighty Baby en el año 1971.

 

 

Tras romperse estas dos formaciones en 1971, miembros de una y otra formación convergieron juntos en un nuevo grupo llamado Ace Flash And The Dynamos. No tardaron mucho tiempo en reducir el nombre a ACE. Fichados por la discográfica Anchor (subsidiaria de ABC), quienes también tuvieron entre sus filas a formaciones como Stretch, o la exclusividad de edición de algunos discos de la época de Alice Cooper en Inglaterra. En 1974 entraron en el estudio para grabar un primer álbum, tras dos años de ensayo y composición desde sus inicios. Grabado en los estudios Rockfield y producido por John Anthony, quien también estaría inmiscuido en la producción de discos de Génesis o Van Der Graaf Generator. Estéticamente, el primer disco era una oda a la afición inglesa del deporte rey. Saliendo los miembros del grupo vestidos como si de futbolistas se trataran. En los comienzos a las baquetas tuvieron a Steve Witherington, posteriormente sustituido por Chico Greenwood. En aquel entonces, se movieron por un periodo de conciertos locales en pubs. Cuando entraron en el estudio, Greenwood ya había dejado el grupo y finalmente fue Fran Byrne quien hizo las labores de grabación del disco a las baquetas. El primer disco de ACE titulado Five-A-Side tuvo un éxito de ventas considerable, sobretodo en Estados Unidos. Dándoles este éxito para grabar dos discos más en 1975 y 1977. Aunque nunca llegarían a igualar el de su primer álbum. Por lo que la separación fue inevitable a finales de los años setenta. Algunos de sus miembros se fueron a la banda de Frankie Miller, entre ellos Paul Carrack. Poco duro Carrack con Miller, iniciando en 1979 su carrera en solitario. También colaboró por aquel entonces con el grupo Roxy Music a los teclados en un par de discos. Durante los años ochenta tuvo un cierto éxito como solista y es recordado por algún que otro tema de aquel horripilante entonces. Compartiendo también su carrera con labores como músico de sesión para otros.

 

Que BGO Récords haya reunificado toda la discografía de ACE en este doble CD, hace de esta ocasión única si eres fanático de este tipo de sonidos más asequibles. La música de ACE era rock principalmente, pero manteniendo siempre una cierta cara amable. Querían adquirir la sencillez del origen en la composición y en la musicalidad, pero dejando de lado la agresividad. Considerado esto como pub rock, también tenemos aquí un avance de lo que posteriormente llamaríamos música AOR. Por comparaciones odiosas, podríamos decir que la música de esta formación era un acercamiento a lo que harían Bad Company, pero sin el ala contundente de estos. Y mira que Bad Company tampoco eran precisamente Motorhead. De todas formas, encontramos en estos discos una música amena y muy llevadera, que fue de menos a más en cuanto a calidad. Aunque su éxito fuera apagándose con el tiempo. En sus tres discos encontramos interesantes influencias americanas de tipo soft country. Abundando también el medio tiempo melódico. Siendo también interesante el aire socarrón y bailable en algunos temas. El momento más álgido de su álbum debut, lo encontramos en “So Sorry Baby”, donde sí que se despachan con un temazo de rock. En su siguiente disco titulado Time For Another, para mí la influencia de Bad Company se hizo incluso más palpable que en su anterior trabajo. Abundando la melodía amable con medios tiempos de sonido suave. Algún rock and roll vacilón encontramos también, junto con baladas acústicas donde la inspiración de formaciones como Eagles es más que evidente. Aunque su mejor trabajo compositivo es sin duda su despedida discográfica con No Strings. No dejaba de ser una continuación de sus trabajos anteriores en el que no se salían por la tangente en cuanto a estilismos. Pero sí que contenía un sonido algo más endurecido y parco en cuanto a producción, algo que les favorecía bastante. No dejaron de ser un grupo que aprovecharon el momento y el lugar para crear una música que sin ser nada del otro mundo, contenía algún momento de gran calidad. Aunque verdaderamente lo grandioso de estos músicos lo vamos a encontrar en el pasado con otras formaciones, no por ello dejan de ser parte de la historia de la música rock.

 

Reseña de Germán Ramírez    

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre esta edición, aquí.

Algunos datos biográficos, sacados de textos elaborados por Vernon Joynson y John Tobler.

Reseña de Mighty Baby en esta página, aquí.