BANG

Bullets

Rise Above Relics (2010) / Svart (2016)

 

-----------------------------------------------------------

 

2010 fue un año de gran regocijo para muchos aficionados al coleccionismo. Rise Above, dentro de su apartado Relics, decidió editar de forma oficial, un box set con toda la discografía de Bang. También se incluyeron rarezas y grabaciones nunca publicadas en su día, aunque si en reediciones más actuales. Para los más sibaritas también hubo ediciones en vinilo, aunque estas fueron por separado. Vamos a hablar de esta publicación descatalogada en Mentes De Ácido, analizando por supuesto la discografía de Bang, junto con algunos datos biográficos. Bang son uno de esos grupos de sonido años setenta, que han sido acogidos tanto por la escena retro actual como doom/stoner, como un sonido origen de todo eso. Parece que no cejan en el empeño de querer encuadrarse sonidos, que no son precisamente un hilo conductor sonoro ni mucho menos. Cuando la mayor parte de estas bandas o suenan a Kyuss, o imitan a Sleep con descaro.


Bang proceden de Philadelphia. Allá por 1969, dos amigos de instituto llamados Frankie Gilcken y Frank Ferrara, habían decidido montar un nuevo grupo. Ellos ya tenían cierta experiencia en grupos locales y de formación escolar. Pusieron un anuncio en un periódico de la zona, buscando un tercer miembro que les quisiera acompañar en la aventura. Un tal Tony Diorio respondió al anuncio. Diorio era un músico bastante más mayor y experimentado que ellos, teniendo una asentada vida familiar con hijos. Pero decidió entrar en la banda de todas formas. Llamándose por aquellos años The Magic Band, en una clara referencia a Captain Beefheart. La formación empezó a ensayar duramente, siendo The Beatles una de sus mayores influencias en los primeros meses. Asistir a conciertos de Black Sabbath o Grand Funk, fue una experiencia que les marco y que puso en el punto de mira, hacia sonido al que querían llegar. Decidieron hacer versiones de Black Sabbath, pero también empezaron a componer su propio material. Siendo Frank quien empezó a dedicarse a las voces, decidieron buscar a un cantante solista para dedicarse este exclusivamente a la composición musical. También intentaron encontrar algún teclista, para ampliar el espectro sonoro. Un tal C.J. asumió el rol de cantante de forma temporal, aunque encontrar un teclista fue algo más difícil. Cambiaron Philadelphia por Claymont, encerrándose durante meses para componer e iniciar un intento serio de creación de un álbum. En todo este proceso, es cuando cambiaron de nombre a Bang. Apelativo escogido por Diorio, tras leer en la revista Rolling Stone como los grupos ingleses estaban golpeando Estados Unidos con su asistencia. Dicho de forma literal: "English groups bang in USA". Decidieron mudarse a Miami gastando todo sus cartuchos económicos, en un intento a la desesperada de conseguir oportunidades. Llegaron a Daytona Beach, y en una tienda de discos conocieron a un promotor de conciertos. Acabaron en el Orlando Sport Stadium, teloneando a Deep Purple y Rod Stewart And The Faces. Un sorprendido promotor de conciertos, llamado Rick Bowen, decidió contactar con ellos tras el concierto en Orlando. Bowen les ofreció acompañar de teloneros a Steppenwolf en Virginia. Aceptaron de inmediato la oferta, siendo Bowen su mánager a partir de ese momento. A partir de aquí, los conciertos se sucedieron uno detrás de otro. Compartieron escenario junto a Humble Pie, Fleetwood Mac, Trapeze, James Gang o Mountain. En Virginia, fueron teloneros de uno de sus héroes, Black Sabbath. Algo que para ellos era convertir un sueño en realidad. Tras ver como subía su reputación como banda, deciden registrar un álbum con todo el material compuesto hasta la fecha. Siendo grabado de forma independiente en los estudios Criteria, de Miami. Titulado Death Of A Country, fue presentado a diferentes sellos. Solo Capitol estuvo interesada, quienes les contrataron para un total de cuatro discos. Parece ser que en un principio, Capitol dio luz verde para editar Death Of A Country. Pero en última instancia se echaron hacia atrás. La discográfica decidió que la música de este disco era poco comercial para aquel periodo. Por lo que han tenido que pasar décadas para que este disco viera la luz.

 


 

Capitol contrató a Michael Sunday, productor que anteriormente había trabajado con Blue Cheer o Alex Harvey, para que les diera un giro de sonido a la banda. Este les insto a rechazar todo lo compuesto hasta la fecha, y que trabajaran en nuevo material. El disco salió a comienzos de 1972. Y Capitol prácticamente tiró la casa por la ventana en la promoción. Helicópteros con anuncios por el cielo que rezaban: "Capitol, Bang Loves You". Costosas fiestas promocionales, donde a veces ni la propia banda eran invitados. En otras si que eran los grandes invitados de la fiesta, pero nunca llegaban debido a que la policía los habían arrestado por el camino, solo por llevar el pelo largo. El disco en sí, tuvo unas moderadas ventas y buenas reseñas en la prensa especializada. Aunque no fue lo esperado por Capitol. Tras la marcha del productor Michael Sunday a Epic Récords. Un tal Jeffrey Cheen es elegido para grabar un segundo disco. Este, por una inexplicable razón, decidió que Tony Diorio no iba a tocar en el álbum. Duris Maxwell fue el elegido como reemplazo, quien ya se encontraba en el estudio cuando el trío llegó a su primer día de grabación. Despedido Diorio, Maxwell se acopló rápidamente a la banda. Mother/Bow To The King fue editado en 1972. Planteado como un disco con dos partes fácilmente diferenciadas. Fue una buena continuación de su anterior trabajo discográfico. Con críticas favorables y buenas ventas, este disco fue la consecución hacia el éxito de Bang. Así que otro disco fue negociado con Capitol para el siguiente año. Durante la grabación, Rick Bowen fue despedido como mánager, así que el mismo Ferrara se encargó de las negociaciones con la compañía de discos. Music se editó en 1973 y fue un fracaso total de ventas, por lo que Capitol decidió hacer morir el contrato con Bang. Poco antes de eso, un par de sencillos fueron grabados aunque estos nunca vieron la luz. Las idas y venidas de Bang como grupo, se han sucedido durante las décadas posteriores hasta la actualidad. Hoy en día, siguen dando actuaciones y de vez en cuando, registran algún disco en el estudio.


La formación que grabó los dos primeros discos de Bang fueron Frank Gilcken a la guitarra, Frank Ferrara al bajo/voces y Tony Diorio a la batería. Los créditos del disco Death Of A Country son prácticamente escasos. Pero la calidad de la grabación se ha conservado durante todos estos años. En este disco se adelantaron en estilo, a formaciones como Wishbone Ash o Rush. Una interesante muestra de rock, con ínfulas de progresivo años setenta teniendo el truco en la gran cantidad de cambios de ritmo. También tiene ciertas coincidencias en su sonido, con el disco Heritage de Christmas. El bajo de Ferrara es un absoluto protagonista, en todo momento. No es un mal disco, pero es bastante primigenio en su concepción y bastante difícil de disfrutar si no insistes en ello. Un claro intento de hacer una obra ambiciosa, quedándose a medias de todo. Comienza el disco con "Death Of A Country", los diez mejores minutos de este primer álbum. Una composición larga y complicada, con algún gran despunte a la guitarra y un sonido de bajo absolutamente imponente. "No Trespassing" es un tema algo más melódico en un comienzo, pero que va mejorando según llega a su final con ciertos pasajes de guitarra bastante contundentes. En "My Window" mantienen la linea, consiguiendo en cierta medida el intento premeditado de una obra conceptual. "Life On Ending" es un tema pop rock de comienzo acústico y con cierto sonido etéreo, llevándonos claramente a los años sesenta y las bandas psicodélicas inglesas. Ellos mismos reconocen que las bandas inglesas fueron su gran inspiración, siendo The Beatles y Black Sabbath su máxima influencia. En cambio, "Certainly Meaningless" empieza con contundencia para acabar siendo pura melodía. Este disco es un constante cambio de ritmo tras otro. Termina este álbum temático que habla de la creación de la vida y la muerte, con "Future Song". De claro sonido rock progresivo y con influencia de King Crimson, es un gran final para esta obra primigenia e incomprendida en su día. En cambio, con su siguiente disco. El productor Michael Sunday decidió apartarlos de todo ese sonido progresivo y dejarles solo la parte más contundente, o básica según se mire. Según las palabras del propio productor, la intención era hacer una mezcla entre Black Sabbath, Led Zeppelin y Grand Funk Railroad. No era precisamente tonto, el tipo. El resultado fue sencillamente genial. Una obra de rock duro, que lo convierte en un clásico del underground para siempre. Los desarrollos de Gilcken a la guitarra son mucho más potentes, en esta ocasión. Solo hay que oír la dureza de temas como "Lions, Christians", "Come With Me" o "The Queen" para emocionarse de gusto ante tamaña obra de rock. En cambio, el toque melódico lo mantienen en medios tiempos como "Last Will", que son pura magia creativa. O temas más asequibles como "Our Home" o "Questions", que a pesar de su dureza tienen cierto toque pop rock en su estructura. Tiene este disco algunas conexiones de sonido, con las grabaciones originales de Pentagram en los años setenta. Grupos influenciados por los grandes nombres de la época, pero que supieron hacer un sonido propio que hoy en día sigue vigente. Esto se nota en temas como "Future Shock", donde el poderoso sonido del rock duro llega a cotas bastante altas. Termina esta obra magna, con el boogie rock "Redman", que pone el punto de mira de la composición en un claro sonido Status Quo.

 


 

En 1972, Bang fueron invitados para tocar en el Mar Y Sol Music Festival. Un multitudinario evento de tres días, celebrado en Puerto Rico. Junto a Bang hubo bandas de toda índole como Poco, Alice Cooper, Mahavishnu Orchestra, Pot Liquor, Bloodrock, Cactus o Savoy Brown, entre otros. En su siguiente trabajo discográfico, hubo un distanciamiento hacia las influencias inglesas, y un acercamiento a un sonido más americanizado. Por lo que dejaron de lado a Black Sabbath, para centrarse en un sonido Grand Funk Railroad o James Gang. Esto se aprecia con el inicio de "Mother", donde el rock se mezcla con el funk y un cierto toque blues, fantástico comienzo. Las melodías inundan el arranque de "Humble", que pasa a convertirse en un tremendo tema de rock devastador. Para mi este es su trabajo más condensado y maduro. Supieron cuadrar todos sus puntos flacos y exprimir los fuertes. Diorio fue descartado para esta grabación, y un tal Duris Maxwell fue el encargado a las baquetas, a excepción de dos temas tocados por Bruce Gary. Gilcken está criminal a la guitarra, lanzando riffs y solos a destajo. "Keep On" es un fantástico funky rock, de contexto musical casi heroico en su estructura. Termina esta primera cara llamada Mother, con "Idealist Realist". Otro ejemplo de rock duro fantástico y emocionante donde los riffs se suceden sin descanso, y donde una slide guitar es utilizada como arreglo en los solos. Arranca la segunda cara titulada Bow To The King, con la única versión registrada en estudio de toda su carrera. "No Sugar Tonight", de los canadienses The Guess Who, fue un claro intento de subir en las listas de éxitos. "Feel The Hurt" es un estupendo tema de emocionante estribillo. Auténtico rock americano setentero. Con "Tomorrow" giran hacia el rock pirotécnico de bandas como Kiss o Montrose, iban adaptándose a los tiempos. Termina el disco con la melódica "Bow To The King", que directamente conecta con la música que iniciarían en su siguiente y disco final de esta etapa.

 

 

Según los propios miembros de la banda, Music fue uno de sus trabajos preferidos. Me imagino que como contra medida a lo mal aceptado que fue en su época. Y es que, influenciados por formaciones como Big Star o The Raspberries, entraron de lleno en el soft rock y el cada vez más imperante power pop. Gary Frank fue el batería de esta grabación, y Diorio colaboró en las composiciones como miembro en la sombra. Algo que también ocurriría con Mother/Bow To The King. Comienza Music con "Windfair", un estupendo disparo de clásico rock de mediados de los años setenta. "Glad You're Home" si que es más heredera del sonido Big Star, dulce medio tiempo con fantástica melodía. En "Don't Need Nobody", vuelven al rock FM con un divertido y emocionante tema. Gilcken nos deleita con un punzante solo de guitarra. En la línea es "Page In My Life", corto tema con ínfulas de hit. Termina la primera cara con una balada llamada "Love Sonnet", donde Ferrara se pone a los mandos de un piano. A ritmo de pop comienza la segunda, "Must Be Love" es un caramelo sonoro con referencia directa al sonido Big Star. "Exactly Who I Am" es uno de los mejores temas de este disco. Y que mantiene viva, la llama de su anteriores trabajos. Con "Pearl And Her Ladies" en cambio, bajan bastante el nivel de este disco, que hasta el momento estaba por encima de la media. "Little Boy Blue" es un medio tiempo que entra ya en el final, con la emocionante y acústica "Brightness". La inclusión de los singles "Slow Down", "Feels Nice" y "Make Me Pretty" son el final total para esta saga musical. Esta edición también incluye una entrevista en la radio de media hora de duración. Hasta la fecha esta caja esta descatalogada, pero la discográfica Svart ha sido la encargada de hacer las últimas reediciones de estos discos, como consecuencia de la gira que Bang han realizado por Europa, hace ya un par de años.

 

Reseña de Germán Ramírez     

 

-------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre Bang, en su página oficial.

 

Algunos datos biográficos, sacados de un texto elaborado por David Wells.