Battre Lyss

Till Den Strang Som Brast...

Autoedición (1975) / Sommor (2017)

 

---------------------------------------------------------------

 

La escena sueca ha tenido siempre un papel importante para aquel aficionado que va adentrándose en el mundo del coleccionismo del rock de los años setenta. Cuando vas quitando capas y capas, y empiezas a descubrir aquellos discos grabados por November, Panta Rei, Saga o Solid Ground. Te das cuenta de la grandeza musical que hay en aquella época. Sommor, subsidiaria de Guerssen, han vuelto a dar en el clavo con la reedición de una formación sueca que se quedó más rezagada que el resto. Battre Lyss editaron en 1975 unas grabaciones de forma autoeditada, que vuelven a estar disponibles décadas después de forma oficial para deleite del oyente.


Battre Lyss nacen como un proyecto musical más de principios de los setenta, efectuado por una serie de músicos amigos. En un principio, las composiciones se iban efectuando con las letras en inglés. Pero con el paso del tiempo, decidieron apostar por la lengua nativa sueca como elección para todos los temas. Los principales impulsores de este proyecto eran Rolf Hammarlund y Christer Palmquist. Y a ellos se fueron sumando una serie de músicos y amigos, que terminaron por ser parte directa de la grabación de este disco. Entre ellos, estaba Anders Nordh a la guitarra. Este había estado en un clásico combo sueco a principios de los años setenta: Life. Estos grabaron un fantástico disco de alto contenido psicodélico y experimental. Battre Lyss grabaron todos estos temas entre 1973 y 1974, en un estudio con una mesa de dos pistas. La falta de discográfica no fue inconveniente, ya que decidieron hacer un prensaje privado en 1975 para distribuirlo entre los más allegados. Pero claramente, esto hizo que este disco quedara bastante oculto con el paso del tiempo. Menos mal que existe Guerssen para rescatar este tipo de grabaciones. En 2017 se remasterizaron todos estos temas por parte de los propios Rolf Hammarlund y Christer Palmquist. Llegando a ser una reedición totalmente oficial, como no puede ser de otra manera. Es un interesante disco, con unas composiciones no muy complicadas de asimilar aun siendo este disco de estilo rock progresivo.


La formación de Battre Lyss fue haciéndose cada vez más extensa, según progresaba la grabación del álbum. Esta constaba de Christer Palmquist a las voces/piano/guitarra acústica, Anders Nordh a la guitarra/teclados, Rolf Hammarlund a las voces/bajo, Rolf Jonahsson a la batería, Bo Klackenberg a la guitarra, Knutte Knuttson a la guitarra, Ulf Nordin a la flauta/saxofón/clarinete y Bo Wieslender al órgano. Aparte de una serie de personas invitadas que efectuaron la labor de coros. Como ya hemos dicho, el estilo de Battre Lyss estaba centrado en un ameno rock progresivo donde primaba la melodía junto con algunas partes de rock más duras. Podríamos encuadrarlos en un grupo de hard rock progresivo con influencias de grupos anglosajones como Camel, Uriah Heep o King Crimson. Sin duda, es un disco de tipo mediano pero con algunos picos de gran calidad. Como el comienzo de este disco, titulado "Gota Lejon". Buen hard rock en la onda de November y similares, con buenos solos de guitarra y ritmo contundente. En "Emma" rebajan el ritmo, con una balada acústica de tipo pop folk. La guitarra eléctrica se asemeja aquí al estilo de Robert Fripp. "Vidsel-Sthlm, Enkel" es un medio tiempo de carácter teatral, donde el piano tiene mucho protagonismo. Y donde la fantástica melodía vocal es una constante en el tema. Así y todo, el sonido eléctrico también tiene su momento. En "Anna" vuelven a la balada pop rock. Composición simple con una gran aportación al bajo. Vuelven al hard rock progresivo en "Sagan Om Viggen". Tremenda composición de carácter épico en su ritmo y gran guitarra eléctrica. "Dromflickan" es una balada crimsoniana, muy en la onda de "Book Of Saturday". Endurecen parcialmente el sonido en "Vapnet", con partes intermedias de rock dramático y otras de progresivo sonido con instrumentos de viento. "Tredje Riket" es otro medio tiempo melódico con gran aportación vocal. Con "Ansvaret" optan por el uso de la guitarra acústica como fondo musical, composición corta y sencilla con grandes momentos de guitarra eléctrica. Similar es también "Chaú Gaí", temas influenciados por la parte más melódica de King Crimson. Se nota que esta es una formación top de la época, debido a su influencia en muchas bandas de la época. Termina el disco con "K-E Andersson", gran tema final de estilo pop rock setentero para un disco que aun no siendo especialmente sorprendente. Es claramente otra pieza fundamental del rompecabezas que compone todo el hard rock progresivo sueco. Algo que lo hace totalmente imprescindible.

 

Reseña de Germán Ramírez    

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre esta edición de Battre Lyss, aquí.