The Blue Things

The Blue Things

RCA Victor (1966)

 

---------------------------------------------------------

 

El garage folk fue otra de esas corrientes que a mediados de los años sesenta pegaron fuertísimo en Estados Unidos. Bob Dylan era uno de los revulsivos necesarios que necesitaba la música juvenil en aquella época. Y todo un conjunto de formaciones emergentes supieron verlo adaptando la música de Dylan, dentro del conjunto de su sonido adolescente. Encabezados principalmente por The Byrds, los primeros en adaptar un tema de Dylan a ese sonido, consiguiendo un éxito rotundo en todo el país. The Blue Things forman parte de toda esa nueva generación, junto a otras formaciones como The Yankee Dollar, Love, The Bachs, The Paradox o Mouse And The Traps, creando una larguísima lista de referencias.

 

 

La existencia de The Blue Things tuvo sus inicios con la formación llamada The Blue Boys, hacia el año 1964. Aunque anteriormente a esta, sus miembros ya habían tenido experiencia en grupos como The Barons, The Flippers o The Spinners, entre otras. En principio como trío, acabaron siendo un cuarteto gracias a la adhesión de Val Stecklein. Este procedía de la formación The Impromptwos, quienes grabarían numerosos temas en el estudio, llegando a editar algún disco por aquel entonces. The Blue Boys también grabaron una serie de acetatos, con temas como “Silver And Gold”, “La Do Da Da”, “Just Two Days Ago”, “Love’s Made A Fool For You”, entre otras composiciones. Actualmente están muy cotizados, pagándose una pequeña fortuna por estos. Con Stecklein ya integrado en el grupo, deciden hacer una gira con actuaciones en diferentes estados del país. Un tal Jim Reardon, representante musical, los capta en una de estas fechas, pasando a ser manager del grupo. Reardon decide mover ficha llevándolos a la radio e iniciando su club de fans. Algunos anuncios para promoción fueron grabados también por aquel entonces, y emitidos en las radios locales. Fueron al estudio Damon para grabar algunos temas más que fueron editados en limitados acetatos. El mismo estudio se encargó de que firmaran un contrato con la discográfica Ruff Récords. Por motivos de confusión con la banda del cantautor de música country Jim Reeves, titulada esta Jim Reeves Blue Boys. Estos deciden cambiar el nombre del grupo a The Blue Things. Así que fueron a grabar un sencillo, pero esta vez sí que de forma más oficial bajo la nueva encarnación. Este single contenía los temas “Mary Lou” y “You Turn To Cry”, sería editado a finales de 1964. Para Ruff se publica otro sencillo en 1965, poco antes de fichar por una discográfica más grande como era RCA Victor. El primer sencillo para RCA, contenía dos temas llamados “I Must Be Doing Something Wrong” y “La Do Da Da”, este último una regrabación de la época de The Blue Boys. Tras varios sencillos más, la grabación del disco sería ya inminente. Se efectuó en 1966, en los estudios Nashville de la propia discográfica. Editado en aquel mismo año, el disco contenía en sus créditos un texto escrito por John D. Loudermilk. En este escrito alababa el sonido del grupo hasta los cielos, en un intento de promoción directa. Algo que no quitaba que el disco fuera verdaderamente bueno. Se editó este tanto en mono como en estéreo, y tuvo una inexplicable edición en Suráfrica. Desgraciadamente, la existencia del grupo no duró mucho más que algunos sencillos posteriores al álbum para RCA. Aunque antes de esto hubo algún reemplazo, saliendo Stecklein y entrando Larry Burton. Musicalmente, empezaron a entrar en la onda psicodélica en su etapa final. Pero nunca llegaron a evolucionar del todo, debido a su separación. A finales de los años ochenta, la discográfica Cicadelic editó una serie con tres volúmenes en vinilo, titulada The Bluethings Story. Estos contenían grabaciones de la etapa de The Blue Boys, junto a otros temas inéditos además del álbum completo y los singles de The Blue Things. Una pieza de coleccionismo fundamental para conocer la historia de esta banda. Reeditándose años después en CD, tanto por Collectables como por la propia Cicadelic.

 

La formación de The Blue Things, estaba formada por Mike Chapman a la guitarra, Val Stockstein a la guitarra/voces, Bobby Day a la batería y Richard Scott al bajo. La música de estos jóvenes músicos estaba fuertemente influenciada por el folk tradicional, por figuras como Bob Dylan y sonidos venidos de Inglaterra como The Beatles, en su etapa Help. Esa mezcla de pop rock para adolescentes y música tradicional era muy efectiva en la época, comenzando así parte del sonido garage en su faceta más afable. Técnicamente se les notaba la evidente experiencia en otras formaciones pre The Blue Things, creando un sonido fabuloso en todo el repertorio. El hecho de la influencia por parte de Dylan, no quita que todas las composiciones en este disco fueran totalmente originales. El álbum empieza con un fabuloso tema melódico con abundante guitarra acústica, llamado “High Life”. Tras este alegato sobre el consumo de sustancias, sigue con “Girl Of The North Country”. Este tema de folk pop con evidente influencia dylaniana, mantiene un ritmo alegre y efectivo. “Doll House” es un medio tiempo de ritmo campestre, maravillosa composición. El garage rock llama a la puerta con “La Do Da Da”, tremendo corte insuflador de radiante energía musical. “Look Home Ward Angel” es una balada efectista como solo sabían hacer en aquellos años. “It Ain’t No Big Thing, Babe” hace terminar la primera cara del disco con una tremenda joya absoluta, donde se mezcla el folklore y la psicodelia de una forma casi celestial. El segundo tramo sigue con “Ain’t That Lovin (You Baby)”, haciéndose patente también la influencia stoniana a ritmo de puro rock and roll. Vuelven a ritmos más reposados en “I Can’t Have Yesterday”, donde el aura musical vira hacia finales de los años cincuenta y Roy Orbison. Manteniéndose esta fase con “Now’s The Time” y “The Man On The Street”. Puro sonido beatles en su faceta más pop, una auténtica maravilla. La psicodelia pop nos hará maravillarnos con “I Must Be Doing Something Wrong”, terminando la escucha de este disco con el folk dylaniano de “Honor The Hearse”. Con el paso del tiempo, The Blue Things han ido a formar parte de todo ese grupo de formaciones menores que merecen muchísimo la pena. Ahí estarán por siempre para todo aquel que quiera sumergirse en el underground americano de los años sesenta.

 

Reseña de Germán Ramírez 

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Algunos datos biográficos, sacados de textos elaborados por Vernon Joynson y los propios miembros de la banda.