Catfish

Get Down / Live Catfish

       Epic (1970/1971) / BGO (2017)

 

---------------------------------------------------------------

 

La senda del blues se extendió por toda la Inglaterra de piel blancuzca a mediados de los años sesenta, venido este desde tierras norteamericanas. Pero en estas mismas tierras no hubo la misma profusión de sonidos bluseros entre la población blanca, como en el país inglés. Hubo sus testimonios sonoros, y por supuesto muchos músicos de blues tuvieron su momento de gloria, gracias a este auge. Pero el pop rock estaba muy anclado en la población, lo que dejó un poco de lado un sonido tan tradicional como el blues. Así y todo, músicos como Johnny Winter o Paul Butterfield y grupos como Canned Heat u otros más oscuros, como The Sacred Mushroom. Dejaron para la posteridad grandes testimonios sonoros de genial blues blanco. Catfish proceden del lado más underground, y dejaron dos discos que hoy los tenemos reunidos en una sola edición, reeditada por Beat Goes On Récords.


Bobby "Catfish" Hodge nació en Detroit, pero su familia era natural de Kentucky. Así que eran grandes aficionados a la música country y gospel. Esa influencia caló bien en el muchacho, que como tantos otros se alimentaba de la música que radiaban en emisoras como WCHB o WXYZ. Estas ponían blues de artistas como B.B. King, Muddy Waters o John Lee Hooker. Algo que provocó una gran influencia en Hodge, desde su niñez. Algo también alentado por su propia familia, ya que era una tradición los fines de semana ir a la tienda de discos de la localidad para comprar un par de vinilos. Todo eso, provocó un caldo de cultivo referencial que terminó en la formación de su propio grupo a mediados de los años sesenta. Este se llamó Catfish, y fueron un gran prometedor grupo de blues rock blanco, debido a su estilo crudo y visceral. Por lo que adquirieron una gran fama en directo. Algo que les llevó a entrar en el estudio, a principios de los años setenta para grabar un disco debut. Titulándose Get Down, tuvo una tirada muy centrada en el público europeo por parte de la discográfica Epic. Las ediciones se concentraron en Inglaterra y Los Paises Bajos, aunque también hubo tirada canadiense y estadounidense. No tuvo una gran aceptación, me imagino que debido a la gran variedad de bandas que ya había de blues rock en aquella época. Aunque un año después, volvieron a intentarlo con un disco grabado en directo, que se titularía Live Catfish. Este se grabó en The Eastown Theatre, situado en Michigan y fue producido por John Hill. A pesar de las buenas críticas en las revistas musicales, este proyecto no tuvo continuidad. Aunque ahí quedaron los recitales en directo por parte de Catfish, quienes acompañaron en directo a numerosas otras bandas de la época como Mountain, Black Sabbath, Edgar Winter's White Trash o Santana. Poco después de la desbandada final, muchos de sus miembros engrosaron en otra formación que es uno de esos hitos de Detroit. Estamos hablando de la formación que Mitch Ryder inició a principios de los años setenta, y que fue llamada Detroit a secas Estos grabaron un brutal álbum de hard rock que ha pasado a la posteridad como uno más de los tesoros de aquella época. Por otro lado, Hodge decidió mudar la piel a otra zona del país: Washington D.C. Pero no llegó a iniciar otro proyecto con calado, todo se centró en una línea más local. En los ochenta y noventa, si tuvo cierta repercusión con las formaciónes Chicken Legs y The Bluesbusters.

 


 

Aunque la labor de Bob Hodge era de vocalista, el resto de la formación que tuvo Catfish estuvo centrada en dos periodos diferentes, divididos por un álbum u otro. Para la grabación de Get Down, estuvo compuesta de Mark Manko a la guitarra solista, W.R. Cooke al bajo, Harry Phillips a los teclados y Jimmy Optner a la batería. Para Live Catfish, a excepción de Phillips, el resto eran Dallas Hodge a la guitarra, Dennis Cranner al bajo y Jim Demers a la batería. Hay que decir que la música de este grupo americano, se centraba en el blues pero también había en la salsa algo de west coast, música tradicional, psicodelia y una energía sin precedentes. Descatado en la labor de una salvaje guitarra eléctrica y en la voz aulladora de Hodge. En Get Down, comienza con esos aíres tradicionales ya citados con "Catfish". Donde Manko desbarra con la guitarra eléctrica de una forma magistral. En "The Hawk" en cambio, se marcan un boogie rock vacilón de ritmo incesante. "No Place To Hide" entramos ya en materia blusera con este medio tiempo de emocionante textura musical. Mantenido en "300 Pound Fat Mama", donde el blues estilo B.B. King cobra vida ante nuestros oídos. En "Love Lights" se acercan al estilo gospel, rociado todo con una guitarra ácida que quita el hipo. "Coffee Song" vuelven al ritmo tradicional de aquellos años veinte y su música de salón. Marcan un estilo de blues más consistente, con "Tradition". El sonido años sesenta tiene aquí un representante: "Sundown Man". Fantástico tema de pop rock que va acercándose al punto y final de este magnífico disco. Terminamos con un tema de nueve minutos de estilo experimental. Titulado "Reprise: Catfish/Get High, Get Naked, Get Down", es un tema psicódelico con abundante reverbs y partes instrumentales de estilo jam session. Live Catfish comienza con una versión de "Nowhere To Run", aquí convertida en un tema de contundente rock. Continúa con otra clásica versión: "Money (That's What I Want)". Rock crudo y visceral con un gran sonido de órgano hammond por parte de Phillips. El único tema de Get Down incluido aquí, es "300 Pound Fat Mama". También hay incluidas dos nuevas composiciones propias, realizadas por Hodge. "Mississippi River" es un boogie rock con piano y magníficas partes de guitarra eléctrica. Dallas Hodge tiene un gran estilo a las seis cuerdas, y a diferencia de Manko es bastante más clásico en cuanto a sonido. "Letter To Nixon" es una composición de largo minutaje, con un evidente mensaje de activismo político. Por supuesto, en los doce minutos de tema también encontramos un Hodge desbordante a la guitarra. Termina este directo con otra versión, "Whole Lotta Shakin' Goin' On". Sin duda, encontramos aquí una edición peculiar. Ya que es la primera vez que se reedita Live Catfish, desde el año 1971.

 

Reseña de Germán Ramírez     

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Más información sobre esta edición, aquí.

Más sobre Detroit y sus inicios musicales, en este artículo.

Algunos datos biográficos, sacados de un texto de John O'Regan.