Clear Blue Sky

Clear Blue Sky

Vértigo (1970)

 

------------------------------------------------------------------

 

Vértigo sin duda ocupó uno de los lugares más destacados como discográfica en todo el mundo, a principio de los años setenta. La simiente que pusieron fue esencial para el desarrollo del rock en aquella década. Black Sabbath, Status Quo, Uriah Heep en sus comienzos o Nazareth, son algunos de los nombres destacados en su discografía. Pero también tuvieron un desarrollo muy interesante bajo diferentes nombres del rock progresivo. May Blitz, Ben, Jade Warrior, Catapilla o Cressida, también forman parte de la leyenda de un sello que para los coleccionistas de discos es poco menos que mítico. Clear Blue Sky entran en esta segunda división más desconocida, con un fantástico y único disco editado en 1970 bajo Vértigo.


Los miembros de Clear Blue Sky eran muy jóvenes cuando formaron en Inglaterra su primer grupo. De hecho, estaban en el instituto cuando ocurrió aquello y se llamaban por aquel entonces Jug Blues. Como podéis imaginar, estamos hablando de una época donde el blues era el sonido imperante. A través de diferentes formaciones con diferente nombres, estos chavales fueron desarrollando una evolución musical que poco a poco les fue creando también un nombre en la escena musical local. Viajaron por diferentes lugares del país para dar algunos conciertos. Incluso llegaron a iniciar alguna gira por Alemania. El blues les llevó hacia la psicodelia, y de la psicodelia hacia el hard rock progresivo. Participaron en una Battle Of The Bands realizada en el mítico Marquee Club. Su actuación fue muy celebrada, e impresionó a la mánager de Donovan, Ashley Kozak. Este tipo de acontecimientos era un festín para caza talentos en busca de carne fresca. Y Kozak encontró en Clear Blue Sky un nuevo y maravilloso sonido que explotar. Los contactos de esta, hicieron posible un contrato con la discográfica Vértigo. Fueron al estudio de Island para realizar una serie de grabaciones, que terminaría por germinar en el homónimo primer disco de Clear Blue Sky. La portada fue realizada por Roger Dean, algo que sin duda ha hecho que este disco permanezca en parte del ente colectivo durante todos estos años. Dean fue un artista esencial, para explicar el iconismo musical de los años setenta. Para Clear Blue Sky, la competencia era extremadamente dura en las listas de éxitos. Y no fueron recibidos con unas merecidas buenas críticas en los medios, que era lo esperado. La existencia de esta formación duró hasta 1975, cuando finalmente terminaron por separarse. Alguno de sus miembros dejaron el mundo de la música, pero John Simms se mantuvo en activo. Simms estuvo posteriormente en formaciones como Tangerine Peel o formó parte del grupo de Ginger Baker. Para sorpresa de los fanáticos coleccionistas, años después salieron a la luz grabaciones de un segundo disco no editado. Titulado Destiny, fue todo un tesoro musical para el mundo melómano. Destiny se ha llegado a reeditar en diferentes ocasiones. Su primer disco también, siendo Repertoire Récords la que inició este proceso en 1990. Desgraciadamente, esta reedición no miró demasiado por la calidad del sonido y deja bastante que desear. Más fiable es la reedición de Esoteric, realizada en 2017. Clear Blue Sky se han reunido en alguna ocasión para celebrar algún aniversario, y también han grabado algún que otro disco. Más material inédito ha salido a la luz, en discos como Out Of The Blue.


La formación de Clear Blue Sky, estaba formado por John Simms a las voces/guitarra, Mark Sheather al bajo y Ken White a la batería. Su sonido tenía pocas florituras, aunque si alguna colaboración particular a la flauta no acreditada en el disco. De ambiente seco, era hard rock progresivo auténtico de la época. Aunque también había atisbos de psicodelia y algo del sonido Cream. Pero sin duda alguna, era puro rock progresivo seminal. Ocupa toda la cara del primer disco, un tema dividido en tres partes. "Journey To The Inside Of The Sun", arranca con la contundente "Sweet Leaf". Tema instrumental con base blues y unos agresivos desarrollos de guitarra realizados por Simms. Su estilo es bastante peculiar y muy avanzado para la época, en la línea de John DuCann. Es un gran guitarrista que nunca ha tenido la oportunidad que se merece. Sigue con "The Rocket Ride", una mezcla entre heavy rock y pop de la época. Fantástico tema de estructura simple pero efectiva. La base rítmica es una maravilla, y Simms ataca de nuevo a las seis cuerdas. Termina este largo tema, con "I'm Comin' Home". Manteniendo la línea antecesora con un sonido progresivo y bastante agresivo. Sin duda, es una música para dejarse llevar y evitar el excesivo análisis. Puro y constante ritmo. Comienza la segunda cara con "Your Mystify". Teniendo este tema un cierto acercamiento al sonido Sabbath de su disco Paranoid. Tremendo heavy rock progresivo con algún uso de guitarras acústicas como base musical y diferentes cambios de ritmo. "Tool Of My Trade" es un corte más reposado y melódico. Por el contrario, "My Heaven" es una composición intensa, aun teniendo guitarras acústicas. Fabuloso tema que solo tiene cabida en aquellos años de experimentación. Termina el disco con la roquera y mítica "Birdcatcher". Pura esencia de un momento exacto e irrepetible. Para fanáticos de May Blitz o Andrómeda.

 

Reseña de Germán Ramírez     

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------