Cromwell

At The Gallop

Got Kinda Lost/Guerssen (2016)

 

--------------------------------------------------------------

 

Los irlandeses Cromwell, aparte de tener un fantástico nombre como grupo, dejaron su huella en la historia con un disco que estuvo muchos años descatalogado. Y como no, nos vemos en manos de Guerssen para disfrutar de una fantástica reedición de este disco. En 2016 se reeditó, viniendo este directamente de una escena roquera que tenía a Thin Lizzy como máximo exponente musical en la época. Contaremos en unas pocas líneas, la biografía del grupo y os describiremos lo que contiene este variopinto disco de pop rock irlandés.

 

 

Procedentes de Dublín, esta formación empezó como un quinteto que principalmente se centraba en versiones de éxitos de la época. Desde comienzos de los años setenta, esta formación mezcló versiones, con composiciones propias que cada vez estaban más desarrolladas. Tras una separación de miembros, Cromwell pasó de quinteto a trío. Durante esta época endurecieron el sonido, imitando a formaciones como The Who o incluyendo temas de blues rock en su repertorio. Se les unió un prominente vocalista irlandés que tenía un largo futuro por delante: Mick O’Hagan. Con esta formación tuvieron una proyección de un año justo. Justo cuando O’Hagan dejó la formación, acompañaron a Rory Gallagher durante algunas fechas. En 1972 grabaron una demo en los estudio Emerald. Con estas grabaciones intentaron captar la atención de alguna compañía discográfica. Pero las dificultades sociales de Irlanda en aquella época, dejaba totalmente de lado a la música rock. El apoyo a los grupos menores era totalmente nimio en los años setenta. Diferente y más complicado era todo el clima de confrontación social, con el IRA en su máximo punto de acción. Esto conllevó a mover el culo hacia un paradero mucho más cercano a la aceptación social como grupo de rock. Por lo que pusieron el punto de mira en Inglaterra en busca de fortuna. Ante la falta de apoyos logísticos por parte de las discográficas, decidieron editar ellos mismos su propio material. Durante 1973 y 1974, editaron una serie de sencillos con temas como “Guinness Rock”, “Stomp, Stomp, Stomp”, “Hoodwinked” o “You Hate It To Turn”, entre otros. En 1975 se editó el único larga duración de Cromwell. Titulado At The Gallop, fue una edición propia que se ha convertido en una rareza cotizada por coleccionistas. Una copia original de At The Gallop en buen estado, puede rondar hoy en día entre los 300 y los 700 euros. Tras la edición de este disco, el grupo rompió dejando solo este material y los sencillos primerizos, como testamento sonoro para el futuro. Posteriormente, sus miembros se dedicaron más o menos al mundo de la música. Pero nada reseñable se puede sacar de ahí, exceptuando los dos discos que editaron Patrick Brady y Michael Kiely a principios de los ochenta, como el dúo folk llamado The Establishment. Guerssen recuperó en 2016 este disco en una lujosa y honorífica reedición.

 

 

Cromwell estaba compuesto por Patrick Brady a las voces/guitarras, Michael Kiely a las voces/bajo/teclados y Derek Dawson a la batería. Algunas colaboraciones acreditadas se centraban en los teclados, por parte de John Keogh y John O’Callaghan. Otras son de Finin O’Callaghan a la guitarra y coros. At The Gallop era un disco variopinto que alternaba sonido duros con otros más melódicos. Algo propio en este tipo de grupos desconocidos, que al tener pocas oportunidades de grabación, fueran incluidos composiciones de diferentes épocas, estilos y con diferentes influencias. Por eso este disco incluye magníficas referencias a formaciones de hard rock como Thin Lizzy, sino escuchad el tremendo comienzo con “Ireland(The Wild One)”. Referencia directa a la primera etapa de la clásica formación irlandesa. Para mí, uno de los mejores momentos de este disco. “Down On The Town” o “You Got It Made” nos trae un sonido más stoniano. Pop rock macarrilla sin complicaciones y  muy asimilable. Brady a la guitarra es un músico eficiente, consiguiendo solos de guitarra de mucha calidad. Por consiguiente, “First Day” es un típico medio tiempo de fácil escucha y con pocas pretensiones compositivas. “At The Gallop” consigue el momento para el rollo tradicional y festivo que tanto le gustan a los irlandeses. Slade están presentes con “Guinness Rock”. Emergente pub rock que tanta presencia tendría en las listas de éxitos de aquellos años. “Hoodwinked” es un tema instrumental sencillo y que da la impresión que es relleno musical. El fantástico momento acústico tanto de “Nothing Left To See” como “Deal Me In” es primordial y necesario para identificar el pop rock irlandés. De nuevo la presencia de Phil Lynnott es acertada en estas composiciones, y la de John Lennon también. Termina el repertorio original del disco con “Dawson’s Fun Palace”. Tema donde prolifera el sonido de ambiente de los bares irlandeses y tambien con clara intención de relleno. Son incluidos aquí tres temas extras para redondear: “Stomp, Stomp, Stomp”, “You Hate It To Turn” y una toma alternativa de “Guinness Rock”. Es un disco menor con muy buenos momentos, recomendado para amantes del sonido de Mott The Hoople, la etapa setentera de Golden Earring y el pop rock irlandés en general.

 

Reseña de Germán Ramírez    

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre este disco, aquí.

Algunos datos biográficos, sacados de un texto elaborado por Jeremy Cargill.