Daybreak

Daybreak

RPC (1971) / Gear Fab (2017)

 

--------------------------------------------------------------

 

En Gear Fab Récords siguen escarbando en los cimientos de la música popular. Y vaya lo que van encontrando, amigos. La reedición de esta pieza de coleccionista, es fruto de una subasta en Internet. 3.000 dolares fue el precio final para una reliquia de muy difícil adquisición. De ese artículo en particular, se sacó expresamente el audio para esta edición. Otra genialidad más, y van ya muchas las que esta discográfica ha rescatado del olvido. Os puedo decir, que tengo constancia de eso desde que empece a tener mis primeros instintos melómanos.


El nacimiento de Daybreak, se centra en la zona de Pearl River, New York. A finales de los años sesenta se gestó esta formación con cinco chicos que todavía eran estudiantes de instituto. En un comienzo, esta banda se empezó a llamar Identical Stranger. Tras varios movimientos en la formación, idas y venidas, decidieron cambiar el nombre a Daybreak. Obtuvieron cierta notoriedad a nivel local, gracias a las actuaciones que daban de forma usual en algunos locales de Pearl River, como el llamado The Pirate's Hideaway. Obtuvieron varios premios en competiciones musicales, y su estatus fue a más en cuanto a actuaciones y reconocimiento. Sus directos eran una mezcolanza de temas propios y versiones de clásicos de la época. Neil Young, Grand Funk Railroad, The Who, Iron Butterfly, entre muchos otros. En 1971, editaron su único disco con una tirada inicial, y finalmente única sin reedición en la época, de 400 copias. La discográfica, llamada RPC, editaba los discos por encargo. Por lo que la portada que se utilizó para la edición era genérica. Centradas sus ediciones en coros clericales y orquestas locales, editaron también algunas grabaciones de psicodelia que hoy en día son apreciadas y desconocidas piezas de colección. Después de esto la banda se disolvió, y este disco se convirtió en una pieza de difícil adquisición para los coleccionistas ante su precaria y limitada edición. Algunos de sus miembros, como Vince Seplesky, Craig Kozlow o Bruce Pollack, continuaron en esto del mundillo musical por un tiempo, tocando en formaciones de aquí y allá. Michael Ciulla, por otra parte, se convirtió en actor y doblador. De momento, pocos datos tenemos de esta grabación. Pero si eres paciente con la red de redes, empezara a destacar información interesante, muchas veces dada por los propios participantes del evento ante el propio auge de esta reedición entre los fanáticos. Y es que, Roger Maglio pudo contactar con algunos miembros de esta formación, para que dieran el visto bueno a la reedición y por supuesto, participaran en todo el proceso. Así que ya podéis dar la bienvenida a esta rareza, que poco a poco irá cogiendo notoriedad, ya que sonoramente es fantástica.


La formación de Daybreak, constaba de Vince Seplesky al bajo/coros, Mike Ciulla a la voz solista, Craig Kozlow a la guitarra solista/coros, Rich Alper al órgano/saxofón y Bruce Pollack a la batería. Al igual que otras grabaciones de esta índole, este disco fue una muestra inicial de la banda, por lo que optaron por un repertorio centrado sobretodo en versiones de clásicos de la época. Es una desgracia, ya que las tres únicas composiciones propias que incluyeron y que son obra de Seplesky, son de una calidad asombrosa. Fue una oportunidad desaprovechada de demostrar el ímpetu compositivo propio, a cambio de ciertas versiones que aunque no son malas ni mucho menos, son bastante básicas y aportan más bien poco. Pero en definitiva, en conjunto es un buen disco. Hay que tener cierta incisión en que la calidad de sonido, esta un poquito más baja de la media. Pero es que el audio está sacado de un original de casi cincuenta años. Por lo que si lo piensas fríamente, es más que aceptable. Comienza el disco con una composición propia llamada "Can't Get Down". Tema fantástico con tremendos brotes de guitarra ácida, órgano hammond marcando el territorio y hard rock en la onda de Bloodrock, Smokin' Willie o Sage. Continuamos con una versión de Neil Young, su clásico "Down By The River". De buena factura pero sin aditivos destacables de improvisación. Podríamos decir que era el momento de lucimiento de Ciulla a la voz. Seguimos con la siguiente composición propia, "(I'm Only) Half Here" es un temazo con todas las letras. Hard rock psicodélico de magnífica factura, con una guitarra exuberante por parte de Kozlow demostrando buenísimas dotes, y un órgano acompañante perfecto en esta ocasión. ¡¡Que desgracia que no incluyeran más material propio!! Dan un giro de muchos grados, con una versión de rollo clásico y carácter muy básico. "(We're Gonna) Rock Around The Clock" destaca aquí como un pequeño punto y aparte sin ningún tipo de destaque. Momento para que Alper, muestre sus dotes al saxofón aunque se le de mucho mejor el órgano. Seguimos con el lucimiento de Ciulla a las voces, incluyendo una versión de The Moody Blues, "Nights In White Satin". Sinceramente, es de factura impecable y aquí si que destaca Alper como un magnífico organista. Mantienen el nivel de versiones con la inclusión de otro clásico tema de la época, la tripleta "Monster/Suicide/America" de los maravillosos Steppenwolf. De nuevo la factura es impecable, de hecho destaca esta del resto de versiones por su calidad. Pero se centran demasiado en la buena factura, que olvidan meter alguna coletilla propia para darle su carácter a la versión. Termina este disco con "Alone Again", composición propia de Seplensly. Tema relajado de pop melódico psicodélico, que pone fin a esta epopeya de principios de los setenta.

 

Reseña de Germán Ramírez       

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre esta edición, aquí.