The Firebirds/The 31 Flavors

Light My Fire/Hair

Crown (1969)/Gear Fab (2013)

 

-------------------------------------------------------------------

 

De nuevo, vamos a traer a colación los discos enmarcados dentro del término "exploitation". Y es que hay mucha miga ahí para rescatar, siendo algunas de estas ediciones de sonido puramente años sesenta. En algunos casos, incluso creando escuela en el género con fantásticos discos de sonido psicodélico. En otras ocasiones, eran puramente lanzamientos de relleno que lo único que te encontrabas dentro, era música de ascensor para poner de fondo en el salón de tu casa.


En esta ocasión, los dos discos editados por Gear Fab en un solo formato de forma algo modesta, son totalmente complementarios el uno con el otro. Estos discos fueron editados por Crown Récords. Esta discográfica, que tiene sus inicios a principios de los años cincuenta, tenía un repertorio variado de diferentes estilos musicales. Folk, country, blues o jazz... Todo valía para editar, destacando referencias del bluesman B.B. King, siendo este su principal reclamo discográfico. A principios de los años sesenta, también fueron incluidos en su catalogo, referencias por parte de John Lee Hooker, Etta James o Lightnin' Hopkins. Todo esto, fue a menos según pasaba la década y empezaba la decadencia. Aunque incluyeron referencias de la formación beat Dave Clark Five. Claramente no supieron adaptarse a los tiempos de cambio, por lo que no llegaron a incluir ningún grupo de sonido más innovador en su catálogo. Se puede presuponer que estas dos referencias, fueron un intento por parte de Crown de editar algo de rock psicodélico, así que de perdidos al río. No fueron los únicos discos, este tipo de grabaciones menores eran muy vendidas en la época a precios muy baratos, ya que tenían muy poco coste. Otros títulos del mismo ámbito encontrados en Crown Récords, eran Heavy Heavy Heavy, presuntamente grabado por la banda Lee Akers And The Electric Generation, u Outa Space, grabado por Toby Rean And The Common People, en una edición algo tardía de 1973. Por supuesto, todo esto era puro engaño discográfico, ya que la mayor parte de estas referencias eran grabadas por los mismos músicos de sesión, o cambiaban según le convenía al productor de turno. El caso es que, en algunos de estos discos tocaban fantásticos músicos desconocidos que nunca eran acreditados, siendo a veces de una calidad terriblemente buena. Pero vayamos al grano con los discos incluidos en esta edición.


 

En primer lugar, nos encontramos con la referencia llamada Light My Fire. Disco presuntamente grabado por la banda The Firebirds. Por supuesto, muy poco se sabe de ellos, de hecho prácticamente nada. Llegaron a repetir en ese mismo 1969, con otro lanzamiento titulado Dance Party Time, llamándose el grupo en esta ocasión The Electric Firebirds. En 1968, Crown editó una referencia titulada Hey Jude, que presuntamente ya grabaron The Firebirds bajo el nombre The Undergrounds Electrics. Pero vete a saber si eran los mismos músicos que tocaban aquí. Habitualmente, el reclamo principal de estas ediciones, era incluir alguna versión de un tema popular de la época. "Light My Fire" de The Doors, fue elegida como tema principal de esta edición. Otra peculiaridad, era como explotaban las compañías el repertorio incluido. Repitiendo temas en uno u otro disco, notándose bastante la falta de control que había al editar este tipo de compilaciones. La grabación de "Light My Fire" es un instrumental de calidad media, con alguna guitarra garagera aprovechable, pero es lo menos salvable de este artefacto. Seguimos con una tremenda balada de estilo blues, llamada "Delusions". La voz cantante destaca por su calidad, y la banda es bastante solvente en la ejecución. No eran precisamente mancos, estos muchachos. Entramos en terreno duro con "Reflections", una salvajada que podría haber sido ejecutada por The Savage Resurrection, rock ácido de alto octanaje con una guitarra que desborda electricidad. Pero es que estamos hablando de músicos de sesión... ¿Os imagináis a un señor con camisa, corbata y gafas de pasta tocando este tema tan vacilón en el estudio? ¡Yo no! "Bye Baby" es un sencillo pero intenso blues rock, con una maravillosa sección rítmica y una guitarra que ataca constantemente al oyente. Se dan el gustazo de jugar con cierta experimentación, en la psicodélica "Gipsy Fire". Y no les sale mal, a estos jodíos. También tiene cierto ritmo hendrixiano en su proceso, que le da un peculiar jugo extraño al resultado. Tremendo solo de guitarra, por cierto. El siguiente tema instrumental, llamado "Free Bass", sube el nivel del disco hacia arriba con una maravillosa ejecución psicodélica, incluyendo un sólido solo de bajo. "No Tomorrows" es prácticamente, heavy psicodelia en estado puro. Que alguien me lo explique, por favor. Termina este Light My Fire, con "Warm Up". Un alegre corte instrumental de estilo blues, donde no salen de lo básico pero contiene un abundante sonido de guitarra, para que quieres más.


Empieza el disco de The 31 Flavors, con un par de versiones de la obra de teatro Hair, la propia "Hair" y "Aquarius". Sinceramente, no merece la pena ni pararse en ellas. Lo importante del meollo, viene después. El resto del repertorio incluido, es prácticamente la continuación de Light My Fire. Comienza fuerte con "Protest", un medio tiempo de consistente sonido de bajo y alucinante melodía. "Free Fuzz" continua en donde lo dejó "Free Bass", pero en esta ocasión una salvaje guitarra ácida es la protagonista, tremendo. Se vuelven más garageros en "One-Two-Three-Four", destacando la sección rítmica por su consistencia. Pero también es alucinante, como ejecuta el solo de guitarra el desconocido músico. Se toman la libertad de hacer una versión de "Steppin' Out", cambiándole el nombre por "Real Far Out". "Free Dreams" termina lo comenzado con "Free Bass", tocándole en esta ocasión al batería realizar el solo. Terminamos fuertes con "Distortions Of Darkness", siendo este una toma instrumental de "Reflections". Definitivamente, son puras rarezas, pero pueden sorprender a cualquier avezado oyente. Puntualizar, que Hair ha sido reeditado en 2014 por una subsidiaria de Guerssen, Out-Sider.

 

Reseña de Germán Ramírez     

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Más información sobre estas referencias, aquí.