Honest John

Sailor

Shroom Angel/Lion Productions (2017)

 

------------------------------------------------------------------------

 

Sé que nos repetimos mucho. Yo sobretodo, pero… Que fascinante es todo este mundillo de pura magia musical, que fueron los años sesenta y setenta. La sensación cercana de escuchar algo acogedor, puro y totalmente analógico es irresistible. Y si nos vamos a descubrimientos musicales de la época, Shroom Angel son especialistas en todo eso. Su propietario, Rich Patz, es otro de esos arqueólogos que ha sacado a la luz auténticas maravillas a reivindicar por los coleccionistas aficionados. Bullet, Hooker, ChameleonTexas fue un hervidero absoluto de formaciones locales que desaparecieron, dejando solo un pequeñísimo rastro. En esta ocasión, Patz se ha unido a Lion Productions para sacar un disco inédito grabado por la banda Honest John. Auténtico material duro para coleccionistas de rarezas. Maravilloso…

 


La historia de este disco, gira más sobre cómo se llegó a gestar esta edición que una biografía exacta de sus miembros. El propio Patz cuenta lo difícil que fue el proceso de búsqueda de información, en una época en que no había ni siquiera Internet como hoy. Cierta información le llegó a través de Pat Brennan, quien a finales de los años setenta era miembro de Fever Tree. Si, aquellos Fever Tree de “San Francisco Girls. A principios del 2000, Shroom Angel editó un CD con un concierto de estos, titulado Live At Charles Lake 1978. Brennan le dio ciertas pistas de esta grabación, estando envuelto indirectamente al haber sido miembro de Honest John durante un cierto tiempo. Ahí comenzó la búsqueda y el inicio de un proyecto durante años, que ha acabado irremediablemente en la edición de este disco titulado Sailor. Las cintas de grabación de estos temas fueron encontradas en el desván de una casa, pero estaban sin mezclar. Tras varios problemas de negociación no efectuados positivamente con el dueño de esas cintas. Una búsqueda alternativa seguía su curso, dando sus frutos pasado un cierto tiempo. Finalmente, se pudo contactar con el guitarrista original de Honest John, Ottis Coleman. Este le dio la oportunidad de conseguir las cintas con las mezclas finales, y se ofreció para ayudar a Patz en todo lo posible con el proyecto. Lo que agilizó todo finalmente, hasta su edición definitiva. Aunque en el año 2003 y bajo Shroom Angel, fue publicado un CDr con material bastante completo de la banda. Incluía el disco inédito, un sencillo que si fue editado y varias demos. Todo bajo la serie llamada Going UndergroundLost Progressive And Hard Rock Classics. El material de Honest John fue producido por Dusty Wakeman. Un músico local de la escena de Houston, quien había estado anteriormente con Coleman en 1900 Storm, Texas Blend y en The Barons. Todo estuvo conectado entre músicos que se conocían desde la juventud. La edición de Sailor en vinilo, ha sido solo de 500 ejemplares. Una ocasión única de disfrutar de un artefacto sacado de la cápsula del tiempo. Desde luego, si no fuera por auténticos apasionados como Rich Patz, pocas de estas grabaciones llegarían a ver la luz algún día.


La formación de Honest John, estaba compuesta por Ottis Coleman a la guitarra, T. J. Sanders al bajo/voces y Chuck Lewis a la batería. El material incluido en este disco, es un compendio de hard rock y ciertos tramos de rock progresivo que tiene momentos totalmente fabulosos. Muy cercano en espíritu a Truth And Janey, Lightning, Jericho Jones o The Original Wizard. Aunque aun teniendo presente todos estos grupos nombrados, los comienzos de Aerosmith o Montrose, también se dejan ver en su sonido. Coleman a la guitarra eléctrica tiene una calidad arrolladora. Siendo un mítico de su localidad, todavía recordado a día de hoy. Comienza el disco con “Loser”, tema contundente de hard rock con un Sanders desatado a las voces. Más teatral es Saturday Night Special, tema melódico con desarrollos progresivos de gran calidad. Apologize podría haber sido un hit en toda regla. Fantástica composición de rock setentero, que por fin ve la luz. Face The Crowd mantiene ese sonido, donde Sanders a las voces se recrea de cierta teatralidad con su voz. Sin duda, las influencias son abundantes, destacando Aerosmith. Coleman esta terrible a las seis cuerdas. En Brighter day dan un giro a su sonido, con un tremendo medio tiempo de estilo muy sugerente, buenísimo. La segunda cara comienza con Crazy Shoes, ritmo trotante y sonido épico. Sailor comienza de forma suave y como una composición algo más complicada que el resto. De sonido más progresivo, va de menos a más. Coleman experimenta con algunos pedales a la guitarra. En Honest John nos dejan uno de los mejores temas del disco, destacando el bajo de Sanders en todo momento. Hard rock de muchísima calidad. Terminamos con Potato War, tema con minutaje por encima de la media y algún desarrollo melódico de alta intensidad. Es un gran disco que por fin ha encontrado su justo lugar y nosotros tenemos la suerte de disfrutarlo. Imprescindible poner el volumen muy alto.

 

Reseña de Germán Ramírez   

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Para más información sobre esta edición, aquí.

Algunos datos biográficos, sacados de textos elaborados por Rich Patz y Dusty Wakeman.