I Said, She Said, Ah Cid

The Exploito Psych World Of Alshire Récords

Grapefruit(2018)

 

-----------------------------------------------------------------

 

Parece que el reeditar el material del género "exploito", está comenzando a ser una tendencia en las discográficas para los coleccionistas de rarezas más sibaritas. De nuevo traemos a colación, un fantástico material grabado por músicos de sesión, reeditados en esta ocasión por una de las subsidiarias de Cherry Red Récords, Grapefruit. Siendo una triple caja con abundante material, se divide en tres etapas diferenciadas de mayor importancia a menor. Todas estas grabaciones fueron editadas originalmente, por la discográfica Alshire Récords.


Y como no, primero vamos a entrar en el contexto histórico de esta discográfica, contando un poco su historia. A mediados de los años sesenta, no todo el mundo se podía costear los precios de los discos que editaban las grandes discográficas como Elektra, RCA, Vanguard o Warner. Una gran incongruencia si se tiene en cuenta que estamos en pleno inicio de todo el movimiento hippie. "Haced el amor y no la guerra todo lo que queráis, pero por supuesto no dejéis de pagar nuestros discos a tocateja". Lo que lleva a pensar, en que todo aquello aun teniendo su parte positiva, fue de una hipocresía descomunal. Porque si uno de los grandes canales de filtración del movimiento hippie era la música rock, había que pagarlo a precio de yuppie si querías calidad. Esto hizo que empezaran algunas discográficas menores a hacer negocio, editando los susodichos discos de género "exploito" para alimentar el deseo musical de las clases sociales más bajas. Eran ediciones menores que se vendían en las gasolineras o supermercados, y que amenizaron los guateques de muchos barrios de clase obrera. Alshire Récords fue una de aquellas discográficas, que prácticamente se dedicó a editar este tipo de discos durante toda su existencia.


Fundada en 1965 por Al Sherman, tuvo su base en California. Sherman fue un distribuidor musical que trabajó para discográficas como MGM, hasta que decidió dar el paso y liderar su propia compañía de discos. Para eso, le compró a otro empresario musical llamado Dave Miller, su propia discográfica. Esta se llamaba Somerset Stereo-Fidelity, y ya de por sí era una empresa menor que se dedicaba a editar discos de bajo coste. Sherman asumió Somerset, con la intención de llevar las nuevas tendencias musicales psicodélicas a supermercados y droguerías. Nombrada Alshire al poco tiempo después de su adquisición, esta se fusionó en 1967 con otra pequeña discográfica llamada A/S Récords, dedicada íntegramente a editar sencillos. A/S sacó muchos singles interesantes, algunos incluidos en este triple volumen. La gran baza de Sherman, era que Somerset tenía su propia orquesta musical con la que grabó discos desde finales de los cincuenta. Esta orquesta se componía de 120 a 150 músicos, que variaban según le convenía a la discográfica. Llamada 101 Strings, entre discos y discos que grababan con canciones románticas, Alshire editó en 1967 un álbum llamado Sounds Of Today. Este contenía versiones orquestadas de The Mamas And The Papas, The Association o Procol Harum, junto a algún atrevido experimento llamado "Karma Sitar" o "Strings For Ravi". Se puede decir que este fue el paso adelante, para una serie de discos editados que contenían un sonido más actual, por parte de 101 Strings. La mente pensante detrás de este álbum y conductor de la orquesta fue Monty Kelly. Este era un veterano musical que había trabajado con Bing Crosby, Bob Hope y muchos otros desde décadas atrás. Publicado para la temporada navideña, Sounds Of Today obtuvo un gran éxito de ventas. En 1968, bajo 101 Strings se editó un recopilatorio dedicado exclusivamente a The Beatles. Contenía varios éxitos de los de Liverpool, y algún tema de relleno perteneciente a otros discos de la orquesta. Este mismo fue editado en otros países incluido España, siendo por partida doble tanto en 1970 como 1974. En 1968, también grabaron otro de sus discos más conocidos. Astro-Sound From Beyond The Year 2000 era una selección de cortes de ambiente psicodélico y espacial, que contenía alguna que otra composición bastante fabulosa. Debido a su importancia, en la actualidad ha sido reeditado numerosas veces por discográficas especializadas como Madacy, Modern Harmonic(subsidiaria de Sundazed) o Righteous(subsidiaria de Cherry Red).

 


 

Por otra parte, y ante el filón que era el negocio de la música pop rock, Alshire decidió apostar por los grupos de música. Aunque aquello no fue como tal, ya que estaban compuestos por músicos de sesión. Llamado The Animated Egg, editaron un álbum a finales de 1968. Detrás de esta formación, se encontraba un experimentado músico llamado Jerry Cole. Este tenía un abundante currículo, ya que había trabajado anteriormente junto a Phil Spector, The Beach Boys o The Byrds, entre otros. A mediados de los sesenta, tuvo su propia banda de música instrumental llamada Jerry Cole And His Spacemen. También fue la mente pensante de un clásico underground de la música psicodélica, The Inner Sounds Of The Id. Editado en 1967 por RCA en Estados Únidos y por Fantazia en Alemania, fue reeditado hace una década por World In Sound. No era un disco del todo perfecto, pero tiene algunos tremendos momentos de pop psicodélico y garage como "Wild Times", "Don't Think Twice" o los diez minutos de experimento musical llamado "The Inner Sounds Of The Id", que convierten este disco en otro artefacto psicotrónico más para aquellos avezados coleccionistas. Las tomas descartadas en esta sesión, acabaron en manos de los ejecutivos de Alshire, y fueron editadas como The Animated Egg. El responsable de aquella venta fue el productor y músico, Paul Arnold. La formación tanto en un álbum como en otro, consistía en Jerry Cole a la guitarra solista/voces, Don Dexter a la batería, Norman Cass a la guitarra rítmica y Glenn Cass al bajo. Estas grabaciones fueron utilizadas de nuevo añadiéndole orquestación, para Astro-Sound From Beyond The Year 2000. Interesante como explotaban el material a vender, estos ejecutivos de la música poco escrupulosos.


Otra de estas falsas formaciones que tuvieron una profusa actividad discográfica, fue The California Poppy Pickers. Detrás de este esperpéntico nombre, se encontraba el productor y músico Gary Praxton. Este, tras sus idas y venidas en el mundo de la música, decidió montar su propio estudio de grabación y discográfica, llamada Bakersfield International. Durante este periodo, inició una seria de sesiones de grabacion maratonianas que dieron todo el material para los tres primeros discos de The California Poppy Pickers. En un principio, esta formación se llamaba The Bakersfield Poppy Pickers, y con este nombre fueron editado algunos sencillos entre 1967 y 1968. El cambio en el nombre vino después, cuando Praxton vendió todo el material grabado a Alshire. La formación está compuesta por Kenny Johnson a la guitarra/voces/composición, Jerry Ritchey al bajo, Bob Hopps a los teclados, Johnny Apollo a las voces y Peppy a la batería. En 1969, fueron editados tres discos con las grabaciones efectuadas por los Poppy Pickers. Llamados Sounds Of 69, Hair-Aquarius y Today's Chart Busters, estaban repletos de versiones de todo tipo y alguna que otra composición propia por parte de Johnson. Con estos discos, llegaron incluso a las listas de éxitos consiguiendo alguna buena crítica musical. Pero Alshire no estaba por la labor de apoyar la línea del single, mantenida ya con A/S, y todo el trabajo compositivo de Johnson se fue al garete. Por lo que este, acabó metido en el mundillo de la música country, a partir de los años setenta. Un último disco fue editado como The California Poppy Pickers a finales de aquel 1969, y titulado Honky Tonk Woman. Praxton decidió reclutar a un elenco nuevo de músicos en su totalidad. En esta ocasión, los elegidos fueron una banda de Washington llamada Wilson McKinley. Descubiertos por dos ex miembros de The Paul Revere And The Raiders, fueron instados por estos a ir a Los Angeles para enderezar su carrera. Allí fueron contratados para ganar un dinero extra por Alshire, grabando una serie de versiones en el estudio. Este material fue el que se utilizó para el último disco editado como The California Poppy Pickers. Ellos aprovecharon el tiempo contratado en el estudio, para grabar dos temas propias que serían editados como un sencillo. A principios de los años setenta, los miembros de Wilson McKinley se convirtieron al cristianismo, de mano del pastor Carl Parks. Conocidos por ser una de las bandas cristianas más coleccionadas, editaron varios discos bajo su propio sello. Estos fueron On Stage, disco en directo, Spirit Of Elijah, su más conocida grabación, y Heaven's Gonna Be A Blast!, editado en 1972.

 


 

Tras la muerte de Kelly en 1971, su puesto fue ocupado por otro veterano en este mundo del mercenario musical. El arreglista y productor Jack Dorsey, se encargó de muchos lanzamientos efectuados por Alshire a principios de los años setenta. Esto fue posible, gracias al arreglo que obtuvieron con Pye Recordings, para editar sus propios discos en Inglaterra. Algunos de estos proyectos, fueron artefactos como The "Exotic" Sound Of Love, Apricot Brandy And Albatross o Doctor Marigold's Prescription Play And Sing, entre otros. Bajo Pye Récords, Dorsey perpetró una de esas rarezas muy cotizadas por los coleccionistas debido a su calidad. The Marvel World Of Icarus se editó en 1972, bajo diferentes sellos de diferentes países. En la actualidad, fue reeditado por Wooden Hill o Acme Récords. Alshire Récords siguió editando discos de bajo coste hasta principios de los años noventa.

 

I Said, She Said, Ah Cid es una compilación bastante completa de todo el repertorio que se puede aprovechar de Alshire, comprendido este entre 1967 y 1969. Dividido en tres volúmenes, en el primero nos encontramos con el material más interesante. Comienza con el disco editado como The Animated Egg. Las grabaciones realizadas por Jerry Cole y compañía, son un mare magnum de distorsión fuzz, funky rock y psicodelia de muy buena calidad. Siendo en su totalidad un disco instrumental, nos encontramos piezas centradas en las pistas de baile como "A Love Built On Sand", "Inside Looking out" o "Down, Down And Gone". Por otra parte, la psicodelia más dura la encontramos en "I Said, She Said, Ah Cid" o "Sock It My Way". Magníficos cortes de psicodelia ultra marciana. Imitaciones de Spencer Davis Group como "'T'omorrow", otras a The Byrds o Jefferson Airplane como "Sure Listic" o "Sippin' And Trippin'". Gran rareza este disco, con algunos momentos que sobrepasan la media. Por otro lado, nos encontramos con los dos volúmenes más conocidos de 101 Strings. Sounds Of Today es un disco de calidad bastante más baja, pero con algunos picos altos de inspiración como "A Whiter Shade Of Pale", "Stone Baroque" con un estilo a lo pop barroco, o la bizarra "Karma Sitar". Astro-Sound From Beyond The Year 2000, al contener el material re grabado perteneciente a las sesiones de Cole, encontramos un sonido interesante al ser este orquestado con instrumentos de cuerda. Por supuesto, todos los temas tenían diferente nombre a los incluidos en The Animated Egg, pero os puedo asegurar que son los mismos. El segundo volumen, está compuesto de todos los discos editados bajo The California Poppy Pickers. Multitud de versiones, abundando las pertenecientes a The Beatles. Puro material de músico de sesión con versiones de calidad media/baja, y algún tema propio por parte de Johnson o Praxton. El tercer volumen es un recopilatorio de otros discos "exploito" de Alshire. The Heads Of The Family, Doctor Marigold's Prescription, Autumn, The Mustang y un sencillo editado como Icarus... Material bizarro de serie B. Es un interesante recopilatorio para completistas del género psicodélico que quieren profundizar hasta lo más hondo del asunto.

 

Reseña de Germán Ramírez   

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre esta edición, aquí.

Algunos datos biográficos, sacados de textos realizados por David Wells y Richard Morton Jack.