Lightning

Lightning

PIP (1971) / Arf! Arf! (2007)

 

--------------------------------------------------------------

 

Dejar huella en la historia. Me imagino que es lo mínimo que pediría cualquier músico a finales de los años sesenta y principios de los setenta. Época donde casi cualquiera que supiera manejar las seis cuerdas era glorificado como un semidiós moderno, cuanto han cambiado las cosas en la actualidad. Tom Caplan tuvo su papel en toda esa historia, forjando una de las leyendas claves del garage punk americano a mediados de los sesenta. Fue su hito, pero en su caída posterior grabó uno de los discos de hard rock más impresionantes de la década de los años setenta, una rareza rebosante de calidad que merece tener toda vuestra pertinente atención.


Para empezar todo esto, nos tenemos que ir a Minneapolis, Minnesota. Estamos en el surgir de la corriente garage que puso en activo a centenares de grupos, pero muy pocos llegaron a todo lo alto. En 1964, Jim Kane forma la banda The Victors junto a su amigo Warren Kendrick. Por otro lado, la formación The Tabs empieza a dar sus primeros pasos como banda de rythm and blues. Agrupaciones muy influenciadas por los sonidos británicos de la época, convergen en diferentes ocasiones como parte del elenco en fiestas de instituto. Tras la separación de las dos bandas, miembros de uno y otro grupo deciden unir fuerzas para constituir un nuevo combo musical. Decidieron llamarse The Litter, y aunque las influencias de formaciones británicas como The Yardbirds o The Pretty Things estaban ahí, ellos generaron un fuerte sonido eléctrico e implacable en el escenario que rápidamente les hizo coger cierta notoriedad a nivel local. Intentando ampliar ese sonido un peldaño más arriba, Kane decide reclutar un nuevo guitarrista. El elegido se llamaba Tom Caplan, apodado "Zippy". Este músico había regresado de California recientemente, viendo de primera mano toda la movida que se estaba gestando allí por aquel año 1967. Pero en Minnesota no era precisamente un extraño, anteriormente había estado en formaciones como Accents, The Weekdays o Froggy And His Friends. El encuentro fue muy satisfactorio para todas las partes, así que Caplan aceptó de inmediato el ingreso en el grupo. Aunque en principio, solo tocaría en algunos directos hasta que se integrara definitivamente en la banda. En 1967, The Litter entran en el estudio para grabar por fin su primer álbum. Distortions se convirtió en uno de los discos más representativos del sonido garage, con uno de los temas más emblemáticos del género. "Action Woman" fue incluido en el tercer sencillo editado del álbum. Se convirtió en un clásico del repertorio en directo de la banda, hasta que dejaron de incluirla porque estaban ya hartos de tocarla. El resto del disco, era un popurrí de versiones de grupos ingleses como The Who, The Pretty Things o Spencer Davis Group. Algo muy habitual en discos de ese género. Tanto el disco como los singles, se agotaron en las tiendas. Tras algunas giras donde empezaron a experimentar con largos temas, como la versión de "She's Not There" de The Zombies.
En 1968 deciden grabar un segundo disco.


El proceso no fue exactamente conciso con este segundo artefacto, ya que se gestó mientras estaban de gira. Así que todo se realizó en tres estudios diferentes situados entre Texas y su ciudad natal. El resultado, llamado $100 Fine, fue fantástico pero no del todo consistente. Mantuvieron el factor de las versiones, incluyendo temas de Jeff Beck, Erie Apparent y The Zombies. Las composiciones propias empezaban a estar más presentes pero no lo suficiente como para que su propia música estuviera verdaderamente reconocida. Así y todo, fue un gran disco con tremendos temas como "Mindbreaker", "Eagle" o "Mourning Sun". A mediados de ese mismo año, a Caplan le otorgaron un galardón como mejor guitarrista del año por la asociación Connie. Después de editar el disco, hubo una serie de giras incesantes y agotadoras tanto por todo Estados Unidos como Canadá. Los problemas entre los miembros del grupo y con el mánager, hicieron mella en todo este transcurso en la carretera, por lo que no tardarían en romper. Antes de que todo esto llegara, Caplan decide irse y se lleva consigo a otro miembro de The Litter por aquel entonces, Woody Woodrich. Deciden montar su propio grupo, fichando a un tercero, Mick Stanhope. Llamándose el trío White Lightning, son fichados por la discográfica PIP. Graban un sencillo en 1968 que se convierte en un hit local, contenía los temas "Of Paupers And Poets" y "William". Debido al éxito, la discográfica les propone grabar en el estudio más material para editar un disco. Las grabaciones se realizaron, pero debido a la mala gestión de PIP, no vieron la luz en su momento. Arf! Arf! Récords editó todo ese repertorio inédito en 1997, bajo el título Strikes Twice. Stanhope dejó las baquetas para convertirse en vocalista, y a cambio reclutaron dos miembros más, convirtiéndose en un quinteto. Llamándose el grupo Lightning a secas, volvieron al estudio en 1970 para registrar nuevos temas, y re grabar algunos ya utilizados en las sesiónes anteriores.

Arte de la edición original de PIP, 1971.
Arte de la edición original de PIP, 1971.

El disco fue homónimo, y aunque las expectativas eran bastante altas, de nuevo la mala gestión de la discográfica hizo mella en la edición y distribución del disco. Fue un fracaso total, ya que se alteró el sonido definitivo del disco y el inserto del vinilo contenía créditos equivocados. PIP no se responsabilizó en absoluto del terrible fallo, por lo que el artefacto cayó en el olvido absoluto. Caplan mantuvo a Lightning en activo hasta bien entrado los años setenta, aunque con diferentes cambios de formación. Desgraciadamente, no llegó a tener de nuevo ninguna repercusión como en los años sesenta exceptuando colaboraciones aquí y allá. Pero sería recordado a partir de los ochenta como una leyenda del garage punk sesentero. Y es que la resurrección que se vivió del sonido garage, propició que muchas de esas bandas hicieran versiones tanto de The Litter como de otras muchas. Discográficas como Get Hip, EVA o Arf! Arf! reeditaron los discos de The Litter en los años noventa, incluyendo el que grabaron en su época final sin la formación original, que se llamó Emerge. Disco absolutamente recomendable. También por aquellos años noventa, se propició una reunión conmemorativa de la formación original de The Litter. Eso quedó registrado en un directo que se llamó Live At Mirage y en unas grabaciónes en estudio tituladas Re-Emerge. En 2007, Arf! Arf! editó la edición definitiva del único disco de Lightning, incluyendo no solo temas inéditos sino la grabación sin alterar del disco. No os lo voy a negar, aquello fue una gran noticia para un servidor. En Italia también se reeditó de forma no oficial años atrás, con un sonido que dejaba bastante que desear.


El quinteto que grabó el disco, estaba compuesto por Tom Caplan a la guitarra solista/rítmica, Bernie Pershey a la batería, Mick Stanhope a las voces, Woody Woodrich al bajo y Ronn Roberts a la segunda guitarra solista/rítmica. El disco de Lightning era una respuesta americana al sonido de Led Zeppelin o Deep Purple, que se estaba gestando en Inglaterra. Aquello sonaba a hard rock, pero con ciertas inquietudes progresivas que le daban al sonido una cierta complicación al asimilarlo. La guitarra eléctrica era la protagonista en este disco, y es que el sonido tanto de Caplan como Roberts era casi pirotécnico. La voz de Stanhope es aguda y penetrante, claramente en la onda de Robert Plant. En definitiva, era un disco variado y consistente donde se mezclaba el hard rock progresivo de "Prelude To Opus IV" o "1930", baladas con cierta semejanza a Uriah Heep como "Madame Sunrise", preciosos medios tiempos de carácter fuertemente americano como en "When A Man Could Be Free" o "Freedom", momentos experimentales que pisan en el terreno del jazz como "Hideaway", intenso sonido blues que desgarra el alma como en "They've Got The Time" o implacable hard psych con temática seudo apocalíptica como en "Riders In The Sky", única versión del disco siendo la original a cargo del cantautor Stan Jones. Decididamente es un disco que requiere su tiempo, pero os vais a encontrar con una joya absoluta de principios de los setenta.

Reseña de Germán Ramírez      

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre Lightning, aquí.

Para más información sobre esta edición, aquí.

Algunos datos biográficos, sacados de textos de Doug Sheppard.