Mandrake Paddle Steamer

Pandemonium Shadow Show

Sommor (2018)

 

----------------------------------------------------------------

 

Guerssen lo ha vuelto a hacer. Desde hace ya años, escarban sabiendo perfectamente donde encontrar un sugerente petróleo en forma de música desconocida o inédita. En esta ocasión, y bajo la subsidiaria Sommor, ponen el punto de mira en la Inglaterra de finales de los años sesenta. Estamos hablando de una época constantemente transitoria que mezcla géneros como la psicodelia, el freakbeat o el rock progresivo. Bajo este techo estilístico, tenemos unas grabaciones pertenecientes a la formación Mandrake Paddle Steamer. Sonido retro solo apto para avezados coleccionistas del género. Haciendo justicia con una edición oficial y con un sonido más que digno. Guerssen sabe tratar a sus seguidores como nadie, de hecho nunca defraudan.

 

Formado este grupo en el ambiente de la escuela de arte de Londres a mediados de los años sesenta. Tenemos a tres sujetos llamados Brian Engel, Martin Bridley y Paula Riordan en busca de asimilar el éxito que ya habían conseguido otros, como Pete Townshend o Ritchie Blackmore con sus propios grupos. Oficialmente la banda se formó en el año 1968, descubiertos por el manager John Lindsay. La formación fue añadiendo personal hasta convertirse en un quinteto musical con ganas de destacar en el mundillo pop rock de la época. Con el apoyo de un productor llamado Rob Finnis, para EMI grabaron un par de temas en los estudios de Abbey Road que fueron editados como sencillo. Estos eran “Strange Walkin Man” y “Steam”, no incluidos en esta compilación. El single fue editado en 1969 sin ningún apoyo por parte de la discográfica, lo que llevó a pasar sin pena ni gloria por las listas de éxitos. Grabaron una sesión para John Peel, algo que inició de nuevo las ganas de avanzar musicalmente. Otro sencillo fue grabado en 1969 y editado solo en Suecia. Con dos temas compuestos por los productores de cine Clae Fellbom y Calvin Floyd. Estos temas fueron “Sunlight Glide” y “Len”, editado por Parlophone. Harto de las constantes piedras en el camino, Brian Engel abandonó el grupo a comienzos de los años setenta. Una nueva línea de personal fue forjándose poco a poco, y cada cierto tiempo fueron grabando demos en el estudio avanzando con nuevas ideas musicales. Pero antes de comenzar el año 1972, el grupo había desaparecido definitivamente ante la falta de ocasiones de grabar en el estudio. Aunque sí que dejaron un reguero de actuaciones como frecuentes teloneros, acompañando a Black Sabbath, Spirit, Deep Purple u otros grandes de la época. Todo esto por giras por Inglaterra, o algún otro país de Europa. Tras Mandrake, se gestó otro grupo llamado Prowler, con Martin Briley y Brian Engel en sus filas. Con un estilo centrado en el pop melódico y bajo una cobertura más beat, el nombre del grupo derivó hacia Liverpool Echo editándose un disco en 1973 para la discográfica Sparks. Un año después ya se había separado, pero otro grupo nació a finales de los años setenta llamado Starbucks. Aunque sin dejar estos algún legado musical conocido. El disco de Liverpool Echo fue reeditado por Cherry Red décadas después, con una interesante edición. El problema que tuvo Mandrake Paddle Steamer a posteriori, fue el maltrato discográfico que sufrieron. A partir de un cierto momento, las grabaciones que grabaron como demos fueron descubiertas, y editadas de forma no oficial bajo una muy mala calidad de sonido con abundantes fallos de crédito. Una total falta de respeto hacia el legado del grupo, en favor del rédito oportunista. La oportunidad de Guerssen sin duda hace justicia a estas grabaciones, con la primera edición oficial de todo este material.

 

 

Aquí tenemos material grabado en diferentes periodos de tiempo y diferentes formaciones. El compendio de miembros inicial del grupo, estaba formado por Brian Engel a las voces, Martin Hooker a los teclados, Martin Briley a la guitarra/voces, Paula Riordan al bajo y Barry Nightingale a la batería. Posteriormente se unió David Potts a las baquetas, en un periodo de tiempo en el que acortaron el nombre a Mandrake antes de su definitiva desaparición. En su contenido, nos encontramos una serie de grabaciones en estado de evolución e ideas preliminares que nunca llegaron a mostrar su cara definitiva. Y es una pena, porque la banda tenía mucha calidad y un alto potencial que nunca llego a florecer del todo. El disco comienza con “Pandemonium Shadow show”, grabado en 1968 es un temazo de rock estilo freakbeat en la onda de The Attack y similares. Melodía pegadiza, ritmo constante y buenas guitarras punzantes acompañadas de órgano hammond. Sigue con “Solitair Husk”, girando hacia el rock progresivo primigenio en donde no se descartaba momentos psicodélicos, este corte podría haber sido un clásico de su momento. Aquí el órgano de Hooker tiene mucha más presencia. Damos un salto hacia 1970 con “Stella Mermaid”, destacando algún momento mínimamente experimental en su comienzo, es un medio tiempo melódico de desarrollo pausado pero con tramos instrumentales muy interesantes. Tras un arranque azucarado, nos encontramos verdaderamente con un temazo contundente llamado “The World Whistles By”. Una gran composición que destaca por su crudeza e intensidad. “Upminster Windows” es un corte pop rock sixtie de índole Floydiana, aunque más bien habría que decir Barretiana. Destaca el fantástico sonido de guitarra ácida por parte de Briley. El giro hacia el rock progresivo de “Doris The Pipper” es más que evidente, tremendo corte progresivo melódico con influencia de formaciones tipo Rare Bird o Cressida. El órgano de Hooker tiene tramos de protagonismo fabulosos. La referencia hacia el célebre tema de The Who en el título no habría ni que resaltarla. “The Doorway To January” es una improvisación instrumental con constantes cambios de ritmo, con la sensación de que es un corte en proceso de evolución. En “Simple Song” avanzamos en el tiempo de nuevo, corte con un sonido fuertemente purpleiano y grandes dosis de improvisación. Termina el disco con “The October Country”, un tema menor con respecto al resto del material incluido donde predomina un sutil tempo melódico. Enhorabuena de nuevo a Guerssen, por seguir editando tan interesante y acertado material de coleccionismo.

 

Reseña de Germán Ramírez  

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Algunos datos biográficos sacados de textos elaborados por Vernon Joynson y los propios miembros del grupo.