Mount Cane

Bards

Odio Sonoro / Sacramento Récords (2017)

 

-------------------------------------------------------------

 

Continuamos con novedades de este año 2017, que poco a poco ya va llegando a su final. Los barceloneses Mount Cane han editado su primer disco compartiendo discográfica. Odio Sonoro y Sacramento Récords han unido fuerzas para ayudar a parir este disco de sonidos duros y que van directos a la yugular. Géneros como el stoner rock o el doom metal pueden estar ya muy trillados, pero a veces suele aparecer alguna banda que da en el clavo. Mount Cane han grabado un disco que musicalmente no inventa nada, pero que suena tan cojonudamente bien que te mantiene ahí hasta el último minuto, así que algo tendrá.


Para comenzar el periplo de esta formación catalana, tenemos que irnos hasta 2004 con los inicios de un grupo llamado The Eyes. Esta agrupación de sonido metalero, que mezclaba géneros como el hardcore o el death metal con cierto estilo alternativo, tuvo unos años de vida que la convirtieron en una de las agrupaciones más destacadas de la escena metalera de Barcelona. En el año 2005, editaron su primer disco titulado Pursuing the Misfortune. Por aquel entonces ya se habían hecho un sitio en el panorama musical teloneando a High On Fire o Walls Of Jericho. En el 2007 editan un EP que se llamaría 666, bajo la discográfica La Semilla Del Diablo. Contenía varias versiones de Metallica y Black Sabbath, declaración de intenciones sobre quienes eran sus figuras paternales en esto de la música. En 2009 editan Insignis, que les puso un paso musical hacia adelante en la consagración de su estatus musical. Este disco fue editado por Kaiowas Récords. Un último disco es editado a finales del año 2011, antes de su separación definitiva. Hold Your Axes, Rip Their Guns fue el último canto de batalla para una formación sobradamente consagrada en su zona geográfica. Este disco fue grabado en Estados Unidos, bajo las órdenes del productor Paul Leavitt. The Eyes dieron su último concierto de despedida en Noviembre del año 2012, junto al grupo Hyde Abbey. A partir de aquí empezamos con la historia de Mount Cane. Esta se inicia un año después, cuando dos miembros de The Eyes deciden formar una nueva formación, pero dándole un giro musical diferente a lo que hacían antes. Tomando como modelos sonidos de bandas stoner como Kyuss o Nébula, entran a formar parte de un estilo más actual y underground. El resto de los miembros del grupo, proceden de formaciones como Taquikardic Sinners o Axel. En el año 2014 dan un paso de cara a la galería internauta, presentando dos temas como single digital. Estas composiciones son "Stone Fist" y "Sight With No Sense". Telonean a formaciones extranjeras como Torche o Black Tusk, entre otros. Siendo esta la consagración definitiva dentro del público catalán. Entre tanto, las ideas van y vienen, así que deciden preparar el que será su primer disco. Les lleva un cierto tiempo decidir las ideas compositivas de este álbum, pero a mediados de este año ve la luz por fin en CD. Bards es un disco que ha sido mimado en todos los aspectos musicales. Grabado en los estudios La Atlántida, bajo la producción del propio Edgar Beltri. Tras la grabación del disco, hay cambios en la formación y entra Dani procedente del grupo The Booty Hunters. La presentación del disco, coincidió con el concierto que dieron de teloneros de Red Fang, todo un puntazo. En Septiembre de este año salió la versión en vinilo de Bards.


La formación que grabó este disco, estaba compuesta de Axel a la batería, Edgar y Marc a las guitarras, Quim al bajo y Jordi a las voces. Como ya hemos comentado, el sonido de Mount Cane es una mezcolanza de stoner metal y elementos sonoros de los noventa. Podríamos decir que suenan a un híbrido entre Mother Of God y Alabama Thunderpussy, época Open Fire. De hecho, no podía quitarme de la cabeza el parentesco de voz que tiene Jordi con Kyle Thomas, cuando lo escuché por primera vez. Aquello parecía una continuación sincera, a la música de los de Alabama. El fantástico arte del disco, ha sido realizado por Guillem Bosch. El disco comienza contundente con "Sea Storm", riffs y puro ritmo como una avalancha de piedras cayéndote encima de imprevisto. Con "Our Victory" acogen un sonido más southern metal, desde su comienzo pausado hasta la acometida posterior. Es sin duda "Sight With No Sense", una de las composiciones más originales de este artefacto. Un hit en toda regla, que va a levantar el ánimo en directo a todos los presentes. Vuelven al sonido sureño en "Come Back", tremendo tema con la voz de Jordi totalmente desatada. "Tow Truck" son casi tres minutos de puro ruido stoner, aderezado con un magnífico solo de guitarra. En "The Boat" nos ofrecen un giro inesperado hacia un sonido stoner más clásico en su estructura. Cambian el frondoso pantano, por un desierto árido. "Silver Track" es un relajado instrumental que sirve de intermedio a la descarga final. Es "Astro" una de las mejores composiciones de Bards. ¿Alguien lo duda? No lo creo, porque vaya fabuloso cañonazo en toda regla que nos regalan estos tipos. "The Destroyer" es un pildorazo del que Lemmy estaría absolutamente orgulloso, tremendo. Vamos terminando este intenso viaje con "Stone Fist" y "Hell In Me", arremetida final de puro stoner metal que hace de este disco un disfrute absoluto. Ha sido un placer saber que tenemos aquí, un buen exponente de estos sonidos. Estaremos pendientes, de que nos ofrecen Mount Cane en el futuro.

 

Reseña de Germán Ramírez  

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre Mount Cane, aquí.