Nektar

Journey To The Centre Of The Eye

Bellaphon (1972) / Purple Pyramid (2013)

 

---------------------------------------------------------------------

 

Dentro de lo histórico del rock progresivo, Nektar suponen una formación de segunda división, que poco a poco han ido teniendo transcendencia musical dentro del mundo del aficionado. Gracias a las facilidades que da la red, por ejemplo. Nektar han ocupado el lugar que se merece, con una competente y fructífera discografía que ya ha sido rescatada del casi olvido por muchos oyentes. Esto ha desencadenado en una serie de reediciones a lo largo del tiempo, por parte de diferentes discográficas. Con esta reseña empezamos por el principio del viaje de Nektar, Journey To The Centre Of The Eye.


El inicio de una banda como Nektar, se produce en Inglaterra con el grupo The Peeps. Formado a mediados de los años sesenta, este grupo grabó una serie de sencillos durante 1965 y 1966, con temas como "Now Is The Time", "What Can I Say" o "Gotta Get A Move On". Pudieron fichar por Philips, pero no fructificó mucho más de esta serie de sencillos. Mutaron hacia otra formación llamada Rainbows. Grabaron dos singles en 1969 para CBS, con los temas "Rainbows", "Nobody But You", "New Day Dawning" y "Days And Nights". Algunos de estos temas han sido incluidos como nuggets en algunos recopilatorios. Otra banda estuvo involucrada en los inicios de Nektar, llamada Prophecy. Estos también grabaron una serie de sencillos, muy desconocidos en la actualidad. Rainbows intentaron ampliar miras con giras por diferentes países europeos. Recabando finalmente en Hamburgo, fue uno de los destinos más duraderos. Alojándose el grupo en un club llamado Top Ten, cerca del famoso The Star Club. Compartieron escenario con prometedoras formaciones como Earth (pre Black Sabbath), The Move o The Steampacket (con Rod Stewart o Julie Driscoll), entre otros. La historia de Prophecy, también mira con cierta cercanía en cuanto a similitud. Iniciaron una gira europea con diferentes fechas por Grecia. De allí, acabaron en Hamburgo para continuar con la gira en The Star Club durante una serie de días. Tanto Rainbows como Prophecy, acabaron iniciando una amistad musical que desembocó en el nacimiento de Nektar. Comenzando esta como una banda de versiones, y siendo Hamburgo la base de operaciones definitiva para el grupo. Derivaron poco a poco hacia la improvisación musical en forma de largas jams, y la creación de sonidos cercanos a nuevas tendencias musicales. En 1970, la psicodelia o la música beat estaban prácticamente desaparecidas. Un nuevo rey se alzaba en el negocio musical, el rock progresivo. Recién nombrados como Nektar, el primer paso que dieron es la grabación de un video promocional. La música de Nektar empezó a nacer como una idea colectiva entre sus seis miembros integrantes. Algo fácilmente apreciable en su primer disco. Concebido en 1971, no fue editado hasta mediados de 1972. Ninguna discográfica quería arriesgarse con este difícil artefacto sonoro. Solo Bellaphon admitió su música como un cambio de estilo para el sello, y asumieron el riesgo de la edición. No les tuvo que ir mal, cuando Nektar mantuvo el contrato discográfico con ellos durante toda la década de los años setenta. Aquel mismo 1972, un miembro de Nektar colaboró en el álbum de otra nueva formación de rock progresivo alemán, editada también por Bellaphon. Estamos hablando del disco titulado The Dawn Anew Is Comin, del grupo Message. En este, Allan Freeman fue invitado a colaborar al melotrón y con algunas voces. Tenemos en el primer disco de Nektar, de nombre Journey To The Centre Of The Eye, un primerizo debut de sonido arriesgado y experimental. A partir de aquí, marcaron un estilo mucho más englobado en el rock progresivo, pero con tintes bastante más comerciales. Con discos como el exitoso Remember The Future, Recycled o Down To Earth, entre tantos otros.


La formación que grabó esta opera prima, estaba compuesto por Ron Howden a la batería, Allan Freeman a los teclados/voces, Derek Moore al bajo/melotrón/voces y Roye Albrighton a la guitarra. A los juegos de luces en directo, tenemos tanto a Keith Walters como Mick Brock. El primer disco de Nektar, está concebido como una obra conceptual donde se tratan temas como la ciencia ficción, futuros post apocalípticos y ciertos mensajes espirituales con el ojo de la mente como protagonista. No es de extrañar que fuera complicada su publicación. Musicalmente tenemos un excelente disco de space rock, toques de psicodelia y primerizo rock progresivo. Que pone el punto de mira en formaciones como Hawkwind o Pink Floyd como influencia, clásicos absolutos de aquellos días. Journey To The Centre Of The Eye hay que verlo como un todo, ya que todas las pistas están unidas entre sí. Se sabe que hay reediciones en vinilo actuales, que han separado las pistas creando una total aberración musical. Este disco varía de momentos caóticamente experimentales como "Prelude", "The Nine Lifeless Daughters Of The Sun" o "Warp Oversight". Algunos melódicos como "Countenance", las fantásticas "The Dream Nebula, part 1" y "The Dream Nebula, part 2", o "It's All In My Mind". Y otros de sonido más rock típicamente progresivo como "Astronauts Nightmare", siendo este uno de los puntos claves de este álbum, "Burn Out My Eyes", "Pupil Of The Eye" o el grand finale con "Death Of The Mind". Un gran disco con un estilo no definido en su momento, y que por esta razón sigue muy oculto entre el resto de su discografía.


La reedición de la discográfica Purple Pyramid, que es la que tratamos en esta ocasión, incluyó un segundo CD con un directo. Estas grabaciones componen un bootleg oficial registrado en 1971, Alemania. Cuarenta y seis minutos concentrados en una sola pista, que aunque no es precisamente de sonido perfecto, supone una interesante demostración del sonido de Nektar en sus inicios. El contenido es Journey To The Centre Of The Eye en su totalidad.

 

Reseña de Germán Ramírez    

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Más información sobre esta edición, aquí.

Algunos datos biográficos, sacados de un texto elaborado por Dave Thompson.