The Open Mind

The Open Mind

Philips (1969) / Sunbeam (2006)

 

----------------------------------------------------------------

 

Reeditado en varias ocasiones, la última actualización de este disco por parte de Sunbeam Récords supone una de las ediciones más definitivas de este álbum. The Open Mind editaron un pequeño gran clásico del rock psicodélico inglés, que contenía un sonido adelantado a su tiempo en varios aspectos fundamentales.

 

Teniendo sus inicios en una formación llamada The Drag Set, situada en la localidad del South West London llamada Putney. Anteriormente a esta, los verdaderos comienzos están en el grupo llamado The Apaches, donde hicieron buenas migas tres futuros miembros de The Open Mind. Tras algún cambio de formación llegó al grupo un tal Terry Schindler, quien trajo el sonido de formaciones como The Beach Boys y similares. Esto llevó a la metamorfosis a The Drag Set, según fue variando el sonido de la época. Se fueron haciendo un nombre local, acompañando a The Who como teloneros y como banda de acompañamiento para artistas veteranos como John Lee Hooker o Wilson Pickett, entre otros. A comienzos del año 1967 entran en el estudio para grabar una serie de temas. Las sesiones se vieron interrumpidas debido al suicidio del productor, llamado Joe Meek. Fichados por Go, una subsidiaria de CBS, editan un sencillo aquel mismo año con los temas “Day And Night” y “Get Out Of My Way”. Este sencillo fue reeditado en el año 2000 de forma no oficial en una reproducción bastante fiel. Con buenas críticas en la prensa especializada, estos temas fueron una carta de presentación para escalar puestos a un nivel nacional, aunque las ventas fueron muy flojas. La psicodelia ya estaba en un avanzado proceso, así que deciden cambiar de imagen y nombre, adecuándose a todo ese proceso musical nuevo que se estaba iniciando. Sacado de una referencia que hacía la madre de uno de los miembros del grupo sobre el tipo de vida que llevaban, ellos eligieron The Open Mind. Los mente abierta se iniciaron en conciertos en clubs como Middle Earth o UFO. Pudieron acompañar en el escenario a The Electric Prunes en su visita a Inglaterra. También coincidieron con Marmalade, The Nice, The Soft Machine o Joe Cocker. Tras uno de estos conciertos, conocen a un tal Roger Huntman, hijo de un conocido promotor de boxeo. Los Huntman tenían contactos en todo tipo de círculos comerciales, también en lo referente a lo musical. Así que Huntman les puso en contacto con un productor de Philips llamado Johnny Franz. En 1968 firmaron un contrato discográfico, y entraron en el estudio para grabar su primer disco. En un comienzo, decidieron llamarlo Gestation pero finalmente fue un álbum homónimo. Editado finalmente a comienzos de 1969, uno de los giros promocionales por parte de Philips, fue incluirlos en una película donde también tenían participación otras formaciones como Ambrose Slade o desconocidas bandas como The Procession. Aunque no se volcaron hacia la promoción en revistas especializadas ni en una distribución efectiva. Las críticas tuvieron un término medio, situando al disco como uno más de entonces. Editaron un sencillo más con los temas “Magic Potion” y “Cast A Spell”. Después de esto, vino la separación. Aunque en este caso, más bien la transformación. Ya que decidieron probar durante algún tiempo con otro nombre: Armada. Bajo este apelativo estuvieron un tiempo hasta 1973, pero nunca llegaron a grabar. Según cuentan los propios miembros del grupo, en aquel entonces compartieron escenario con Nucleus, Jethro Tull y muchos otros. Esta edición por parte de Sunbeam Récords, supone la definitiva reedición de este álbum con los sencillos que editaron antes y después del disco.

 

La formación de The Open Mind, estaba compuesta por Timothy Di Feu al bajo, Terry Martin a la guitarra/voces, Mike Bran a la guitarra solista/teclados y Philip Fox a la batería. Emparentados cercanamente con sonidos como el freakbeat y toda la psicodelia inglesa, The Open Mind fueron por otros derroteros como parte de la evolución del pop rock de finales de los sesenta, que iba direccionándose hacia el hard rock de comienzos de la década siguiente. Pero todo ello sin dejar atrás el sonido anteriormente mencionado. Sin duda estaban un poco en tierra de nadie ya que cogían de aquí y de allá. El álbum empieza con mucho gancho melódico con “Dear Louise”, corte adictivo y muy refrescante. El sonido es parco y con pocas florituras productivas, aun teniendo abundantes componentes sonoros para ello. En cambio, “Try Another Day” es un medio tiempo singular con un estribillo elaborado. El golpeteo de la batería suena contundentemente seco, toda la melodía es conducida por las magníficas voces de Martin. “I Feel The Same Way Too” destaca por el uso agudo de las melodías, algo clave en muchos grupos ingleses de aquel entonces. A mitad de tema hacen un cambio de ritmo, incluyendo un gran momento de hard rock psicodélico. Suenan totalmente ingleses en “My Mind Cries”, pop melódico encuadrado sin ninguna duda en los estándares de la época. La guitarra suena mordaz y directa al lóbulo cerebral, gran tema. Tras varios temas de sonido más enérgico bajan el ritmo con “Can You See?”, un medio tiempo de sonido sugerente. “Thor The Thunder God” es un singular corte de psych rock con extensa imaginería fantástica en su letra. La misma línea psicodélica continua con “Horses And Chariots”, para mí uno de los mejores cortes del álbum. En “Before My Time” vuelven al medio tiempo, copando la voz de Martin prácticamente todo el tema. La guitarra de Bran también nos deja un gran tramo de guitarra ácida. Suben algunos peldaños con “Free As The Breeze”, alucinante corte de pop rock ácido donde de nuevo la melodía vocal es la total y absoluta protagonista. Ponen la vista en el sonido mod de grupos como The Who en la fantástica “Girl I’m So Alone”, dándole al sonido un giro bastante más corrosivo. La recta final son dos temas llamados “Soul And My Will” y “Falling Again”. Estándares de sonido pop rock inglés con una evidente calidad compositiva. Destacan los temas extras debido principalmente a la inclusión de “Magic Potion”, clásico corte de oscuro hard rock psicodélico que ha sido versionado por bandas como Sun Dial. Es un grandísimo álbum que si no conoces, no te puedes perder. Una gema de finales de los años sesenta que representa un pequeño hito musical del sonido psych rock inglés.    

 

Reseña de Germán Ramírez  

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Algunos datos biográficos, sacados de textos elaborados por Richard Morton Jack, Vernon Joynson y los propios miembros del grupo.