Quatrain

Quatrain

Tetragrammaton (1969) / Sundazed (2008)

 

----------------------------------------------------------------

 

Cuando escuché por primera vez este disco, fue uno de esos momentos de asombro en los que no podías creer por qué este disco era tan desconocido. Que pasó, para que a día de hoy si Sundazed no lo hubiera reeditado, seguiría en el más puro desconocimiento musical desde que se editó en el año 1969. Hubo sus razones que contaremos hoy en esta reseña. Pero os puedo asegurar que el único disco de Quatrain es una joya total del pop rock psicodélico, que merece cualquier cobertura mediática que le podamos dar.

 

Dos de los miembros que formaron Quatrain procedían de familias con miembros en el ejército, se llamaban Eric Pease y Don Senneville. Viviendo en bases militares, ellos coincidieron en el instituto e iniciaron una amistad que fue convergiendo con la música rock y el folk de principios de los años sesenta. Iniciando su andadura musical en grupos menores de instituto y como duo folk, este fue un caldo de cultivo esencial para todo lo que vendría después. Tras el instituto vino la universidad de Michigan, aunque Senneville finalmente se mudó con su familia a California donde se encontraría de nuevo con su amigo Pease. Estos dejaron de lado la música folk y decidieron montar un grupo con más integrantes, por lo que buscaron inicialmente un batería. Así que pusieron un anuncio en los magazines locales. El elegido se llamaba Jim Lekas, quien tenía un cierto bagaje musical en bandas menores y también la cualidad de tocar y cantar a la vez. Por lo que Senneville y Pease lo eligieron en el acto. El grupo se llamó The Fourth Shadow, estrenándose con asiduidad en fiestas privadas y en locales de su zona. El grupo tuvo varios cambios de formación, con idas y venidas por parte de Pease. Posteriormente cambiaron el nombre a The Berries, siendo uno de los grupos habituales en el pub llamado The Middle Earth. Nombre, inspirado evidentemente en la obra literaria de Tolkien. Ficharon por una pequeña discográfica llamada Double Shoot Récords. Estos tuvieron su momento en la historia, al ser quienes editaron el disco de The Count Five, llamado Psychotic Reaction. Mítico grupo de garage que a su debido tiempo, les daremos un espacio en esta página web.

 

Double Shoot instó a los miembros de The Berries, a cambiar el nombre del grupo. Ellos decidieron llamarse The Human Jungle, y con esta discográfica editaron un single con los temas “Gorilla Milk” y “The World’s Tallest Pygmy”. Tras otro sencillo editado en 1968 que contenía los temas “City Girl” y “Let Me Love You”. Dejaron Double Shoot ante la insistencia de estos de grabar sencillos con otros nombres para el grupo. El sonido de la época fue cambiando, y la influencia de Hendrix, Cream o The Yardbirds cada vez era más profunda. Un tal Steve Lindsay entró en el grupo tras varios cambios de formación por aquel entonces, me imagino que debido al fracaso con Double Shoot. Con esta línea de personal, aterrizaron en un local llamado Topanga Corral. En este, Canned Heat grabarían un directo editado en 1970. Topanga se convirtió en uno de sus lugares más habituales a finales de los años sesenta, y donde fueron gestando su sonido definitivo en el escenario. Algo que se formalizó con el cambio de nombre a Quatrain. Un productor llamado David Briggs, les instó a grabar con él un disco. Ellos vieron la oportunidad, y aceptaron el reto de inmediato.

 

 

Gracias a Briggs consiguieron un contrato con Tetragrammaton, quienes también incluirían ediciones americanas de la discografía de Deep Purple en su repertorio, o grupos de sonido west coast como Ivory. Este último, reeditado por Guerssen hace algunos años. Para Quatrain, la discográfica no cortó el grifo del dinero en ningún momento. Algo muy recurrente con el boom musical de los años sesenta, el interés inicial por parte de las discográficas era brutal para posteriormente irse disipando si los resultados no eran los esperados. Según los propios miembros del grupo, el cálculo estimado de dinero que se gastó en el disco, fue de 50.000 dolares. David Briggs era el productor habitual de Neil Young, y tuvo la idea de invitarlo al estudio para que ayudara al grupo con algún arreglo en el disco. Todo pensado en dar cobertura comercial al suceso y así anunciarlo por radio para generar expectativas de ventas. Verdaderamente todo fue en vano, Tetragrammaton estaba volcada en las ediciones americanas de Deep Purple y en otras ediciones, como Two Virgins de John Lennon y Yoko Ono. Así que el disco de Quatrain fue dejado de lado y no tuvo ninguna promoción o apoyo. De hecho, se desentendieron del proceso de manufactura del producto. Por lo que hubo fallos de fábrica, y alguno de los discos editados venían con dos caras A. También se acortaron algunos temas sin consultar con los músicos, todo por orden del productor que hacía y deshacía a su gusto. Una consecución de errores que llevaron a un fracaso absoluto de ventas, y a que Quatrain se desintegrara tal como había venido al mundo. Senneville tuvo una cierta carrera discográfica, ya que estuvo tocando en dos proyectos de Simon Stokes: Simon Stokes And The Nighthawks y The Incredible Simon Stokes And The Black Whip Thrill Band. De hecho, ninguno de sus miembros ha dejado nunca la música con proyectos dentro de la temática country, el folk o el rock psicodélico. Pero sin duda, lo mejor que grabaron nunca fue este grandioso disco en el año 1969.

 

La formación de Quatrain estaba formada por Don Senneville a la guitarra solista, Steve Lindsay al bajo, Jim Lekas a la batería y Eric Pease a la guitarra rítmica. El estilo de Quatrain se centraba principalmente en un pop rock psicodélico de índole west coast. Un sonido en la onda de muchos coetáneos de su época como Buffalo Springfield, Moby Grape, Graffiti u Orphan Egg, una mezcla que vale para el country rock como para la experimentación pura y dura de la psicodelia ácida. El repertorio en sí es una absoluta maravilla que se mantiene y no decae en ningún momento, con composiciones propias muy acertadas del sonido de su tiempo. Comienza con “Fragments”, donde bajo una premisa inicial de melodía sustanciosa termina por desencadenar en un tramo totalmente acelerado de rock psicodélico. La guitarra eléctrica de Senneville brilla de forma absoluta. Sigue con la imaginativa “Unconquered Islands”, puro pop rock psicodélico de finales de los sesenta con caleidoscópicos cambios de ritmo. “Flowing Robes” mantiene el estilo bajo la psicodelia ácida. Mucha calidad bajo la premisa de melodías preciosistas y guitarras eléctricas totalmente deslumbrantes. En “Fields Of Love” tiran hacia un medio tiempo pop con algunas acústicas y maravilloso estribillo en la onda de Buffalo Springfield. “Canyon Woman” es el rock recortado incoherentemente en la mezcla posterior del disco, todo un coitus interruptus por los caprichos absurdos de un productor. “Rollin’” es un etéreo tema pop rock con abundantes arreglos y efectos de producción, que se encuentra también bajo el efecto del folk más enigmático de los años sesenta. En cambio, “Black Lilly” nos ofrece un medio tiempo electrificado de mucha intensidad emocional. Las guitarras chisporrotean bajo una constante sección rítmica, y la voz desgrana con ganas el estribillo de forma impetuosa. Todo un temazo que pone comienzo a la cara B del disco. Más liviana en cuanto a emoción es el pop rock llamado “Early Morning Company”. Pero los cambios de ritmos y el sonido ácido de las guitarras la convierten en una pequeña joya musical. “Ask Me No Questions” es un sencillo, roquero y contundente boogie, donde Senneville se despeja a gusto con la guitarra. Para “Try To Live Again” volvemos al imaginativo pop rock psicodélico, donde lo mismo nos muestran voces florecientes que alto voltaje eléctrico con las guitarras. Termina el disco con dos tremendas muestras de rock ácido: “Masquerade” y “The Tree”. La edición de Sundazed también incluye algunos temas inéditos grabados por Jim Lekas en años posteriores a este disco. Son grabaciones caseras pero interesantes. Desde Mentes De Ácido os promovemos a indagar en estos desconocidos artefactos que marcan un momento único en la historia del rock.

 

 Reseña de Germán Ramírez 

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Algunos datos biográficos, sacados de textos elaborados por Doug Sheppard, Vernon Joynson y los propios miembros de la banda.