Raw Material

Time Is...

Neon (1971)

 

---------------------------------------------------------


Ahí seguimos marcando la senda que nos lleva una y otra vez del rock psicodélico al rock progresivo. Como veis es algo constante en esta página, ofrecer ese punto interesante de ciertos sonidos algo lejanos en el tiempo. No os lo toméis a mal, nos gusta mucha de la música actual. Pero la grandeza que se aprecia en todos aquellos viejos discos, es difícilmente apreciable en la modernidad de hoy. Raw Material fueron uno de esos ejemplos donde el rock progresivo acogió un ejemplo fidedigno y fiel al movimiento incipiente de la época.

 

Los comienzos de Raw Material están en varias formaciones un tanto desconocidas, al no dejar estos ningún ejemplo sonoro registrado de su calidad sonora. Conocidas como Steam y Welcome, procedían del sur de Londres. Desaparecidas estas dos bandas, Cliff Harewood y Mike Fletcher deciden formar un nuevo grupo dejando de lado el sonido psicodélico y centrándose en otros que empezaban a tener más presencia en la sociedad del momento. Así nació Raw Material. Fichan por una pequeña discográfica llamada Evolution, y se estrenan en 1969 con un sencillo con los temas “Time And Illusion” y “Bobo’s Party”. Tras otro sencillo más en 1970 con los temas “Hi There Hallelujah” y “Days Of The Fighting Cock”. El siguiente paso es editar un álbum debut. El primer disco de Raw Material tiene su pequeño lugar en la historia, al editarse en otros países con una portada alternativa. Como es el caso de España, donde se editó con una portada que miraba más hacia la rama psicodélica de lo que lo hacía el propio sonido de la banda. Así que esta edición es una pequeña joya musical, que a cada día que pasa se convierte en más cotizada y buscada por los coleccionistas. Desde comienzos del 2000, Akarma y Wah Wah Récords reeditaron al mismo tiempo este disco debut de 1970, convirtiéndolo en uno de esos favoritos por los coleccionistas durante todos estos años. El sonido de este primer disco de Raw Material, estaba centrado en el blues y en un pop rock asilvestrado muy interesante, junto con ínfulas sonoras centradas en el sonido progresivo. No tuvieron mucha cabida en los medios especializados, y las ventas no fueron del todo buenas. Pero de todas formas, una discográfica más grande se interesó por ellos. Estamos hablando de Neon Récords, donde grupos sonoramente similares a Raw Material como Spring, Tonton Macoute o Indian Summer tuvieron también su lugar. Graban un segundo álbum y es editado en 1971. Se llamó Time Is…, y socialmente no les hizo mejorar por lo que ese mismo año deciden romper definitivamente como grupo. De las cenizas de Raw Material, nació otra formación al juntarse Dave Greene con el que fuera el batería de The Yardbirds, Jim McCarty. Esta banda se llamó Shoot, y editaron en 1973 un disco que se llamó On The Fronteir. A diferencia de los sonidos progresivos o psicodélicos de bandas anteriores, aquí se centraron en un pop rock más comercial pensando en las listas. Pero no les fue del todo bien, aunque parece que su existencia duró hasta finales de los años setenta llegando a grabar otro desconocido disco más, llamado Shooter.

 

La formación de Raw Material estaba formada por Phil Gunn al bajo, Paul Young a la batería, Colin Catt a los teclados, Dave Greene a la guitarra eléctrica y Mike Fletcher a los vientos/voces. A diferencia de su disco debut, Time Is… indagó en partes mucho más instrumentales y sin tanta mezcla de sonidos como el blues rock o el pop rock de finales de los años sesenta. Aunque nunca dejaron de lado influencias venidas del jazz o la música clásica, algo patente en la mayor parte de este movimiento. Se puede decir que dejaron la influencia blues de Jethro Tull de lado, y se centraron en los sonidos más intelectuales producidos por Van Der Graaf Generator o King Crimson. Este segundo disco de Raw Material, también ha tenido mucha presencia durante nuestros días con reediciones efectuadas por Akarma, Repertoire Récords u otras discográficas como SPM o ADA Sounds. Comienza con un tema llamado “Ice Queen”, de sonido crimsoniano es un estupendo medio tiempo donde los vientos tienen mucha presencia. “Empty Hours” es un corte de índole expansivo con muchos cambios de ritmo, un alucinante sonido de bajo y diferentes entramados instrumentales. La guitarra de Greene pasa de la melodía al duro riff por momentos, un gran tema. En “Insolent Lady”, plantean varias partes diferenciables en el mismo tema con “By The Way”, “Small Thief” y “Insolent Lady”. Variando del medio tiempo melódico al tramo más instrumental, utilizan sintetizadores, guitarras acústicas y profundos sonidos de saxofón. “Miracle Worker” es más pop rock básico, tema sencillo con buenas melodías pegadizas y algún momento de protagonismo para Greene a la guitarra. Los ritmos trotantes toman posesión en “Religion”. Clásico corte en este tipo de grupos, y que siempre animan el transcurso de estos. Termina este disco con el largo corte titulado “Sun God”, que también contiene de nuevo partes diferenciables con los nombres “Awakening”, “Realisation” y “Worship”. En este, alternan partes acústicas de ambiente etéreo con otras más intensas y directas, donde unos duros sonidos de viento toman protagonismo. No tenemos aquí a uno de los nombres más grandes del género, pero sin duda son una rareza muy coleccionable que merece toda la atención musical si no los conoces. 

 

Reseña de Germán Ramírez

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Algunos datos biográficos, sacados de textos elaborados por Vernon Joynson y Mark Brennan.