Shadows Of Knight

Shadows Of Knight

Super K (1969) / Cherry Red (2009)

 

-------------------------------------------------------------

 

El garage norteamericano tuvo discos, que a día de hoy son prácticamente legendarios. Forman un compendio de sonidos que para los aficionados a aquel género son puristas y auténticos... Algo irrepetible. Por el contrario, estas bandas míticas de un estilo que duró unos pocos años. Tuvieron una faceta más oscura, cuanto más se acercaba la década de los años setenta. The Litter con Emerge, The Chocolate Watchband con One Step Beyond, The Shadows Of Knight con este mismo disco, o The Blues Magoos con Basic Blues Magoos, entre otros. Todas estas formaciones coquetearon finalmente con la psicodelia, o incluso supieron iniciar el hard rock que llevaría a los comienzos de los años setenta. En muchos casos, también hubo grandes cambios de formación, y a lo mejor en esa última etapa solo quedaban uno o dos miembros originales. Estos discos son más desconocidos, o directamente rechazados por aquellos puristas del garage. Quedando rezagados como álbumes menores y menos imprescindibles para la discografía oficial. Nada más lejos de la realidad. Personalmente para mí es una faceta mucho más interesante y madura. Ya que se abrieron al cajón de las ideas, y las neuronas estaban a tope por aquella época...


The Shadows Of Knight editaron dos reliquias del garage punk a mediados de los años sesenta. Gloria y Back Door Men son básicos si entras de lleno en este sonido simple pero primordial. Y más, si es para explicar un momento concreto de aquella época. Tras la separación en 1967 de la formación original de The Shadows Of Knight, sus miembros se fueron disgregando a otras formaciones, o simplemente se alejaron del mundo de la música. Jerry McGeorge siguió haciendo historia musical junto con H.P. Lovecraft. También se formó la simiente para la futura formación de Bangor Flying Circus. Y Jim Sohns intentó mantener el nombre del grupo en el candelero, iniciando una nueva aventura bajo el mismo apelativo. Pero la formación era totalmente nueva, a excepción de él mismo. Tras muchos problemas con Dunwich, decidió firmar un contrato con la discográfica Super-K. Aunque en 1968, llegarían a editar un sencillo con los temas "Shake" y "From Way Out To Way Yonder". Aunque por el camino coquetearían con Buddha Récords, fue Super-K quienes se llevaron la tostada. Se estrenaron con otro single a comienzos de 1969. Este contenía los temas "Run Run Billy Porter" y "Follow". El disco se grabó aquel mismo año en New York. Por supuesto, no tuvo ninguna repercusión y aunque se mantuvieron hasta principios de los años setenta, no volvieron al estudio. Años después, Sundazed obtuvo los derechos para editar los dos primeros discos. Incluyendo también unas grabaciones inéditas en directo, que se titularían Raw 'N Alive At The Cellar. Performance Récords, editaría otros temas inéditos en directo. Concretamente de principios de los setenta. Este mismo disco de 1969, no fue incluido en el paquete de Sundazed, pero si que fue reeditado por One Way Récords en los años noventa. Rev-Ola lo reeditaría de forma oficial tanto en CD como vinilo. Alguna reunión conmemorativa hubo años después y algún disco editado. Pero nada reseñable que tenga importancia.


La última encarnación de The Shadows Of Knight estuvo formada por Woody Woodruff a la guitarra solista, Jim Shons a las voces, John Fisher al bajo, Danny Baughman a la guitarra rítmica y Ken Turkin a la batería. El único disco que grabaron, era bastante variado en cuanto a estilos. Sin duda, intentaron innovar hacia lo que estaba en auge en aquel momento, pero con un pié en el repertorio de la formación original. Incluyeron alguna versión de blues clásico como "Back Door Man"(claro guiño a su segundo disco). Y adaptaron a su sonido propio un tema de Buffalo Springfield, como es "Bluebird". El resto fueron temas propios que giraban entre el psych pop y el rythm and blues acelerado, como en "Follow" o "Alone". Puro acid rock con tremendas guitarras, como "I Am What I Am", "Uncle Wiggley's Airship", la explosiva "I Wanna Make You All Mine" o "I'll Set You Free". O todo lo nombrado antes sonando a la vez, como en "Time And Places". Algún pequeño toque experimental y psicodélico, con "Under Acoustic Control". Y algún intento de garage punk, como en "Shake Revisited '69". El estilo de Woodruff a la guitarra era espectacular. Sin duda, ocupaba gran parte del sonido del disco. La edición de Rev-Ola en CD, incluyó los dos primeros sencillos que sacaron como temas extras. No es ninguna obra maestra, pero ya quisieran muchos grabar algo así. Yo no se vosotros, pero desde que este disco está en mis estanterías. No dudo en volver a él una y otra vez.

 

Reseña de Germán Ramírez  

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Algunos datos biográficos, sacados de textos del propio Jim Shons.