The Smoke

It's Smoke Time

Metronome (1967)

 

---------------------------------------------------------

 

El freakbeat de los años sesenta en Inglaterra, supuso una respuesta musical al garage rock americano. Pero esta mezcla de rythm and blues, pop, psicodelia y macarreo con cierto deje infantil no tuvo verdaderamente mucha respuesta en el tiempo. Y es que fue un género que tenía los días contados, desde el mismo momento que nació. Aunque dejó joyas irremediablemente fantásticas como The Open Mind, The Creation, Art o The Smoke, entre otros. De este estilo musical, se utilizaron muchísimos nuggets incluidos en recopilatorios de todo tipo, algunos de ellos especializados en este estilo de sonido peculiar. Hoy hablamos de uno de los discos freakbeat por excelencia. The Smoke y su único álbum, titulado It's Smoke Time.


Los orígenes de The Smoke comienzan en Yorkshire, donde un excéntrico millonario llamado Alan Brush descubre a una banda de joven músicos que acompañaban en los escenarios al vocalista americano P. J. Proby. Este se encontraba de gira por Inglaterra y la formación elegida para acompañarle por esas fechas, se llamaba The Shots. Este quinteto, descubierto por Brush, entra en el estudio con la ayuda de este para grabar un sencillo. Contenía los temas "Keep Hold Of What You've Got" y "She's A Liar", de sonido muy básico eran fantásticos temas de rythm and blues. Dos temas más fueron grabados pero nunca editados. Brush cometió las labores de representante y les consiguió un contrato con Columbia, donde se editaría el sencillo. Eran cosas que pasaban por aquella época, la moda de la música pop hacía que la gente con poder adquisitivo decidiera apoyar a los grupos como un pasatiempo divertido. Aunque yo no dejo de verlo como un: "Vamos a sacar a mis perritos a pasear..." Eso si, los grupos encantados, claro. Pero en determinado momento el pasatiempo ya no era tan divertido, y empezó a decantarse por otros menesteres. Esto llevó a los problemas internos en The Shots y el quinteto acabó convirtiéndose en cuarteto. Entonces decidieron hacer borrón y cuenta nueva, cambiando de nombre. El elegido fue The Smoke, llevando también un cambio de sonido. Manteniendo el contrato con Columbia, editan un sencillo en 1967 con los temas "My Friend Jack" y "We Can Take It". Entraron en las listas de forma modesta aunque aquello apuntaba fuerte al ir en alza, pero... El puritanismo inglés decide que la letra de la canción "My Friend Jack", hace apología del consumo de drogas. Así que esta es censurada y apartada para los restos. Aunque un resquicio de esperanza para The Smoke es encontrado. En Alemania, el tema se convierte en un gran éxito y llegan a todo lo alto en las listas. En algún otro sitio de Europa, también tiene buena recepción. No hay espera que valga... Entran en el estudio y comienzan a grabar más temas para un álbum. Titulado It's Smoke Time, es editado solo y exclusivamente en Alemania. Eso sin duda, es deberse a su público... Aunque a partir de aquí comienza poco a poco la inexorable caída. La creatividad no cesa tampoco, y deciden iniciar un grupo paralelo llamado Chords Five. Estos editaron sencillos entre 1967 y 1969, con algunos temas bastante sorprendentes como "Universal Vagrant", "I Am Only Dreaming" o "Some People", entre otros. Se editó otro sencillo bajo The Smoke, con los temas "High In A Room" y "If The Weather's Sunny", que fue un fracaso rotundo. Entre 1967 y 1968 se editaron varios sencillos que pasaron muy desapercibidos. Pero estos, hoy son muy cotizados entre los coleccionistas. A principios de los setenta, también editaron algunos temas de sonido desfasado y desubicado con coletillas a su único éxito, como "Jack Is Back". Boney M trajo de vuelta a The Smoke con una versión de "My Friend Jack" en 1977. Más cercano a nuestros días, The Smoke han sido reeditados en numerosas compilaciones bastante completistas con inéditos, temas tanto de The Shots como Chords Five e incluso algunas grabaciones en directo.


La formación de The Smoke estaba formada por Geoeffrey
Gill a la batería/guitarra, John "Zeke" a la guitarra/bajo, Malcolm Luker a la guitarra/sitar/teclados y Mike Rowley a las voces/guitarra de dos cuerdas. Esto de la guitarra de dos cuerdas es lo que marcó un sonido propio muy original. De intensidad chirriante, la guitarra rasgaba atronadora mientras dulces melodías te atrapaban en sus redes. Claramente, el mensaje sobre estupefacientes se escuchaba en sus versos e incluso lo llegaban a transmitir tímidamente en la portada. El disco comienza con el hit por excelencia de esta formación. "My Friend Jack" nos deja con la sensación de haber comido gominolas y nubes de azúcar con picapica en su interior. Siguiendo con la balada pop "Waterfall", incrementando el consumo de azúcar en niveles demasiado altos. Tengo especial predilección por "You Can't Catch Me". Tremendo corte seudo psicodélico donde la guitarra hecha chispas, todo bajo un estilo casi infantil. Vuelven las referencias a las drogas con "High In A Room". El LSD mezclado con el psicopop estaba causando estragos neuronales por aquel entonces. Vuelven con la glucosa en la fantástica "Wake Up Cherylina", enfilando hacia el puro rythm and blues y el beat en los temas "Don't Lead Me On" y "We Can Take It". Relajan el tono con la Beatleniana "If The Wheater's Sunny". Trazando hacia el puro mod rock con las composiciones "I Wanna Make It With You" y "It's Getting Closer". La emocional "It's Just Your Way Of Lovin'" nos indica el final del paseo, siendo este un corte de ambiente fiestero como "I Would If I Could But I Can't". Un discazo indispensable para cualquier amante de la música de los años sesenta.

 

Reseña de Germán Ramírez    

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------