The Souls Of Inspyration

The Souls Of Inspyration

Columbia (1970) / Pacemaker (2000)

 

------------------------------------------------------------------

 

Que un grupo como este siga teniendo tan poca proliferación, es una incógnita hasta para todo ese universo melómano minoritario de avezados coleccionistas, que suelen tener la capacidad para auspiciar un disco cuando este tiene una evidente calidad. The Souls Of Inspyration dejaron para la posteridad un solo disco y desaparecieron de la faz de la tierra para siempre. Algo que se nota hasta en la información que se puede encontrar, pequeñas motas aquí y allá que dejan un rastro que se repite una y otra vez por la eterna red. Queremos dejar este testimonio en forma de reseña no como un definitivo texto, pero si como un homenaje a un fabuloso disco destinado a aquellos amantes del rock psicodélico.

 

 

The Souls Of Inspyration tienen sus orígenes en Red Lake, una pequeña ciudad situada en Ontario. Comenzando su andadura como un cuarteto en el circuito de bares de su zona territorial. Este grupo vio la oportunidad de avanzar, cuando se mudaron hacia Quebec en busca de la eterna gloria del estrellato. Allí expandieron el sonido cuando reclutaron a un teclista llamado Raymond Cloutier. Esa esperanza de conseguir un ticket hacia la gloria, fue puesta en un concurso llamado Man And His World. Esta exposición integraba una Battle Of The Bands de formaciones canadienses. The Souls Of Inspyration ganaron el concurso dando ese esperado paso. Como premio, les fue concedido un viaje a la exposición universal de Osaka, durante dos semanas. En la exposición, pudieron tocar para el público japonés en el pabellón canadiense. Tras acabar esta merecida experiencia, fueron contactados por los representantes de la sección canadiense de Columbia Récords. Estos les ofrecieron un contrato discográfico para grabar un primer disco, ellos por supuesto aceptaron. Columbia Récords en Canadá, estaban por aquel entonces reclutando numerosas formaciones canadienses de sonido psicodélico. It’s All Meat, Magic Bubble o Jarvis Street Revue eran algunas de ellas. Supuestamente hicieron un extenso tour acompañando a Vanilla Fudge. Aunque esto es del todo inconexo, ya que a veces este tour se sitúa antes del viaje a Osaka y otras después. Lo que es seguro es que después de grabar el disco, como grupo se disolvieron. En 1970 grabaron un sencillo para el sello Barry, con los temas “Pursuit” y “Eyes Of Nature”. Aunque su fecha de edición presumiblemente sea antes del lanzamiento del álbum. Un original de este disco es bastante raro de encontrar, por lo que una copia en buen estado puede rondar entre los 500 y los 700 euros. Esto llevo a alguna edición no oficial de dudosa procedencia, en algún punto determinado de los años noventa. Aunque curiosamente contenía esta una gran calidad de sonido. En el año 2000, la discográfica Pacemaker reeditó este disco en CD, terminando así un letargo musical sobre un disco que merece sin duda mucho más.

 

Desconocemos por qué pero los créditos oficiales de The Souls Of Inspyration sitúan a cuatro miembros, y la portada del disco tenemos a cinco. Fallo tipográfico? O baja de última hora… Una incógnita más. The Souls Of Inspyration estaba formado por Don Wilson al bajo, Raymond Cloutier a los teclados/coros, John Maciejewski a la guitarra solista/voz y Mark Paradis a la batería. El sonido de este disco es una fabulosa mezcla de rock progresivo y pop psicodélico de melodías luminosas, junto con algún momento más dramático. La influencia de Procol Harum está muy, muy presente. Sin duda, tenemos una música muy de la época donde el órgano tiene mucho protagonismo, de hecho ocupa casi todo el sonido. Es una desgracia que este disco no este reconocido, ya que como ejemplo del sonido que se hacía a finales de los sesenta es maravilloso. Comienza el disco de forma enérgica con “Pursuit”, composición con ciertos indicios de rock progresivo primerizo. Cloutier a los teclados tiene un evidente talento. “Stranger” es un medio tiempo que contiene una teatralidad melódica magnífica y muy receptiva con el oyente. Una auténtica delicia de tema. “Sun Shines In The Winter” es una composición pop, de corte extremadamente eficiente. De esos temas que te atrapan y no quieres dejar de escuchar. “Dil Kusha (Heart’s Happiness)” es una balada con ciertos desarrollos progresivos, donde Maciejewski esta magnífico a la guitarra solista. Muy en la onda de Robin Trower, en su primera época con Procol Harum. La segunda cara del disco, comienza con “Of Lambs And Wolves”. Donde esta vez, la influencia pasional procede de Vanilla Fudge. Recordándome también en ciertos aspectos y debido al uso de los teclados a los hispanos Módulos, por supuesto marcando las distancias geográficas. Sinceramente, este tema es una maravilla en todos los aspectos donde la guitarra eléctrica tiene también una gran presencia. Con “Eyes Of Nature” giran hacia un pop psych de carácter terrenal y asilvestrado. Los arrebatos de guitarra ácida son precisamente eso, arrebatadores en todos los sentidos. Termina este disco con “Seasons Of Change”, donde se mezclan las estructuras progresivas y las perfectas melodías pop de la época, incluyendo también ciertos sonidos Canterbury tipo Caravan. Mucha influencia del pop rock inglés sin duda. Es un disco que no te va a cambiar la vida, pero si te va a tener absorbido durante algún tiempo. Muy recomendable.

 

Reseña de Germán Ramírez   

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre esta edición, aquí.