Unimother 27

AcidoXodica

Pineal Gland (2018)

 

-----------------------------------------------------------

 

Desde hace muchos años ya, que todo lo que rodeaba a la psicodelia ha cambiado para no volver. Ese condicionante de música hecha por y para engendros mentales habidos de locuras sonoras, ya no surte efecto a día de hoy. Sin duda durante décadas, y tras la finalización del movimiento psicodélico como tal en los años sesenta. La psicodelia fue tratada como un submundo donde primaba la figura del gurú musical en un entorno minoritario. Esa aura mesiánica la encarnó perfectamente en los años ochenta, un inglés llamado Nick Saloman. Este tenía esa característica de la auto elaboración, que hacía que todo lo que grababa tuviera un algo especial. Pero esto fue perdiéndose con el paso del tiempo, ante el auge de nuevas bandas y estilos musicales que asimilaron el rock psicodélico como una característica más de su música. Por lo que esta, ha ido perdiendo su trasfondo propio. Piero Ranalli y su proyecto titulado Unimother 27. Me ha recordado una etapa casi olvidada, donde la guitarra eléctrica era la expresividad máxima del todo y rendir pleitesía a Jimi Hendrix era de obligada aplicación.


Unimother 27 y todo lo que le rodea, se creó poco antes de la desaparición de dos formaciones encuadradas en el space rock y la psicodelia: Insider y Areknames. Ranalli decide en el año 2006, realizar su propia música sin ningún tipo de acción exterior que perturbara la esencia de esta. Para ello, montó su propio estudio personal, que se llamaría Pineal Gland Lab. Y comenzó a grabar experimentaciones que finalmente serían parte del primer disco de Unimother 27. Areknames continuó sin Ranalli, hasta el año 2010 en el que se editó un último disco, titulado In Case Of Loss... Por aquel entonces, Ranalli estaba inmerso ya en su propio trabajo. Entre el año 2006 y 2008, tuvo una actividad muy extensa con la edición de tres CDs: Unimother 27, Escape From The Ephemeral Mind y Grin. Desaparece su actividad durante una serie de años, hasta que vuelve a la palestra de la música underground en el año 2015. En el que editaría un nuevo disco, con una tirada más amplia de ejemplares. Frozen Information fue una renovada vuelta, con una elaboración mucho más complicada de las improvisaciones en estudio. En 2017 saca un nuevo trabajo, llamado Fiore Spietato. En este encontramos algunas de las más extensas improvisaciones de Unimother 27. No baja su actividad musical, ya que recién entrados en el año 2018, edita otro disco titulado AcidoXodica. Sin duda es, junto con Fiore Spietato, un paso evolutivo ante la madurez de las improvisaciones mostradas aquí. Es un placer saber, que todavía existen majaras musicales que utilizan la guitarra eléctrica como una pieza absoluta del rock psicodélico. Según mi modo de ver, esto es auténtica psicodelia y no lo que nos quieren vender en muchas ocasiones como un estilo musical adulterado.


La formación de AcidoXodica es muy simple: Piero Ranalli toca el bajo, teclados y todas las guitarras del disco; Mr Fist apoyando con percusiones tanto físicas como electrónicas. Como ya hemos dicho, nos encontramos con un disco totalmente instrumental e improvisatorio. Los temas que nos encontramos aquí, son de estructuras simples y sirven como guías lineales para que discurra el sonido de la guitarra eléctrica en eternas subidas y bajadas. El estilo de Ranalli a las seis cuerdas es de gran calidad, solo para amantes de este tipo de música tan peculiar. Muy en la línea de Gary Ramon, por cierto. Empieza el disco con un extenso tema titulado "Ossesso". Donde a través de un ritmo como si de una tribu india se tratara, discurre el destructor sonido de la guitarra eléctrica. El uso de los teclados se torna aquí de modo ambiental, creando una extraña y densa atmósfera musical. En "Opporti A Me Non È Mai Troppo", nos encontramos un visceral e intenso corte de neo psicodelia expansiva. Con "Allunare Era Nulla", Ranalli vira hacia el sonido kraut rock en su lado más eléctrico. Tétricos e hipnóticos teclados y muchísima distorsión eléctrica. "A Valle Tra Masse Essa Martellava" caé a plomo como un mantra de sonido eléctrico. Psicodelia demencial no apta para todos los públicos. Vuelve el espíritu del kraut rock con la tremenda "É Corta E Atroce", gran tema. Con "Arte Tetra", nos encontramos con un espécimen extraño que roza a la vez, tanto el space rock como el jazz rock. Gran técnica la de Ranalli cuando deja de lado la distorsión y se vuelve más intimista. Termina este disco con "Eterni Attici Di Città In Rete", donde a ritmo de tropicalia viajamos a lomos de los fenomenales solos de la guitarra eléctrica. Muy buen disco, para fan absolutos de la primera época de Bevis Frond, Sun Dial y los desvaríos sonoros de Jose Carlos Sisto. Si te va, escuchar las peleas de gatos, este es tu disco.

 

Reseña de Germán Ramírez   

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre Unimother 27, aquí.