Warhorse

Warhorse

Vértigo (1970)

 

-----------------------------------------------------------

 

Cuando la primera formación de Deep Purple tuvo a su fin. Siempre se ha achacado la salida de Nick Simper y Rod Evans, a una falta de aceptación por parte de estos de los cambios de sonidos que estaban por venir. La senda musical en el grupo empezaba a hacerse más agresiva, y estos músicos tenían arraigo a no cambiar de registros, por lo que finalmente fueron sustituidos por Roger Glover y Ian Gillan. El tiempo demostró que fue una equivocación dejar escapar a estos dos músicos, ya que cada uno emergió bajo tremendos proyectos musicales como fueron Captain Beyond por parte de Evans y Warhorse por parte de Simper. En esta ocasión nos centramos en el periplo de Simper, con esta formación clásica de hard rock progresivo setentero.

 

Tras dejar Deep Purple, Simper conoce a dos músicos llamados Ged Peck y Mac Pool, quienes recientemente habían sido miembros del grupo de acompañamiento de Marsha Hunt. Hunt era una americana que emigró a Inglaterra, tras ser descubierta por un inglés en un club americano. Una historia al estilo de Jimi Hendrix, pero con mucho menos reconocimiento e impacto musical. Pues estos tres sujetos decidieron formar un grupo propio. Posteriormente Frank Wilson también se les unió en esta estupenda aventura. Wilson había sido miembro de una formación de sonido psicodélico llamada Velvet Fogg. Esta formación de Birminghan editó un fantástico disco en el año 1969 que es un clásico de culto. Aunque antes que Wilson, un tal Rick Wakeman iba a ser miembro fundador de este nuevo grupo, pero abandonó poco antes de que las bases estuvieran más asentadas para entrar en Yes. El nombre elegido para esta nueva formación fue Warhorse. Fueron fichados como una de las nuevas sensaciones de la discográfica Vértigo, y a comienzos de 1970 se editó un sencillo con dos temas. En la cara A una versión de Easybeats llamada “St Louis”, en la otra un tema propio llamado “No Chance”. Tras un cierto éxito de ventas con el sencillo, deciden entrar en el estudio para grabar más material. El resultado se tradujo en el primer álbum de Warhorse en la calle, editado a finales de 1970. El disco tuvo ediciones tanto en Australia, como Francia, pasando por Japón o Argentina. Comenzaron un tour de presentación por Inglaterra, donde acompañaron en el escenario a formaciones como Catapilla, Gentle Giant, Aardvark o U.F.O., entre muchos otros. Al finalizar esta gira, Peck deja el grupo para centrarse en su propia música, y también defraudado por el mundillo musical de la época. Como reemplazo entra Peter Parks, procedente del grupo llamado Felius Andromeda. Tras darse un tiempo para preparar nuevo material, entraron en los estudios De Lane para grabar un nuevo disco. Editado a comienzos de 1972, se llamó Red Sea. Pero fue un fracaso total de ventas y Vértigo no les renovó el contrato. Simper intentó plantear un nuevo contrato con otra discográfica, y parece que Warner Brothers llegó a interesarse por el grupo pero no firmaron nada en concreto. Así que el grupo se disolvió definitivamente en el año 1974. Aunque poco antes de romper, Poole dejó el grupo para entrar en Broken Glass. Este grupo con miembros consagrados como Stan Webb de Chicken Shack, Keef Hertley o Robbie Blunt, editaron en 1975 un tremendo disco homónimo que a día de hoy sigue siendo muy desconocido. Como reemplazo de Poole en Warhorse, entró el ex Legend llamado Barney James. Tras la separación de Warhorse, los miembros se diseminaron por varias corrientes musicales diferentes. Simper formó un nuevo grupo llamado Dynamite, y posteriormente Nick Simper’s Fandango. Estos últimos editaron dos discos a finales de los años setenta. También estuvo por aquel entonces en un intento de formar Quatermass II. Otros miembros del grupo acompañaron a Rick Wakeman en parte de su carrera en solitario. Otros formaron Dirty Looks a comienzos de los ochenta. Los discos de Warhorse han sido reeditados numerosas veces por discográficas como Repertoire, Akarma o Angel Air durante todos estos años.

 

La exacta formación que grabó el primer disco de Warhorse, estaba constituida por Nick Simper al bajo, Ged Peck a la guitarra, Mac Poole a la batería, Frank Wilson a los teclados y Ashley Holt a las voces. La música de este grupo era el prototipo perfecto de hard rock de la época: contundentes riffs, mucho órgano hammond y voces rudas acompañadas de coros agudos. Las comparaciones con Deep Purple, Leaf Hound o Uriah Heep, son definitivamente obligatorias. Y verdaderamente Warhorse no dejaron nunca del todo el sonido de la primera época de Deep Purple. Más bien continuaron esa senda, sin duda debido a Simper, llegando a ser en ciertos aspectos una imitación musical de los Purple primerizos. Pero el disco tiene un magnífico sonido, considerado en el mundillo todo un clásico de aquellos estilos. Y con algunos momentos de mucha dignidad musical que lo convierten en un disco obligatorio de cualquier colección. El disco comienza con “Vulture Blood”, donde tras una melancólica introducción al órgano, arremeten con un estupendo corte de heavy rock progresivo en la línea de The Atomic Rooster. Los registros de órgano son melódicamente muy clásicos, acompañados con un sonido de guitarra cercano a John DuCann. “No Chance” entra más si cabe en el sonido progresivo de los setenta. Con estructuras por momentos intrincadas y protagonismo total de la voz de Holt, se convierte en un medio tiempo melódico de gran intensidad sonora. En “Burning” dejan libre totalmente el sonido purpleiano, y aun siendo un fantástico corte de hard rock, es imposible no pensar en que estas ante una imitación del primerizo sonido de Deep Purple. Eso sí, como músicos no tienen parangón y la voz de Holt es sobrenatural. Finaliza la primera cara del disco con la versión de Easybeats, llamada “St. Louis”. Musicalmente endurecida, es un temazo absoluto de hard rock mordaz y directo. Con “Ritual” vuelven al sonido Purple de forma totalmente directa y sin concesiones, hasta el sonido de guitarra de Peck suena muy cercano al de Ritchie Blackmore. “Solitude” entran en una dinámica más pausada, dejándonos un corte con grandes dotes melódicas y sublimes momentos a los teclados. Para un servidor, uno de los mejores momentos de este álbum. Termina la cara B con “Woman Of The Devil”, que como se deja intuir por el título contiene uno de los cortes más oscuros y contundentes del disco. Puro heavy rock que marcaría la senda para la elaboración de su segundo disco y en la que se quitarían de encima todo el aura purpleiana de su sonido con un estilo mucho más propio. Las reediciones de Repertoire contienen numerosos temas extras con procedencia de demos y temas en directo que sorprenden por su calidad de sonido. Parte de estos temas extras, se reunirían también en un vinilo editado en 2018 titulado Doll House. En definitiva es un gran disco, favorito de muchos coleccionistas del género y que forma parte de un momento irrepetible para la música rock.  

 

Reseña de Germán Ramírez  

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Algunos datos biográficos, sacados de textos elaborados por Vernon Joynson y Chris Welch.