Wildwood

Plastic People

Frantic(2012) / Out-Sider(2017)

 

----------------------------------------------------------------

 

Guerssen merece estar entre los grandes editores del coleccionismo musical, a un nivel prácticamente mundial. No hay tienda especializada en rock, que no tenga una mayor o menor sección de vinilos editados bajo Guerssen, o por alguna de sus subsidiarias. El nivel de reediciones de rarezas y discos ya descatalogados por esta discográfica, es un imprescindible para alimentar el coleccionismo más especializado en aquella época dorada del rock. Como una de sus últimas novedades, tenemos un compendio en vinilo con los mejores temas de la extensa edición que sacó Frantic Récords allá por el 2012, de esta desconocida banda americana llamada Wildwood.


Wildwood se formaron a mediados de los años sesenta, en la zona de Stockton, California. Rodeados por un lado, de bandas que tocaban un rythm and blues acelerado y contundente, que fue el inicio del movimiento garagero. Y por otro, viviendo también una imperante y bastante activa escena folk, con todo tipo de personajes que intentaban abrirse paso en ese mundillo, que fue el germen para el movimiento hippie en la zona de California. Wildwood decidieron quedarse en el lado del rythm and blues salvaje, e iniciaron su andadura como formación de sonido garage en un principio. El sonido derivó hacia una mezcla de ese rock duro y cierta psicodelia prematura en la onda de The Doors o Iron Butterfly. Como eje central de esta formación, tenemos a Mark Ross. Este tuvo sus inicios musicales en una formación llamada The Coachmen. Siendo esta una banda multi racial con muchos miembros, la sección de vientos tenía una importancia más que evidente. Parece ser que a Ross, como a tantos otros, ver a The Beatles en el programa de Ed Sullivan le cambió las aspiraciones a un futuro a corto plazo. Así que decidió formar su propia banda de rock. Llamada The Mal-Ts, fue una formación principalmente de música garage. Esta editó un sencillo con los temas "Here To Stay" y "Stand Up Today", incluidos en el doble compacto editado por Frantic. Estas composiciones, a día de hoy, son pequeñas gemas garageras de la zona de California, teniendo cabida en numerosos recopilatorios. Después de varios cambios de formación, The Mal-Ts comenzó la transición hacia Wildwood. Entre las nuevas incorporaciones a la formación, se encontraba un tal Frank Colli. Este fue parte importante de la banda Frankie And The Fontells, teniendo una cierta reputación por la zona de Stockhon de busca líos y terrible frontman sobre el escenario. Al principio, The Mal-Ts se iban a llamar Zephyr Blue, pero cuando Max Weiss se fijó en ellos para formar parte de su nueva discográfica, les instó a cambiar el nombre por Wildwood. Esta discográfica se llamaba Fantasy. Cuando Weiss tuvo que vender Fantasy, formó dos nuevas discográficas, Magnum y Onyx. Wildwood fueron fichados por la primera, y comenzaron una serie de sesiones de grabación. Un single fue editado en 1968, con los temas "Plastic People" y "Swimming". Tras varias sesiones de grabación que no tuvieron un avance positivo para la edición de un disco, no fue hasta 1970 cuando editaron un segundo single con los temas "Free Ride" y "Wildwood County". Tras varias sesiones sin éxito, Wildwood decidieron dejar de intentarlo sobre 1972, siendo Ross el primero en tirar la toalla definitivamente. Hubo un intento de continuar sin él, pero no tuvo la suficiente canalización musical. De todas formas, Wildwood dejaron su pequeña huella en la historia con algún que otro tema emblemático y consiguieron tocar en algunos míticos sitios como The Matrix o el Fillmore Auditorium. Acompañaron en directo a formaciones como The Grateful Dead, Steve Miller Band o Stoneground, no todas las bandas pueden decir algo así.


La formación que gestó esta serie de grabaciones, estuvo compuesta de Mark Ross a los teclados, Tim Mora a la batería, Frank Colli a la voz solista/bajo y John Turner a un esplendida guitarra solista. Como hemos dicho anteriormente, Wildwood fueron comparados con The Doors en sus comienzos. Aunque algunas semejanzas se le pueden sacar, estos tenían un estilo más agresivo y con más groove en sus composiciones. Carecían del estilo más contemplativo y experimental de The Doors, abusando de una música más cercana a las pistas de baile. Con Music Machine si que tenían más puntos de unión, desde luego. Esta edición de Out-Sider es un recopilatorio del doble CD que editó Frantic, y siendo sincero con vosotros, es absolutamente acojonante. No da píe a bajar la guardia en todo el desarrollo del disco, funk y hard rock machacón con altas dosis de guitarra ácida, propia de finales de los sesenta. Una autentica maravilla para degustadores de este estilo. Temas como "Plastic People", "Free Ride", "Mr Wild Love" o "Swimming" son pequeños clásicos del underground, que merecen tener más cabida en todo el organigrama de la música que se elaboró a finales de los años sesenta. Los seis minutos y medio de "Steel Cathedrals" o "Choo Choo Thunder" merecen un tratamiento especial, tremendo derroches de hard rock psicodélico con órgano de sonido deslumbrante y duro sonido de guitarra eléctrica, imprescindible. Afortunadamente con ediciones así, poco a poco van a ir ocupando el lugar que se merecen. Os insto a que le dediquéis un lugar a este disco, porque puede ser una de las reediciones más interesantes de este 2017. ¡¡Bravo por Guerssen!!

 

Reseña por Germán Ramírez   

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Más información sobre Wildwood, aquí.

Algunos datos biográficos, sacados de un texto de Alec Palao.