Wonderland Band

Nº1

Polydor (1971) / Sireena (2015)

 

------------------------------------------------------------------

 

Si nos vamos a los orígenes de la música pop rock... Bueno no nos vayamos tan lejos, quedémonos a principio de los años sesenta y la creación/expansión de todo el movimiento beat de aquella época. No fueron The Beatles los únicos pioneros en todo esto. En Alemania por ejemplo, surgió una banda que aunque no llegaron tan alto como los escarabajos de Liverpool. Si que alcanzaron el suficiente éxito en su país y en muchos otros sitios del mundo, como para ser hoy en día un clásico de los años sesenta. Estamos hablando de The Rattles, y hoy elegimos a esta formación, centrándonos en una rareza que vincula a uno de sus miembros más destacados y reconocidos. Achim Reichel y la banda Wonderland Band.


La formación de The Rattles data de 1960 en Hamburgo, por lo que estamos hablando de unos auténticos pioneros en la música pop de los años sesenta. Allí militó un joven Achim Reichel como guitarra y vocalista, siendo este uno de los principales fundadores del grupo. En 1962, ganaron un importante concurso en el famoso Star Club como la mejor banda beat del momento. Un año después, inician una gira por Inglaterra acompañados por una prometedora banda llamada The Rolling Stones. Por aquel entonces, ellos llegaron a tocar en el Cavern Club de Liverpool, todo un acontecimiento de aquella época. A partir de aquí, empiezan a integrar las listas de éxitos tanto en Alemania como Inglaterra. Son éxitos modestos, pero comienzan a ir en aumento, ya que cada vez eran más populares. En 1963, es publicado un álbum debut, grabado en el mismo Star Club. Titulado Twist Im Star-Club Hamburg, fue editado por Philips. Esta grabación fue utilizada un año después, para un compartido junto a otra famosa banda beat, llamada The Searchers. También fueron utilizadas para editar algún que otro sencillo con cierto éxito. Volvieron a utilizar el Star Club tanto en 1964 como 1965 para grabar sus siguientes discos, llamados Twist-Time Im Star-Club Hamburg y Star-Club Show. Estos, tenían un alto número de versiones, siendo muy habitual en aquella época. Star-Club Show fue editado en España por la discográfica Fontana. En 1965, siendo ya una banda de éxito, deciden emular a The Beatles grabando una película musical. Todos iban a la zaga de The Beatles, amos y señores del mundo musical del momento. Este film se llamó Hurra Die Rattles Kommen!, lo que traducido al español sería: ¡Hurra, vienen los cascabeles!. Otra imitación con coletilla ininteligible en su título, al estilo de Hard's Day Night. Por supuesto, un disco fue editado de todo esto, donde parte de los temas fueron incluidos en la película. En 1966, re grabaron algunos éxitos para un nuevo disco titulado Rattles Greatest Hits "New Recording". Este fue el último disco donde colaboró Achim Reichel, ya que en 1967 tuvo que dejar el grupo para hacer el servicio militar obligatorio. Cuando Reichel dejó zanjado sus obligaciones con la patria, The Rattles tenían ya una nueva formación, así que lo único que le quedaba era iniciar un nuevo proyecto. Unió fuerzas con Frank Dostal, también ex miembro de The Rattles. Este se llamó Wonderland, y tuvieron su estreno con un sencillo editado en 1968, por Polydor. Contenía los temas "Poochy" y "Moscow". En aquel año, Dostal también colaboró en la composición de un tema llamado "LaLaLa", cantado por una tal Massiel. Una serie de sencillos fueron grabados por Wonderland, hasta principios de los años setenta. En 1971, cambiaron el nombre a Wonderland Band, y por aquella época solo quedaban Reichel y Dostal como miembros de la formación original. Polydor dio luz verde para la edición de un álbum. Este se llamó Nº1, y contenía la colaboración de un sin fin de músicos, incluyendo la orquesta llamada The James Last Orchestra. Este disco no transcendió en las listas, pero la carrera de estos dos músicos siguió adelante en años posteriores, colaborando uno con el otro en numerosas ocasiones. En 1973, se editó un recopilatorio de Wonderland que contenía todos los sencillos editados a finales de los sesenta. Años después, fue reeditado por Repertoire y SPV. De hecho, Repertoire reeditó todos los discos de The Rattles, pero este disco como Wonderland Band se quedó rezagado convirtiéndose en una rareza. En 2015, Sireena lo reedita de forma oficial en una edición digipack.


El estilo de este disco es prácticamente inclasificable y poco comercial, ya que ampliaron la paleta a todo tipo de estilos. Podríamos decir que es un disco de pop rock con tintes progresivos. Frank Dostal era el principal vocalista y Achim Reichel era el guitarra solista. Las colaboraciones son muy amplias según cada tema, y los cambios en bajo y batería era entre cuatro o cinco músicos diferentes. Grabado en los estudios Deutsche Grammophon, fue producido tanto por Dostal como Reichel. Comienza el disco con "Heya, Donna Laya", un blues rock animado y de letra ininteligible con algunos tremendos momentos de guitarra eléctrica. Sigue con "The Liberal John F. Baverstock", medio tiempo con momentos de balada, que comienza con una introducción orquestal y que es mantenida en todo el desarrollo de este corte. La voz de Dostal es profunda y enigmática, y puede recordar a Jim Morrison. "Heavy Rider" es uno de los grandes momentos de este disco con una composición muy interesante, ocho minutos de hard rock contundente y de ambiente seudo tribal. Imagina a una tribu india haciendo sus cánticos y bailes en la extensa pradera, verdaderamente bebe de eso en este tema. Termina la primera cara del disco con "I Make Music", composición pop con guitarra acústicas, que intenta dar un momento algo más comercial a este disco. Seguimos con "Country Clown", magnífica composición de folk rock progresivo bastante animada y bailable. "Unfaithful" es una extraña balada de sonido psicodélico, muy cercano al sonido inglés del estilo. Terminamos con una larga composición llamada "The Hill", donde exploran el sonido experimental y progresivo que ya intuimos en todo el disco. Diferenciado en varias partes, este pausado tema contiene un fantástico solo de bajo. Como rareza es interesante este disco, ya que prácticamente acabo perdido en el tiempo.



Reseña de Germán Ramírez  

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Para más información sobre esta edición, aquí.