Damnation Of Adam Bleesing

"Damnation To Salvation"

Akarma Récords (2000)

 

-----------------------------------------------------------------

 

Finales de los años noventa y principios del 2000 fue un boom sin precedentes para el negocio discográfico de las reediciones. Durante una década prácticamente, discográficas como Repertoire, EVA, Radioactive, Collectables, Sundazed o muchas otras, supieron darle salida a discos descatalogados que muy pocos se acordaban de ellos. Por supuesto, independientemente de si estas ediciones eran o no oficiales. Nunca vamos a entrar en el negocio en si, sino en el valor cultural de todo aquello. Todo esto se tradujo en un mercado emergente, aunque minoritario, de melómanos habidos de rarezas y una continuación para aquellos coleccionistas que han estado ahí toda la vida. Es verdad que no fue una gran época para el vinilo, el formato de moda era el compact disc, así que la mayoría de las ediciones iban por esa línea. En Italia, surgió una discográfica que fue durante una época en concreto una de las más punteras, tanto por contenido como por la presentación del formato. Akarma, filial de Comet Récords, durante unos años plasmó unas necesidades de reediciones que en la actualidad todavía cuesta encontrar, por mucho auge del vinilo que exista. Del contenido podríamos estar hablando horas, Listening, Gravy Train, Cressida, Morly Grey, Beacon Street Union, Utopia, Mariani, ediciones históricas como Round The Edge de Dark o la discografía completa de Toad. Entre todas esas ediciones, hoy vamos a quedarnos con una en especial para esta reseña. El Boxset titulado Damnation To Salvation, donde se recopilaron los tres primeros discos de la banda Damnation To Adam Bleesing.


Los orígenes de Damnation To Adam Bleesing están en Cleveland. Con la formación a mediados de los años sesenta de dos bandas de garage locales: Alarm Clocks y The Society. Alarm Clocks tuvieron sus inicios en el Parma High School. Formados como trío y en su haber la grabación de un solo single, con los temas "No Reason To Complain" y "Yeah" como antecedentes musicales. No tardaron en mutar hacia una nueva banda, The Purple Haze fue ampliando de trío a cuarteto, llegando en 1967 a quinteto. Esta formación no fue longeva, ya que se disolvieron al poco tiempo de su creación. Por otro lado, The Society intentaron abrirse paso en esa basta corriente de grupos emergentes. Versioneando a The Beatles o The Yardbirds en un principio, según la corriente evolucionaba su sonido también, con versiones de Cream o Vanilla Fudge. Pero no llegaron a escribir ninguna composición, así que no tardo mucho tiempo hasta que esta formación iniciara nuevos caminos con un nuevo destino, esto se tradujo en The Damnation Of Adam Bleesing. El mundo fue girando para que miembros tanto de The Society como The Purple Haze, que por aquel momento habían mutado hacia un nuevo trío llamado Dust, se unieran en este incipiente proyecto. Esta primeriza encarnación (y definitiva en el futuro) de The Damnation Of Adam Bleesing consistía en Bill Constable a las voces y asumiendo el papel de Adam Bleesing, Ray Benich al bajo, Bob Kalamasz a la guitarra solista, Jim Quinn a la segunda guitarra y Bill Schwark a la batería. Tras duras jornadas de ensayo e impresionados por el duro sonido de bandas como Blue Cheer, el sonido de esta formación se integró, a diferencia de otras, en el más puro hard rock. Tras varios conciertos primerizos, donde acompañaron a bandas de la zona como James Gang o grupos neoyorquinos como Bold. Fueron fichados por United Artists, el mismo Bill Szymczyk realizó la operación aunque posteriormente este se decantara por James Gang. Damnation grabaron su primer disco en los estudios Cleveland Recording. Como single inicial editaron la versión de "Morning Dew" a principios de los años setenta, consiguiendo un gran éxito local en Cleveland y en otras localidades. Esto se tradujo en giras y conciertos, algunos de ellos formando parte de la historia musical de Estados Unidos. La gira como teloneros de Grand Funk Railroad, o como participantes en el Cincinnati Pop Festival, donde compartieron cartel junto a Ten Years After, Mountain, Traffic o grupos de segunda linea como Third Power o Zephyr. Jim Quinn y Bob Kalamsz colaboraron como músicos de sesión en el disco Wild Butter, con algunas buenas aportaciones a la guitarra.

A finales de 1970 entraron en el estudio para una segunda gesta, titulado The Second Damnation, la banda demostraba toda su consistencia musical con un endurecimiento de su sonido. Fue un disco muy bien aceptado por la audiencia. A diferencia de su debut, The Second Damnation contenía solo composiciones propias donde colaboraban todos los miembros del grupo. Iban camino del éxito absoluto, pero ciertas desavenencias entre sus miembros y con la discográfica hicieron que Constable se alejara del grupo durante varios meses. Así que el grupo pasó a llamarse Damnation a secas. En 1971, debido al acuerdo discográfico con United Artists, tenían la obligación de grabar un nuevo álbum. Constable, alejado ya de la música, fue convencido para que formara parte de la grabación de este disco. El nombre del grupo se quedó como estaba, Damnation, aunque en los créditos Bill todavía utilizaba el alter ego de Adam Bleesing. Durante el tiempo que Bill Constable estuvo alejado de los escenarios, su hermano Ken Constable fue quien le sustituyo a las voces. Para la grabación de este tercer álbum estarían los dos presentes a las voces. Titulado Which Is The Justice, Which Is The Thief y con una portada realizada por Robert Lockart, diseñador que también realizaría portadas para The Steve Miller Band, Gandalf, Bloodrock, SRC entre muchos otros. Las fotos que se hicieron para la promoción, estuvieron envueltas en anécdota con cierto contenido violento. Ya que justo después de terminar la sesión de fotos en exteriores fueron agredidos por una banda callejera. Tras varias giras donde recabaron como teloneros de Uriah Heep entre otros, las desavenencias con la discográfica eran cada día más patentes. El mánager de Grand Funk y Bloodrock, Terry Knight, les ofreció cambiar United Artists por su discográfica propia, llamada Brown Bag Récords. El cambio de discográfica también se tradujo en cambio de nombre. Adiós, Damnation, bienvenido Glory. Pero ese acuerdo no cuajó, ya que Terry Knight temía tener problemas legales en el futuro con United Artists. Una subsidiaria de UA llamada Avalanche, se ofreció para editar el disco bajo el nombre de Glory. Editado en 1973, el disco homónimo de Glory fue indudablemente el cuarto álbum de Damnation Of Adam Blessing. Sin ningún tipo de reacción por parte de la prensa musical y en un estado claro de capa caída, la ruptura era inevitable. Después de Glory, otros proyectos fueron creados como Whiskey Britches, donde los hermanos Constable dieron rienda suelta al rock sureño estilo Lynyrd Skynyrd. Jim Quinn entró dentro del negocio de la música como mánager de varias formaciones. Otras bandas como Reign o Roller Band contaron con miembros de Damnation. Varias veces han sido, las que se han reunido algunos de sus miembros, aunque más como aniversario o algún momento en particular, que como algo serio.

El primer y homónimo disco de Damnation Of Adam Bleesing fue una gloriosa pieza de rock básico, con ciertos momentos de pop psicodélico. El comienzo con "Cookbook" no puede ser más pletórico, cuantos grupos darían el alma por un despegue de estas características. El disco incluía versiones de "Morning Dew", "You Don't Love Me" y "Last Train To Clarksville", esta última variando totalmente de la original de The Monkees. En temas como "Le' Voyage" u "Hold On", se les intuye su época más garagera. En "Strings And Things" o "Lonely" nos encontramos su aportación más melódica. En "Dreams" integran ese sonido pop tan típicamente años sesenta. Este disco fue un atisbo de lo que estaba por llegar con su segundo disco. The Second Damnation fue su obra absoluta, hard rock perfecto y contundente. Esta formación se convirtió en muy poco tiempo, en una maquinaria que desarrolló una música sin fisuras y donde todo encajaba a la perfección. Verdaderamente no variaron su sonido con respecto al primer disco, solamente lo pulieron. "No Way", "Death Of A Virgin", "Driver", la descomunales "Ba-Dup" o "Back To The River"... Es muy difícil decidirse por cual tema es mejor que el otro. Un disco a la altura de los más grandes. Estaba claro que con un disco como este, difícilmente podría ser igualado en el futuro por Damnation. Dieron lo máximo, y como es habitual eso se notó en los discos posteriores. Which Is The Justice, Which Is The Thief es un gran disco, pero fue una respuesta menos agresiva que su antecesor y en una época donde el hard rock estaba en alza, es casi cavar tu propia tumba. Más cercano al pop que al rock, y al lucimiento de Adam Blessing, en este disco utilizaron arreglos orquestales. Por supuesto, como hemos dicho es un fantástico disco. Y porque no, pisaron el freno con una música mucho más melódica con grandes temas, pero sin dejar el rock del todo. "Fingers On A Windnill", la espectacular y roquera "We Don't Need It", "Easy Come, Easy Go" con un aire a Stephens Still, la emocionante "Running Away", "Turned To Stone", donde incluso se lanzaban por la música tradicional. El rock básico lo encontramos en "Please Stay Mine", una espectacular balada como es "Sometimes I Feel Like I Just Can't Go On", Constable se sale de la media en este tema. "Leaving It Up To You" podría ser un descarte de su anterior disco, autentico temazo. Termina el disco con "Sweet Dream Lady", una balada donde culminan totalmente los arreglos orquestales. El hacer una reseña como esta, lo podríamos definir como un capricho, ya que estas cajas que sacó Akarma en su día están muy descatalogadas, pero existen otras ediciones de estos discos tanto en vinilo como en CD.

Algunos datos biográficos sacados del propio Booklet de esta edición, elaborados por Guglielmo Pizzinelli.

 

 

                                                                                                                                               Reseña de Germán Ramírez