De entre las bandas relacionadas con la psicodelia y el progresivo que surgieron en la década pasada, Cuzo es de las pocas supervivientes. Esta permanencia se ha materializado en seis discos, los cuales son el fruto de una constante evolución. Desde sus inicios, de sonidos mas contundentes, poco a poco su música se ha ido mezclando y matizando con multitud de influencias diferentes. Ahora han editado un nuevo LP, Ensalada Ovni, así que es una buena excusa para entrevistarlos y así cumplir una asignatura pendiente de esta web con unos de los grupos instrumentales más interesantes que hay en la actualidad. Os dejamos con las palabras de Jaume L. Pantaleón,  teclados y guitarra en Cuzo.

Acabáis de editar un nuevo disco: Ensalada Ovni. Este disco refleja la evolución que se veía venir tras vuestros discos más recientes. Partiendo del sonido más denso y potente de vuestros primeros trabajos hasta llegar a este último, el cual presenta un carácter más dinámico y rítmico, podríamos decir que más bailable. ¿Qué pensáis, en retrospectiva, sobre esta evolución de Cuzo desde sus inicios hasta Ensalada Ovni?

 

La evolución es lo más importante y estimulante en cualquier proyecto creativo, en mi caso por encima de cuestiones económicas. Si tocáramos por dinero ya lo habríamos dejado todo hace tiempo! Jajaj. Cuzo nos conocimos en un entorno muy Doom hace casi ya 10 años. Pep con Warchetype y yo con Lords of Bukkake. Compartimos local y giras y nació la inquietud de crear algo distinto muy tocada en mi caso por el Rock progresivo italiano en especial Goblin, Osanna y Area. Son 6 discos  de Cuzo ya (contando la impro con Damo Suzuki) en donde hemos ido vertiendo todas las  influencias que hemos ido  recogiendo a lo largo de estos años. La entrada de Fermín al bajo, el aficionado más grande del prog que he conocido (su colección de Akarmas en vinilo es inescrutable) y la fuerza con la que entró en nuestra vidas el Anatolian Rock fue decisiva para subir la afinación y el tempo de nuestra música. Cada año hemos ido descubriendo nuevas músicas y coincide que tiene mucho que ver tanto con la world music como con el hard rock (sonido Chicha, tropicalismo, Analog África etc…). Además en todos mis proyectos siento que hay que llevar las cosas más lejos y explorar lo que poca gente o nadie explora. Ese es el reto.  Las bandas de stoner rock o bandas que simplemente copian como  toda esta nueva psicodélia de grupos que calcan a Loop o a Spacemen 3  (a la sazón dos de mis grupos favoritos de todos los tiempos) está llegando a límites ridículos. Nosotros buscamos ir más allá dentro de nuestras posibilidades como músicos.  Y ciertamente el tema de la hipnosis y el baile nos atrae mucho. Ensalada ovni es la evolución natural. Un disco ecléctico con ecos a Morriconne, krautrock, electro cumbia, sonido laietà y ,como no, electro saz como exponente de la influencia turca. Lo que nosotros denominamos la psicodélica total!! ¿World hard rock? ¿Instro mundo? Jaja.

 

El sintetizador han ido ganando  terreno en vuestras composiciones como algo más que una fuente de atmósferas o meros efectos. En este último disco ya supone un elemento clave. ¿Qué pensáis que aporta este instrumento a vuestro sonido?

 

El sintetizador siempre ha estado muy presente en Cuzo desde el día 0. Mi primer analógico me lo llevé a Cuzo para crear líneas a lo Claudio Simonetti y a medida que he ido teniendo más control ha ganado terreno inevitablemente. "Plutonium" es un tema sin guitarra y suena fantástico. En Ensalada Ovni utilizo un Jen SX1000 Synthetone del 75 que le da un  toque de película  erótica europea que me fascina.  Personalmente estoy investigando fuertemente el terreno de la electrónica y es un mundo inacabable. Me encanta  el rollo 70 como Cluster, Conrad Schnitzler, Tangerine Dream, Mort Garsson o Bernard Fevre por citar unos pocos. Lo que comentábamos, ¡¡la música es interminable!!

 

Creo que la base rítmica también ha ganado mucha presencia y ha pasado a un primer plano, equilibrándose más aun respecto a la parte melódica, esto hace que vuestra música se mantenga muy directa aunque la parte psicodélica siga ahí.

 

En este disco tanto bajo como bateria han ganado fuerza y es por lo que hablábamos del toque bailable. Fermín está muy metido en música Africana y buscamos la catarsis mediante la repetición rítmica y el beat. Una influencia muy clara en este caso además de lo negro es el rock Alemán y su psicodélica fría y maquinal. Buscamos la hipnosis y la catarsis allí donde esté ¡¡A Cuzo se nos  ha llegado a llamar Rave rock porque nuestros conciertos están destinados a bailar!! Lo que ocurre es que nuestra querencia por el hard y Hendrix siempre estará ahí.

 

Otro factor a tener en cuenta en la evolución de vuestra música es la influencia de sonidos mediterráneos y cercanos al oriente medio (por ejemplo la música de Erkin Koray). También se detecta a veces un innegable aire latino…

 

Ya comentaba que Ersen, Koray, Baris Mancho, Cem Caraca, Derdiyoklar Iklisi o Bunalim nos cambiaron la vida. A nivel rítmico el Anatolian rock es inacabable (como gran parte del folk). Personalmente lo que me abrió la mente sin retorno fue la inclusión del electro saz. El sonido de los cuartos de tono me fascina absolutamente y adquirí como pude uno por eBay y lo utilizamos mucho. Muy interesante la analogía que hay entre música turca, griega, italiana y catalana. El mediterraneo. Claramente somos hijos de nuestro entorno y eso hay que defenderlo y dejar un poco de adoptar patrones sajones sin darle personalidad.  Es una música aglutinadora de estilos. Por eso también somos instrumentales, para borrar fronteras.

 

Quizás por esta mezcla de sonidos más electrónicos y ciertos aires exóticos que en la práctica se me antojan como sureños, algunos momentos de este disco me han hecho recordar un poco a Vericuetos, el LP instrumental de Gualberto editado en 1976. No sé qué pensaréis sobre esta comparación…

 

Desde luego el rock andaluz es máxima influencia. Triana, Smash o Goma son ejemplos de música que fusiona el rock (invento foráneo per excelencia) con elementos propios. Esa es la filosofía de Cuzo totalmente. Cualquier disco de Gualberto o las fusiones de Camarón, Morente o Manuel Molina nos parecen dignas de absoluto respeto y aprendizaje. Eso es creatividad. Para mi eso es la música. Recrear estilos es necesario para aprender a tocar y moverte con cierta soltura.

¡¡Todos hemos cantado en inglés y hemos hecho versiones, pero al final lo importante es crear algo propio. O al menos intentarlo!!!!

 

Me imagino que a la hora de montar los temas tiráis mucho de la improvisación, pero a la hora de ir al estudio, ¿Dejáis algo en manos de lo que surja o lleváis el material cerrado totalmente?

 

Toda creación surge de una improvisación. Siempre. En Cuzo (como en otros de mis proyectos) dejamos espacios en los que se pueda improvisar. En nuestro caso (como en la electrónica que a mí me gusta) la repetición es fundamental. Perdernos en las vueltas y luego volver al tema. Algo así como la danza sufí o el jazz... ¡¡Salvando distancias, claro!! Jajaj

 

Y en el caso de los directos ¿Hasta qué punto os gusta improvisar sobre los temas grabados?

 

El directo es lo más importante. Cada situación, cada público, cada  escenario, cada equipo de PA, cada técnico, cada promotor es distinto y cada  momento es distinto a otros que hayas vivido. Eso es lo que engancha en la vida de un grupo y en la música. Nuevas experiencias,  viajar y aprender. Por eso hacemos lo que hacemos, música  instrumental, extraña y hipnótica. Nos adaptamos a cada situación y eso te obliga a dar lo mejor de ti mismo cada vez. Eso tiene riesgo, puede salir muy bien o muy mal. Eso es fascinante. Y adictivo.

 

Jaume, ¿cómo llevas la combinación de sintes y guitarra en los directos? ¿Complicado?

 

Al principio me costaba un poco, combinarlo todo. Obviamente es cuestión de práctica, pero más porque toco de forma intuitiva, sin formación,  y por   hacerme un poco a las frecuencias de sintetizador y guitarra. Con el actual monofónico suena muy cálido. No tengo tanto filtro ni tanto ruido blanco ni tanto patch como mi primer Korg MS10 pero, como decía antes, suena mucho más compactado con el sonido de la banda. La cosa se complica porque en directo llevo, guitarra, electro saz, el sinte y una buena ristra de efectos.  Como soy hiperactivo (sij) pues ya me va bien estar por muchas cosas a la vez ¡¡Nunca me aburro!!!

 

¿Partís a veces de imágenes u otro tipo de referencias más literarias a la hora sacar ideas o siempre se trata de algo más abstracto y puramente musical?

 

Se parte desde muchos puntos de vista. Todo puede servir. Con 12twelve componiamos más a partir de alguna imagen o incluso algún título.  Con Cuzo es más espontáneo. Pero toda fuente de creatividad es bienvenida. De hecho experimentar, llegar más allá, buscar los límites es lo más estimuante de todo. Vuelta a empezar siempre sin dar nada por sabido.

 

Respecto al cine,  ya desde vuestros primeros discos se tiene a veces la sensación de estar oyendo una banda sonora, de hecho la música del cine de terror de los 60 y 70 o el de ciencia ficción de serie B siempre ha sido una constante cuando habláis de algunas de vuestras influencias. De hecho, Jaume, tú llegaste colaborar con el festival Livesoundtracks poniendo música a La noche de los muertos vivientes ¿No es así?

 

El cine es casi la base de todo. La relación imagen y música y/o sonido es mágica. El ritmo, la atmósfera, la tensión, la velocidad… Va unido inevitablemente.  La música instrumental inicialmente se me antojó como una banda sonora. La banda sonora del momento, la situación o lo que sea. Ya he comentado que Cuzo casi nació como una banda homenaje a Goblin. Tal fué el impacto que tuvo en mi  la música de Profondo Rosso. Jazz rock dislocado con sintetizadores sobredimensionados y ritmos increíbles. Me voló la cabeza. De esos momentos en que cambia tu vida.  Algo similar ocurrrió después con John Carpenter y su particular universo. Me impactó tanto que comencé a adentrarme en el mundo de la electrónica de sintes analògicos y el minimalismo (he sido un obseso del grupo finlandés Pan Sonic desde hace años). Eso me ha llevado a colaborar en el precioso proyecto Livesoundtracks que trabaja  conciertos donde se pone música en directo a películas o video arte. Ya he realizado un par de festivales y seguimos en ello.  Todo ello me ha permitido desarrollar otra  faceta que comenzó indudablemente en Cuzo y el primer monofónico que adquirí. Otro mundo, casi un viaje interior. Estoy muy interesado en la hipnosis y el poder de alterar la consciencia con todo este tipo de música que busca algo más allá que enganchar al oyente con melodía fàcil  y punto. En eso entra el jazz, la electrónica, la psicodélia, la improvisación, la contemporánea, el progresivo o como quieras llamarlo.

 

A ver si alguien se anima y os encarga una banda sonora para un peli, ¿Pensáis que estáis preparados para ello? Aunque viendo el panorama del cine (del género que sea) en este país creo que lo tenéis crudo…

 

Bueno. Grabar un disco de Rock no es tan caro como hace 20 años pero sigue siéndolo si quieres un nivel profesional. Es dificil que alguién sufrague eso. Pero si sale la ocasión será un gustazo grabar una banda sonora  con Cuzo desde luego. Y estamos más que preparados, nos encantaría  Para mi ahora es más facil grabar cosas  en solitario con mi cara  más electrónica  y estoy en ello ahora mismo sí. Habrán noticias en 2017.

 

 

¿Qué importancia dais a los títulos de los temas? ¿Hasta qué punto pensáis que puede condicionar el título para la escucha de un tema instrumental? ¿Podéis hablarnos un poco del porqué de algunos de los títulos de este último disco?

 

Los títulos son básicos sin duda alguna. Por ejemplo “Il dio Serpente”,  título sacado de una  muy buena película erótica de Piero Vivarelli de 1970, es como la canción más Morriconesca que hemos compuesto nunca. Es evocadora y rítmica a la vez. Claramente al crear este tema queríamos transportarnos a esa atmósfera. No sé que vino antes si el título o la pieza  pero creo que la idea era hacer un tema de peli erótica. Otras veces son bromas internas como “Good for bussines”,  vistazo irónico a un comentario   que nos llamaba mucho la atención de un ex jefe de Fermín. Una frase que le quedaba bién a un tema Krautie y de final apoteósico. Y así le llamamos.  El título ya te da una imagen, un ambiente, evoca una situación. Como en un libro, cómic, película o cualquier cosa.  “Plutonium“ es la pieza más electrónica y alemana. Sin guitarras. Viene de una discoteca ocupada  muy cerca de Munich en la que tocamos una noche surrealista. Los ravers nos trataron increiblemente bien.  Fué una gran experiencia y quisimos dar ese título. “Todo ha terminado” es un tema influenciado por la cumbia beat o sonido Chicha. El título es una alusión al drama  y al carácter latino. Y un tema muy bailable y progresivo. “Noches de sol” son las noches en que nunca llega a anochecer en los polos. En Reikiavik viví una y quise utilizar ese tìtulo para el tema más africano de nuestro repertorio. Además de la película ochentera del bailarín ruso. Todo lleva a todo. Todo se conecta en nuestros mundos.

 

Contadnos sobre la parte visual de este disco, obra de The Braves Church. Según he leído habrá una edición limitada en que cada ejemplar será de un color distinto.

 

Bueno Juan, el diseñador tras The brave Church y el sello The braves records nos robó el corazón con su diseño. Fué mágica la conexión.  Nos mostraron  cosas suyas y de inmediato vimos claro que queríamos que lo hiciera él. El resultado es apabullante.  Nuestra manera de hacer  con el artwork es muy clara. El diseñador escucha el disco y compone la portada con la sensación que le ha dado éste. Eso puede ser arriesgado, pero si sale bien pueden pasar milagros como este  grandísima trabajo que ha realizado Juan. Es genial cuando conectas tanto con alguién. Es de esas cosas que te hacen continuar para siempre y lo que, en definitiva, se busca con los temas creativos. Y sí, ¡hay vinilos verde mármol, azules y rojos!

 

Desde el momento en que empezasteis hasta ahora la escena en el estado español de grupos más o menos afines a vuestra música ha cambiado mucho ¿Cómo veis el momento actual para los grupos que se muevan entre el progresivo, la psicodelia y el rock experimental en general?

 

Pues realmente la escena nacional está mucho más sana de lo que merece este desagradecido país. Cró!, Zá, Giganto, Diola,  Trono de sangre, Bilgrasky, Doble Capa, Atavismo, Phonocaptors, Mojama saz, Gentemayor, Reptilian mambo, Una bèstia incontrolable,  Siesta... Si te paras a pensar salen un montón de bandas sin reconocimiento masivo, pero de una calidad absoluta. Todo llegará. Todas éstos proyectos para mí tienen algo de progresivo  si entiendes ese concepto como crear tu propia mundo, beber de cuantas fuentes posibles y hacer conciertos en los que lo das todo.  ¡Experimentar? ¡¡¡Siempre!!!

 

Ensalada Ovni ha sido editado a través de una colaboración de varios sellos, algo cada vez más normal en el panorama musical. ¿De qué manera favorece o repercute negativamente en los músicos este tipo de edición múltiple?

 

La cuestión es que como no ganamos nadie dinero con ésto  va todo muy lento. Y es una pena porque en dfinitiva el público también se pierde propuestas y la industria se hunde, la ausencia de relevo generacional y el drama etc… Hoy dia no queda más remedio que unir fuerzas para editar discos. Es lento coordinarlo todo pero al final se crea una gran familia y eso es muy bonito. En mi caso particular intento olvidarme de la que está cayendo ahí fuera y centrarme en componer y tocar todos los conciertos posibles. Para mí esa es la manera de ver el mundo y de vivir la vida. Y haré todo lo posible porque dure.

 

Ya habéis salido algunas veces a girar por el extranjero, ¿Tenéis planeado repetir la experiencia para promocionar este nuevo disco?

 

Uno de los sellos que han apostado por nosotros es Sunhair Music de Alemania.  Y estamos preparando una gira a final de noviembre por Alemania, Italia y Rep. Checa. ¡¡La idea es viajar cuanto más lejos mejor!!  En Europa es dificil entrar desde nuestro exigüo y corrupto país pero hay  un público muy receptivo y agradecido.

 

Pues eso es todo, muchas gracias por la atención mentes de ácido. ¿Algo más que os gustara añadir?

 

Teníamos muchas ganas de hablar con vosotros. Muuuuchas gracias. No queremos olvidar el gran esfuerzo de Alex Nooirax, el partícipe de todo este sueño y el verdadero héroe de Ensalada Ovni. Gracias hermano!!

 

Entrevista de Antonio Ramírez

 

Más información sobre Cuzo en su FACEBOOK