Ya con su cuarto trabajo en la calle, PYLAR se ha erigido como una de las bandas españolas más interesantes del panorama actual. Pese a lo arriesgado de su propuesta, esta formación parece haber encontrado su lugar, aglutinando una discreta pero cada vez más ascendente logia de seguidores. Su música y su puesta en escena, su estética, su temática, todo escapa a una clasificación demasiado estricta: metal, experimentalismo, rock progresivo, misticismo, magia, antropología, teatro, mitología... todo ello pasado por el filtro de un sutil sentido del humor e irreverencia que hace que este grupo sea un poco peligroso a la hora de ser abordado. Precisamente por ello se hace difícil plantearse una entrevista con PYLAR. Queríamos saber más sobre su nuevo disco, los cambios en la formación y otras cosas... Pero, ¿A quien lanzar las preguntas? ¿A la máscara o al individuo que se oculta detrás? Quizás la clave esté en asumir el juego y entrar en una lógica diferente a la del mundo llamado cotidiano. Os dejamos con sus palabras...


Siempre os centráis en mitos ancestrales, la magia, culturas misteriosas y legendarias, etc., En una sociedad tan tecnológica y pragmatísta como la actual os podrían acusar de escapistas o de miticadores de una edad de oro que nunca existió. ¿Qué pensáis sobre esto?

 

Lengua de Carpa: No veo el escapismo. Nuestra obra trata de temas muy actuales de una importancia de primer orden. En definitiva, hablamos de otras formas de construir la realidad a las que nos imponen casi desde el nacimiento para perpetuar un sistema que nos parece absurdo y contradictorio. PYLAR trata de dar herramientas y promover el cambio del plano temporal en que muchas veces estamos aprisionados.

 

Siempre digo que PYLAR es el grupo político reivindicativo definitivo. No hay nada más profundo que hacer proselitismo de una visión alternativa del tiempo. La raíz del monoteísmo, del sistema estatal, del capitalismo y del progreso -que viene a ser todo lo mismo-, es la concepción lineal del tiempo. El ataque más certero que se pueda hacer contra estas estructuras sacras es curvar el tiempo lineal y convertirlo en circular. La concepción circular del tiempo existió, existe y siempre existirá para los humanos. PYLAR solo la reivindica y la muestra a la consciencia de los que se acercan a nosotros.

 

Aceptando que esa puerta al tiempo circular del que hablas pudiera tener un significado político: ¿Cuál consideras que debería ser el siguiente paso? ¿Cómo proceder desde algo que en la práctica resulta una experiencia tan personal e interior para quizás alcanzar algo de cariz más colectivo?

 

Lengua de Carpa: Me parece que el siguiente paso lo tienen que dar los demás, los que se acerquen a nuestra propuesta. Más allá de mostrar otras realidades no creo que debamos hacer nada. No queremos obligar o convencer, solo mostrar. No podemos dar todo masticado, es necesario un viaje individual/colectivo para que la experiencia tenga sentido, si no sería un producto más de consumo y nos veríamos atrapados en una lógica que queremos evitar. Nosotros mostramos un portal, tú decides si tomas ese camino o no. Se requiere de voluntad propia.

 

Bar-Gal: Es imposible volver a curvar el tiempo mientras existan los constructos citados arriba. Pero que el camino sea difícil no significa que no debamos recorrerlo. Ya hemos empezado. PYLAR vuelve a poner frente a todos conceptos olvidados o malentendidos como el tiempo circular, regido por la Diosa-Idea Ouróboros, el matriarcado o la importancia de volver a entender y utilizar el lenguaje simbólico. Todo ello nos lleva a una manera más rica y efectiva de encarar la realidad y de poder enfrentarnos al terror cósmico.

 

No hace mucho reseñé vuestra casete “La gran Obra” y ahí comenté que vuestra música me parece como un juego poético que solo funciona plenamente con la complicidad del oyente. ¿Lo veis vosotros así?

 

Lengua de Carpa: Puede que esa crítica sea la más certera que se haya hecho sobre nuestra obra. Quería darte la enhorabuena. Lo que planteas es en parte cierto. Habría que acotar bien qué es eso de la “complicidad del oyente”, pero sí, soy de la opinión de que todo acto poético requiere de un juego de intenciones entre el emisor de la carga simbólica –en este caso PYLAR- y el receptor de esta -en este caso el oyente-. Sin este juego no hay lugar para lo poético. Y entendamos acto poético/mágico como el resultado de cambiar la realidad a través del uso de los símbolos.

 

Vuestras actuaciones están enfocadas de una forma muy teatral, muy atmosférica y visual. ¿Qué importancia concedéis a la puesta en escena? ¿Hasta qué punto es algo improvisado según el humor del momento o realmente complementa de forma consciente el contenido conceptual de vuestros discos?

 

Lengua de Carpa: Damos importancia al aspecto visual, al sonoro, al olfativo, al táctil,… a todo lo sensorial que pueda utilizarse simbólicamente. Nuestra performance simbólica es holística, sin separaciones. El texto, el baile, los sonidos, los colores, etc. Nuestra intención es fundir la novela, el disco, la danza, el teatro, la pintura, todo. La separación del arte en disciplinas no es más que el resultado de un largo y refinado proceso de los sistemas estatales para controlar y poder manejar la magia de los símbolos, de tenerla adocenada. La magia más poderosa es la holística que no entiende de separaciones en compartimentos.

 

Esto no interesa a estructuras políticas como las estatales que basan su éxito y pervivencia en sistemas comunales de fe muy concretos y definidos. La magia holística resquebraja estos sistemas de fe. Así que el arte/magia se separa en disciplinas falsas.

 

Entonces imagino que estaréis muy interesados en la obra de Alan Moore, uno de los autores actuales más preocupados por señalar la importancia de la Magia y su relación con el arte en todas sus variantes. No solo por sus tebeos, ahí tenemos sus conciertos/obras de teatro/lecturas poéticas, bastante afines a lo que hacéis vosotros.

 

Bar-Gal: Alan Moore es una importante fuente de conocimiento e inspiración para nosotros. Es una de las mentes más preclaras de la era actual, un auténtico chamán. Nos ha enseñado mucho con sus obras y con las fuentes que maneja para crearlas: psicogeografía, la relación entre el arte y la magia, o entre la magia y la anarquía en contraposición a la religión y el fascismo.

 

Lengua de Carpa: Claro, lo que Alan Moore hace es equiparar magia y arte. La magia y el arte son lo mismo, el manejo de símbolos para cambiar la realidad. En nuestra vida diaria siempre manejamos una estructura simbólica predeterminada ya aprendida de manera rutinaria. Esto hace que construyamos una realidad fija y que parece inamovible. El arte/magia manipula los símbolos para cambiar nuestra realidad ordinaria. Si no consigue eso ni es arte ni es magia. Poner un disco de Hendrix es un acto mágico, ya que sus sonidos cambian la realidad del oyente. De ahí que Alan Moore o Julian Cope equiparen el artista al chamán o al mago.

 

¿Habéis concebido ya algo para vuestras actuaciones centradas en Pyedra?

 

Bar-Gal: Estarán presentes varias piedras sagradas que se hayan junto a nosotros en este momento y de cuya procedencia no podemos hablar. La improvisación entra en juego siempre aunque tenemos muy en cuenta la psicogeografía. Dependiendo del lugar donde toquemos adaptamos ciertos elementos de nuestra puesta en escena. Intentamos disolver lo visual en lo sonoro, unificar la realidad y no fragmentarla.

 

¿Se me ocurre que quizás sería interesante dar cabida al público de alguna manera? Me refiero a romper la dinámica convencional de espectador/espectáculo e ir un paso más en la complicidad con el oyente. No sé qué pensaréis de esto.

 

Bar-Gal: Todos nuestros artefactos están pensados para que el que interactúa con ellos juegue un papel protagonista, no pasivo. Desde nuestros discos, que muestran claves para traspasar el umbral de la existencia a través de la relación entre lo visto y lo oído hasta nuestro conciertos donde el ritual siempre está presente.

 

Lengua de Carpa: Te respondí más arriba a esto. El siguiente paso lo tiene que dar el público, y así dejar de serlo. Nosotros no podemos obligar o convencer, ese es un camino que tiene que recorrer el individuo. Si no recorres ese camino, si no traspasas el portal seguirás en el mismo sitio, seguirás siendo un público que va a ver un espectáculo, nunca serás un partícipe en una actividad mágica.

 

Bar-Gal, respecto a lo que comentas de la psicogeografía, es interesante que en vuestros discos (también en vuestros videos) soléis buscar inspiración en lugares que se encuentran en vuestra zona (Andalucía), examinando el pasado prehistórico y mítico sureño. En el caso de Pyedra con una mención directa a Menga (Antequera). ¿Qué me podéis comentar de esto?

 

Bar-Gal: Desligar tus acciones de tu entorno es un mero artificio típico del mundo vacío en que vivimos. La mundialización de los rasgos culturales que nos impone el imperio dominante y que destruye la inmensa riqueza de cada cultura es una auténtica desgracia.

 

Nosotros tenemos la suerte de vivir en una tierra con numerosos e importantes lugares de poder. Los visitamos y volvemos a despertar las fuerzas que yacen dormidas a través de la vibración del sonido. Antes las ideas no se transmitían a través del lenguaje sino que se bailaban y se cantaban. La inspiración ha sido inmensa. Menga es uno de los templos más antiguos del mundo. Penetrar en él, oír el susurro de las piedras, salir renacido... Allí me fue revelado el arcano que traducía a sonido la estructura arquitectónica del templo y que es la base del primer tema del disco. ¡Cómo ignorar esas poderosas fuerzas que nos llaman!

 

Pregunta para LenguaDeCarpa: ¿Te has basado en alguna tradición cultural concreta para tu forma de cantar o sencillamente exploras libremente las posibilidades de tus cuerdas vocales? ¿Cuáles son las diferencias entre poner la voz en Pylar en comparación con otros proyectos musicales en los que andas implicado?

 

Lengua de Carpa: Tanto yo como todos los implicados en PYLAR damos expresión a entes que nos poseen. El acto de posesión no tiene nada que ver con ninguna decisión que tomemos sino con la invocación. El acto de invocar es lo importante en PYLAR. Esa es la diferencia con las actividades artísticas ajenas a PYLAR, donde ya sí puede existir la exploración de otras tradiciones.

 

Pyedra sale al mercado muy pocos meses después de “La gran Obra”. Para ser un grupo “minoritario” es interesante que no os faltan oportunidades de editar discos gracias al apoyo de discográficas, algo que no pueden decir muchos grupos bastante más “normales”.

 

Lengua de Carpa: Lo de “grupo minoritario” tiene sentido desde una concepción lineal del tiempo. Como nuestra estructura mental la intentamos moldear en el círculo, tenemos en cuenta un alcance de nuestra obra que se ajusta más a lo mayoritario.

 

Contáis con un nuevo miembro, Lingua Alaudae, el cual ha aportado su violín y mandolina al sonido de Pylar. ¿De qué manera pensáis que ha influido esta incorporación en el sonido global de vuestro grupo?

 

Bar-Gal: Lingua Alaudae es maestro iniciado en ciencias arcanas y es capaz de transmutar su violín en cualquier cosa que puedas imaginar. Las texturas se han hecho más complejas y variadas y ahora tenemos a dos instrumentos melódicos (trompa y violín) batallando y complementándose encima del caos informe y primordial que suena debajo. La verdad es que el sonido del grupo ha ascendido a un nuevo nivel. En PYEDRA el violín y la mandolina han creado las gritas que necesitábamos, los rayos que caen del cielo hechos piedra para deshacer la realidad.

 

Pregunta para Lingua Alaudae: ¿Cómo has vivido tu participación en Pyedra y qué piensas del resultado?

 

Lingua Alaudae: Todo empezó cuando volví de tierras etruscas, tras un periodo que me centré en la exploración de conocimientos escritos y humanos; pero dejé bastante de lado mis instrumentos musicales. Mi deseo era volver a tocar mis instrumentos, recuperarlos e indagar más en sus posibilidades áuricas, más allá del academicismo o los convencionalismos. Tuve la suerte de encontrarme con Bar-Gal y me invitó a formar parte de PYLAR, para iniciar un nuevo proceso alquímico entre el sonido, el espacio, el tiempo y la materia. Aquel encuentro fue en la víspera del Día de los Antiguos Espíritus del año pasado, el mismo día en que va a salir nuestro nuevo artefacto PYEDRA, por lo que esta grabación significa un primer ciclo en este viaje apasionante dentro de la experiencia sonora. Me considero un privilegiado al poder participar y compartir conocimientos y creaciones con estos maestros de artes arcanas y áuricas, y mi exploración en las posibilidades sonoras de mis instrumentos están dando (y darán) frutos realmente satisfactorios.

 

Quisiera destacar el carácter monumental que habéis conseguido en este nuevo disco. La contundencia, por ejemplo, de un tema como Meteoros es algo que se siente muy físicamente, algo en lo que tiene que ver mucho la labor de la base rítmica. Gamaheo, quizás tu parte sea la más directamente relacionado con la temática del disco, pues tu batería suena a granito verdaderamente. ¿Qué piensas sobre ello?

 

Gamaheo: Desde el principio tuvimos claro de lo que queríamos hablar en este disco y se le quiso dar importancia a las baterías intentando hacerlas sonar sencillas y potentes, exceptuando en el tema "Menhir", que es una textura difusa, en los demás ritmos van pegadas a la guitarra sin grandes cambios de patrón ni dinámicas.

 

En el estudio se grabó en una sala grande con techos muy altos y se buscó un sonido natural sin grandes alteraciones respecto a lo que llegaba por los micros.

 

En cuanto a la batería... los toms estaban afinados muy graves, platos grandes y todo esto tocado con unas baquetas 2B del revés, luego cada día que pasaba subíamos un poquito más la batería en la mezcla.

 

También me gustaría que nos hablaras de tu labor en la parte visual del grupo. Esta nueva cubierta tiene mucha fuerza.

 

Gamaheo: No me considero un ilustrador, soy más bien un dibujante con trabajos que terminan en alguna portada pero en el caso del PYEDRA así como en el HE VENYDO son portadas bastantes descriptivas. Principalmente habla sobre los increíbles viajes que tenían que hacer esos inmensos monolitos y la huella que dejaban tanto en su origen como en su destino y de la convicción necesaria para llevar a cabo ese esfuerzo.

 

El resultado ha quedado bastante completo, todas las partes del diseño se relacionan entre sí y ayudan a darle sentido al disco. Quiero destacar y agradecer el gran trabajo en el interior del Señor Gómez & Srta. Swallow.

 

Teniendo en cuenta que permanentemente giráis alrededor de unas tradiciones muy antiguas y en numerosos casos altamente codificadas por exégetas y estudiosos que han ido creando unas posiciones que podríamos considerar ortodoxas, ¿Hasta qué punto os permitís innovar tomando ese punto de partida? ¿O precisamente el margen de misterio que las rodea os da libertad para aplicar libremente vuestra imaginación?

 

Bar-Gal: La imaginación (madre de dioses) es la herramienta más poderosa que posee el ser humano. La imaginación, guiada por la intuición y la locura, es el único camino para llegar allí donde la razón o las ciencias no pueden hacerlo. Spengler ya demostró a todos los estudiosos de cualquier ámbito cuán erróneos eran sus esfuerzos por codificar la realidad. Es imposible entender las tradiciones antiguas utilizando las herramientas ultraespecializadas, racionales y sistemáticas de los academicistas actuales. Ellos, que ignoran la más antigua de las lenguas, el lenguaje de los símbolos, no entienden que el lenguaje del mito es poéticamente exacto.

 

Lengua de Carpa: En tu pregunta hay implícita una dicotomía que creo es falsa. Voy a intentar disolver ese dualismo que planteas.

 

La imaginación es el camino correcto para acceder a tradiciones y saberes del pasado a los que jamás se llegaría si nos limitásemos al uso de herramientas racionales como la historiografía, la arqueología o la sociología. Si no has estado en una ceremonia prehistórica la disciplina académica de la Historia no te permite recrearla. La imaginación, sí. El uso de la imaginación es el camino ortodoxo para acceder a esta información, pero utilizar la imaginación es lo mismo que la continua innovación. Por tanto no hay contradicción en lo que planteas.

 

¿Puede entenderse el grupo Pylar en sí mismo, con todo el misterio que le rodea y la apertura de interpretaciones que provoca, como el intento de crear un nuevo mito?

 

Bar-Gal: Por supuesto. Nuestra cultura está falta de nuevos mitos. Las artes siguen siendo la única fuente para crearlos. Pero muchos de los artistas actuales niegan esa relación, lo que expresa claramente cuánto desconocen de los orígenes de las fuerzas que manejan. Es un despropósito. Nosotros usamos el lenguaje del mito porque el lenguaje del mito es poéticamente exacto. La realidad es una ficción, una cáscara vacía, un espejo que no refleja nada. El mito te permite acceder al espacio y al tiempo sagrados, allí donde la Madre nos espera...

 

Lengua de Carpa: No lo percibo así. No alcanzo a entrever que nuevo mito podemos estar creando. Es cierto que utilizamos la lógica del mito, en contraposición a la de la razón, para hacer llegar nuestra información. Pero no veo que estemos creando nada nuevo, y mucho menos una nueva mitología, si es a eso a lo que te refieres.

 

Pues me refería más o menos a lo que ha respondido Bar-Gal. Respecto a vuestro nuevo disco, tratáis de la relación sacralizada entre el ser humano llamado "primitivo" y la piedra (menhires, megalitos, meteoros, dólmenes), toda una reivindicación en una época como la ectual en que nuestra relación con el mundo es cada vez más virtual y mediatizada.

 

Bar-Gal: La piedra es el símbolo primario de las culturas megalíticas y desde entonces ha ejercido una influencia poderosísima en las culturas posteriores, si nos expresamos usando el tiempo lineal. La piedra ha sido el umbral que había que cruzar para trascender la existencia, el soporte y el material de los templos y tumbas, la manera de vencer el terror cósmico a traves de la invocación de lo numinoso que yace en la esencia de las cosas. Hemos querido evocar el poder de la piedra, hacerlas vibrar para que nos desvelaran los arcanos ocultos tras la última frontera.

 

Lengua de Carpa: El ser humano es el ser humano, no existe el primitivismo. Eso es una invención de los sistemas basados en una concepción del tiempo lineal. La idea de progreso necesita que exista un ser humano primitivo, sino se desmorona.

 

Los sistemas estatales promueven un tipo de socialización muy pobre y reducida. Alguien inmerso en un sistema estatal solo se socializa con otros humanos vivos. Alguien ajeno a un sistema estatal se socializa con humanos vivos, humanos muertos, animales, plantas, vientos, montañas, ríos, mares, seres de otros planos,… y piedras. La sociedad de esas culturas no estatales es mucho más rica, amplia y compleja. No hay comparación.

 

Esta obra de PYLAR profundiza en la socialización con la piedra.

 

Cada vez tenéis más presente la obra de H.P. Lovecraft a la hora de buscar inspiración para Pylar. ¿Qué os aporta la obra de este escritor y qué relación tiene con lo que habéis hecho hasta el momento?

 

Bar-Gal: Es fácil criticar a Lovecraft tanto como persona o como literato, pero a nosotros siempre nos han fascinado sus relatos y poemas. Es muy interesante analizar el papel que juegan en sus escritos el mar y sus criaturas, el mundo onírico, lo femenino y por supuesto, su originalísima manera de concebir el Terror Cósmico. Imaginarnos a Lovecraft leyendo La Decadencia de Occidente de Spengler es algo que nos ha obsesionado mucho tiempo...

 

Ya en nuestro primer disco, Poderoso se alza en My, Lovecraft estuvo presente. Utilizamos el Necronomicon y LenguaDeCarpa invocó en aklo a los primordiales. En PYLAR nos gusta establecer nexos entre las distintas artes para no fragmentar la realidad. Así, los primeros párrafos de los relatos de Lovecraft (como los de Borges), que están pensados como umbrales, tienen un poder tan enorme que inspiran los comienzos de muchas de nuestras canciones. También la manera en que tenía de describir la atmósfera sonora te hace perder la razón. Y por supuesto, sus exhuberantes y espléndidas descripciones arquitectónicas... ¡Quién no quiere aspirar a levantar sus equivalentes templos sónicos!

 

¿Podéis adelantarnos algo de vuestros próximos proyectos?

 

Bar-Gal: Durante el próximo año compaginaremos la presentación de PYEDRA en directo por Iberia con la preparación del 4º disco de PYLAR. Será un deslumbrante viaje inspirado en la cosmogonía neolítica donde desataremos fuerzas de un poder inasumible para los habitantes del Tiempo Lineal.

 

Muchas gracias por atender a nuestra web ¿Algo que os gustara añadir?

 

Lengua de Carpa: La manera más efectiva, casi que la única, de realizar magia es controlar la velocidad vital. Si quieres hacer magia y ver cómo toda la realidad cambia, comienza a hacer las cosas lo más despacio que puedas. Hazlo todo lento y el espacio y el tiempo a tu alrededor cambiaran. Ralentiza tu vida, no dejes que impongan la velocidad a tu vida. Ralentizate y empezarás a percibir cosas alucinantes. En el contexto actual, si no hay desaceleración no hay magia, no hay control de la realidad.

 

Entrevista de Antonio Ramírez

 

Más información sobre Pylar en su bandcamp